Todo lo que puede hacer un chatbot por tu negocio online | Loogic Startups
Seleccionar página

La Inteligencia Artificial ha dejado de aparecer únicamente en películas de ciencia ficción para convertirse en una realidad y el 2017 fue, sin duda, el año que marcó un antes y un después en cuestión de estrategias de marketing que usan AI. Seguro que el término chatbot te suena, ¿cierto? Lo más probable es que hayas interactuado con uno de ellos, pero hoy queremos hablar de cómo pueden convertirse en un aliado estratégico para mejorar la relación con tus clientes.

Los negocios actuales se enfrentan constantemente al riesgo de mantenerse a flote y alcanzar una audiencia lo más amplia posible. Esto implica enfrentarse a un consumidor cada vez más sensible y exigente, además de las herramientas digitales que tiene hoy en día a su disposición, principalmente redes sociales, y las quejas comunes sobre el producto o servicio que prestan. Una encuesta realizada en 2015 por el Consumer Reports en Estados Unidos, indicó que el servicio al cliente es uno de los puntos más débiles de los negocios que presentan pérdidas o una baja considerable de ganancias.

Y ahí es donde entra en juego la Inteligencia Artificial en forma de chatbots, que procesan el lenguage natural (PNL) para entender mejor lo que quiere el cliente y ayudarle de la forma más óptima y rápida posible. De esta manera, se consigue una mejora considerable en la costumer experience que beneficia tanto a los negocios como a los clientes. Los chatbots son programas capaces de establecer conversaciones mediante texto o voz como lo podrías hacer con cualquiera de tus contactos para obtener ayuda o información de cualquier tema que te interese.

Denro del contexto comercial, los chatbots se posicionan como un puente entre los consumidores y las empresas que prestan o comercializan servicios o productos. Esto permite a los propietarios delegar la función de responder quejas, preguntas o inquietudes a varios clientes a la vez, pues los chatbots permiten externalizar esta tarea. Sin duda, es especialmente útil para pymes y grandes empresas que manejan volúmenes considerables de clientes.

Uno de los ejemplos más populares es Tay, el controvertido bot que Microsoft lanzó para Twitter y que causó polémica en 2016 por pasar de ser amable con los usuarios a lanzar comentarios racistas en contra de los judíos. No obstante, esta es solo una anécdota en el mercado actual, ya que existe una amplia variedad de chats desarrollados para enriquecer la experiencia comercial de una manera unidireccional.

El toque humano del servicio al cliente

A pesar de que el chatbot aún no ha evolucionado hasta el punto de poder reemplazar completamente el servicio humano, sí ha logrado llevar una parte importante del comercio físico a la experiencia digital: las ventas y la atención al cliente.

Un buen ejemplo de ello es el bot conversacional de gus.chat, que procesa el lenguaje natural en español a través de un equipo de linguistas e investigadores especializados en la creación de flujos de conversación. Destaca por el uso de herramientas de desarrollo propias, lo que le permite tener flexibilidad para desarrollar e integrar cambios puntuales personalizados. También utiliza canales tan comunes como Facebook Messenger, Whatsapp, Web Live Chat, SMS, Correo electrónico o Twitter, y entre sus clientes se cuentan grandes como American Express, Viajamex, Walmart o Cabify, lo que nos habla de la capacidad de respuesta que tienen (más de 10 millones de mensajes atendidos al mes).

La integración de estos canales de comunicación permite a los clientes mantener una conversación continua con el comercio que no se verá interrumpida ni siquiera al cambiar de dispositivo. Otro valor añadido es que mediante un chatbot podemos ayudar a nuestros clientes en todas las fases del proceso, desde la decisión de compra hasta el envío de notificaciones de entrega, todo al ritmo inmediato de la mensajería instantánea.