Un repaso a los delitos más frecuentes en la web

Artículo realizado por Noelia García Noguera, Abogada en Abogados Portaley, editores de la revista legal DelitosInformaticos.com

Se calcula que, a nivel mundial, más de un millón de personas son víctimas cada día de un delito informático. Lamentablemente, este tipo de delitos van en aumento, siendo los mas frecuentes los casos de fraude en Internet, denuncias por hackeo de perfiles de usuarios y correos electrónicos, (según la Comisión Europea, cada día se bloquean unas 600.000 cuentas de Facebook por intento de intrusión) ataques a sistemas informáticos públicos o privados, suplantación de identidad, estafas con tarjetas de crédito y delitos contra el honor y la intimidad, así como de descubrimiento y revelación de secretos.

A continuación describimos algunos de los casos más curiosos que hemos conocido o defendido en nuestro despacho:

Injurias y calumnias a través de un blog: Un señor acudió a nuestro despacho porque deseaba emprender acciones legales contra el autor de unos textos publicados en un foro. Dichos textos habían sido relatados a modo de relato ficticio, pero aportando datos reales de nuestro cliente. A lo largo del mismo, no solo se aportaban sus datos personales, tales como nombre y apellidos, dirección, puesto de trabajo, datos de familiares, etc, sino que además atribuía al mismo, actitudes delictivas, tales como apropiación indebida, asesinato, revelación de datos personales, etc. El autor de los hechos ha sido identificado a través de su IP, y de su cuenta de correo electrónico.

Estafa en reserva de habitaciones de hotel: Un hotel de la costa española recibió diversas reservas de habitaciones de una supuesta agencia de viajes londinense, con la cual, nunca habían colaborado pero que presentó las pertinentes acreditaciones que las habilitaba para ello. Nuestro cliente procedió a cargar en las tarjetas de crédito de los supuestos clientes (sus datos habían sido aportaos por la agencia londinense) los cargos correspondientes a las reservas procediendo así mismo, a abonar una suculenta comisión por las gestiones realizadas a la agencia londinense. Evidentemente, los titulares de las tarjetas de crédito no habían solicitado reserva alguna, procediendo a anular los cargos y presentar las correspondientes denuncias.

Anuncio en pagina de contactos: Una estudiante publicó en una página web de contactos el nombre y el teléfono móvil de una compañera de Universidad, junto con un texto que invitaba a mantener un contacto mas íntimo con terceras personas. A pesar de que el anuncio solo estuvo publicado dos dias, los perjuicios causados a la estudiante fueron graves: El Ministerio Fiscal solicitó 1 año y 11 meses prisión y 1.500 euros de indemnización. Se llego a un acuerdo de conformidad muy favorable para la denunciada.

Oferta de trabajo falsa: Un señor recibió en su cuenta de correo de una empresa Londinense una oferta de trabajo como agente comercial en España. El trabajo consistía en recibir dinero en una cuenta bancaria suya para posteriormente ingresar dicha cuantía, detrayendo de la misma una comisión del 5%, a través de Wester Union a una persona domiciliada en un país de Europa del este. El dinero le había sido transferido de manera inconsentida por los verdaderos estafadores, a través de la captación ilegal de los datos confidenciales bancarios de la víctima a través de técnicas de ingeniería social (Phishing).Nuestro cliente fue absuelto por el Juzgado Penal y confirmado por la Audiencia Provincial de Madrid.

Estos casos constituyen un pequeño ejemplo de la multitud de supuestos en los que se materializan los delitos informáticos en la Red, por lo que se recomienda conocer la casuística existente y los métodos para combatirlos.

Una respuesta a “Un repaso a los delitos más frecuentes en la web”

  1. Si, la verdad es que empezamos a tratar los temas de internet con criterio desde hace poco, esto es sin encontrarnos totalmente perdidos ni los abogados ni los jueces. Los delitos vienen a ser los mismos pero ejecutados por otro medio que si bien es verdad que tiene particularidades, se debe tratar de la misma manera que la realidad que conocíamos antes de internet. Lo que ocurre es que los estafadores tienen un gran campo para encontrar a sus víctimas, cuando estas son más indefensas, esto es cuando se encuentran solas.