La delgada línea roja: ¡Alerta!

Para nadie es un secreto que capitanear un equipo y llevar adelante una responsabilidad significa ponerse la camiseta del proyecto, sudarla, desgastarla y morirse en la raya hasta donde se pueda (algunos incluso hasta pidiendo, está por demás el enlace). Pero, ¿Qué sucede cuando eres el responsable PERO NO el…