Tendencias en los servicios de diseño web | Loogic Startups

 

voip

La cantidad de empresas sin web corporativa o con una web obsoleta que deteriora la imagen de la marca, es infinita. Cada vez hay más negocios que entienden que su escaparate online es tan importante como su escaparate físico, aunque no vendan de forma directa a través de internet. El correo electrónico está universalizado como canal de comunicación con el cliente, incluso en aquellos negocios o con aquellos profesionales más analógicos que nos podamos encontrar, pero en muchas ocasiones no existe una web “decente” que respalde ese buen servicio.

Últimamente no dejo de leer que la digitalización aumenta el PIB de los países, algo así como un 1% más por cada 10% adicional en digitalización. Y no nos engañemos, una de las grandes patas de la digitalización comienza por una web.

Estamos de nuevo en un ciclo de contratación de diseño de webs y de servicios SEO. La dependencia de Google parece que es una condena, o una bendición para los que tiene suerte y con apenas trabajo de posicionamiento consiguen estar en los primeros puestos de los resultados de Google gracias a un gran contenido. Ahora todo el que se plantea hacer o renovar una web tiene en la cabeza el concepto de SEO.

Y en este entorno donde los servicios de autoservicio  de creación web han logrado captar a una gran cantidad de negocios, los profesionales del diseño y la creación web no les queda más opción que inclinarse por ofrecer un servicio diferenciado y personalizado. Una de las tendencias del momento que creía olvidada es la de posicionar los servicios de forma local como por ejemplo diseño web en Madrid, aunque se trabaje para toda España obviamente.

La segunda tendencia es la de financiar el servicio a base de cuotas mensuales como han hecho siempre los autoservicios. Estimo que para recuperar la inversión de los diseñadores/creadores son necesarios de seis a doce meses de servicio, así que la apuesta está por dar un servicio satisfactorio para que el cliente permanezca más tiempo, y ofrecer servicios complementarios para aumentar los ingresos por cliente.