negocios Loogic Startups
El buen jugador de mus, en los negocios

El buen jugador de mus, en los negocios

cartas

Artículo realizado por Jonatan Belarde

En los negocios, como en el mus, el conocimiento estratégico (cómo hay que actuar para ganar) constituye el pilar básico sobre el que construir tu jugada.

Los buenos jugadores, al caso profesionales implicados en el proceso de desarrollo de negocio (emprendedores, negociado, comercial, ventas…), saben dónde concentrar su atención y esfuerzos, y dónde la partida debe sólo cocinar el final deseado.

El mus tiene 4 etapas dentro de cada “mano” (ronda de jugada), igual que un proceso comercial corriente. La mayor, la pequeña, los pares y el juego. La captación, la cualificación, la oferta y la negociación del cierre. Hombres y mujeres de negocios poco experimentados en la materia tienden a focalizar mucha de su energía y atención en las dos primeras etapas. Desplegar mucha actividad en la captación y cualificación te proporciona muchos contactos e información, pero el casillero de las ventas permanecerá a cero hasta no culminar la partida. Los jugadores novatos de mus tienden a jugar la mayor y la pequeña como si en ello les fuera la partida, facilitando que los oponentes interpreten sus cartas para las dos jugadas que restan (pares y juego) que suman el doble de puntos que las anteriores.

Ante un cliente, una oportunidad de negocio, o el contraste de una hipótesis de mercado, nos comportaremos con templanza en la primera etapa, sin malgastar fuerzas, sin adelantar información -que es lo mismo que destapar nuestras cartas-, lo mejor debe guardarse para el final del proceso, para ganar la partida en esa parte, para cerrar el contrato en el momento decisorio. Destapar nuestras cartas al comienzo de una relación crea una expectativas altas en nuestros clientes. La no satisfacción de estas expectativas provoca decepción, pérdida de confianza y merma de cualificación respecto a nuestro cliente. El ratio de aceptación de propuestas en estas circunstancias es mínimo, y por lo tanto la probabilidad de perder la partida (objetivos de nuestra empresa) elevada.

La mayor y la pequeña, la captación y la cualificación, deben jugarse sin complejos, sin ansiedades, con un nivel de actividad cómodo, no intensivo pero continuado, entendiendo que no todos nuestros clientes son adecuados o están preparados para avanzar en esta partida. Aceptar este hecho es bueno para tí y para tus clientes. Sin perder el tiempo ni haciéndoselo perder a nadie. Sin presionar. Sin afear tu posicionamiento por falta de serenidad ante posibles buenos contactos para un futuro más propicio para ambos. Sin dejar cadáveres por el camino. Muchas veces es la falta de experiencia la que nos urge a considerar cada contacto como una venta, lo que provoca incomodidad, rechazo y en última instancia fracaso. Al novel del mus siempre se le ve enfrascado en la mayor y la pequeña, perdiendo el 80% de los puntos potenciales de los pares y el juego. En desarrollo de negocio lo inteligente es no inflar las expectativas de nuestros clientes al comienzo del juego y aumentar la intensidad justo al final del proceso.

Porque es en el final del proceso donde los buenos jugadores ganan las partidas. Con una buena mano de cartas, que tu cliente aún no sabe que tienes (una propuesta de valor ganadora), toda tu atención puesta en esta parte final del proceso, sin cometer errores, sin dejar cabos sueltos, cada detalle de la oferta escrupulosamente reflexionado y calculado, con el conocimiento que has adquirido de tu cliente durante las fases previas del proceso (recuerda que eres mejor jugador que él) sabiendo prácticamente lo que desea o necesita y como lo desea o necesita, y el factor sorpresa donde no se espera que destapes una jugada tan buena. Actuar de forma impecable en estas dos últimas fases (oferta y negociación) representan la diferencia entre cerrar un buen número de contratos o no.

Foto: Author Patrick JL Laso

¿Son viables los negocios ecológicos?

Artículo realizado por Xavi Burguillos, autor del blog Retos Directivos

En la última década se ha podido observar el incremento de un novedoso modelo de negocio conocido popularmente como negocio ecológico. Este tipo de empresas se caracteriza por desarrollar un modelo de economía sostenible y por su filosofía respetuosa con el medio ambiente.

El aumento de esta clase de empresa no sólo responde a una nueva tendencia de consumo pasajera- lo verde está de moda-, también a una demanda social. Y es que, cada vez son más los consumidores sensibilizados y comprometidos con la necesidad de cuidar del entorno. Estos clientes reclaman procesos de producción sostenibles y buscan productos eco friendly, respetuosos tanto con el medio ambiente como con el entorno en el que se encuentran.

Ventajas de las empresas ecológicas

Las organizaciones respetuosas con el medio ambiente no sólo son viables y rentables, también son necesarias, si queremos  proteger el medio ambiente y garantizar los recursos naturales para el futuro.

Además de ser respetuosas con el medio ambiente y promover hábitos de consumo responsables, las eco-empresas se benefician de otra serie de ventajas, entre las que cabe destacar:

  • Cubren una necesidad cada vez con más demanda. Cada vez son más los clientes sensibilizados con el medio ambiente que buscan productos con sellos ecológicos, que garanticen el compromiso de los productos con el medio ambiente.

  • Mejora la imagen de tu negocio. Los consumidores valoran más a aquellas empresas comprometidas con el cuidado medioambiental. Además, los productos ecológicos se suelen asociar a otros conceptos, como el de “saludable” o el de “calidad”.  Esto provoca que las empresas ecológicas sean más reconocidas y valoradas que sus competidores.

  • A medio –largo plazo son más económicas que las empresas no ecológicas. Las empresas verdes se caracterizan por buscar procesos de producción, transporte y venta,  que disminuyan tanto las emisiones contaminantes como el consumo de recursos y energías, lo que se traduce en un importante ahorro económico.

Sectores en los que puedes emprender tu negocio ecológico

A pesar de que lo ecológico parece que siempre ha estado más asociado con el sector de la alimentación, lo cierto es que la ecología y la sostenibilidad no son exclusivas de este ámbito. En la actualidad existen una gran variedad de negocios ecológicos pertenecientes a diferentes sectores. Algunos de ellos son:

  • Alimentación. Es, sin duda, el sector más popular gracias a la agricultura ecológica, que se caracteriza por el cultivo de alimentos optimizando los recursos naturales y evitando el uso de productos químicos como pesticidas. Además de los comercios en los que se venden este tipo de cultivo, cada vez son más frecuentes los restaurantes ecológicos y servicios de catering responsables.

  • Turismo o ecoturismo. Esta tendencia de turismo alternativo ha experimentado un rápido crecimiento, demostrando que cada vez son más los clientes que buscan productos y experiencias responsables con el entorno.

  • Construcción. La construcción sostenible o bioconstrucción, también ha visto su demanda incrementada. Este modelo de construcción se caracteriza por el uso de recursos reciclados y por el uso de energías renovables y de bajo consumo. Además, suelen ser construcciones que se integran en su entorno, evitando lo máximo posible un impacto ambiental.

  • Cosmética natural. Esta se caracteriza por la elaboración de productos de cosmética, como jabones, cremas, mascarillas o aceites,  más saludables, al ser elaborados con productos 100% naturales y presentados en envases reciclables.

  • Energías renovables. Estas empresas buscan nuevos modelos de energía menos contaminantes y cuya fuente sea inagotable, como la energía eólica, la solar, la o los biocarburantes.

  • El mundo del diseño también se ha apuntado a esta tendencia. Cada vez son más las empresas textiles y de decoración y mobiliario, que utilizan procesos respetuoso con el medio ambiente y utilizan materiales reciclados o ecológicos en sus creaciones.

Entrevistamos a Josue Gio sobre el pivot en el modelo de negocio de LastRoom

Entrevistamos a Josue Gio sobre el pivot en el modelo de negocio de LastRoom

lastroom

Uno de los aspectos más relevantes de las teorías o metodologías de Lean Startup es el concepto de pivotaje. A lo largo de la historia reciente de internet existen muchos casos de éxito de startups que han sabido pivotar en su modelo de negocio, ejemplos como los de Groupon e Instagram se encuentran entre los más representativos. En el caso de los negocios relacionados con el turismo es bastante habitual esta situación y recientemente hemos visto cómo ocurría en startups como HotelTonight y Hot.es que pasan de centrarse en la venta de habitaciones de hotel en el último minuto a la publicación de ofertas en hoteles.

Para conocer de primera mano un buen ejemplo de pivotaje hemos realizado la siguiente entrevista a Josue Gio, fundador de LastRoom.

¿En qué memento tomaste la decisión de pivotar el modelo de negocio de Lastroom del B2C al B2B?

El 90% de los usuarios de LastRoom son viajeros de negocios. Entender cual era realmente el perfil del usuario de LastRoom nos permitió no sólo concentrar nuestros esfuerzos de venta hacia este segmento de mercado, sino analizar la industria del business travel, escuchar a los decision makers y conocer las necesidades y los problemas todavía desatendidos por las empresas del sector. Uno de los problemas más recurrentes dentro de pequeñas y medianas empresas es el tema de las facturas y del control de gastos. De allí que al principio de este año empezamos a trabajar en LastRoom for Business, un travel manager completamente gratuito dirigido a todas esas empresas que necesiten mejorar la gestión de sus viajes de negocios a través de la tecnología.

¿Cómo ha sido el recibimiento por parte de las empresas respecto al servicio que les estáis ofreciendo?

LastRoom for Business está en versión Beta pública. Lanzamos hace un par de semanas durante el TechCrunch Disrupt San Francisco y desde entonces logramos alrededor de 400 empresas, la mitad de las cuales activas. En esta fase lo más importante para nosotros es recibir el feedback de los early adopters, estamos en continua mejora del producto y a finales de este mes contamos salir con la app móvil también.

¿Podrías hablarnos de vuestro posicionamiento respecto a empresas tradicionales como Sabre y Amadeus?

Empresas como Sabre, Amadeus y Concur ofrecen soluciones específicamente dirigidas a grandes empresas y corporaciones. Se trata de software muy caros y robustos, por los que es necesaria una inversión de miles de dólares al mes ya que sus modelos de negocios pueden ser transaccionales o por suscripción mensual. Sin embargo, cuanto a la disponibilidad de Hoteles, su contenido es extremadamente limitado, obligando a los empleados de grandes organizaciones como Walmart México por ejemplo a realizar todavía el 40% de sus reservas offline, por la ausencia de hoteles low/budget en estas plataformas. “LastRoom for Business” ofrece a los viajeros de negocios un inventario mundial de alojamientos de todo tipo y categoría, muchos de los cuales no están disponibles en las plataformas de travel management tradicionales.

Por otro lado, el “long tail of the market”, es decir las pequeñas y medianas empresas, siguen enfrentándose al mismo reto de siempre: la falta de un sistema de administración de viajes dedicado y asequible. LastRoom for Business responde perfectamente a la necesidad de controlar los gastos en viajes de empresas con un budget limitado en adquisición de tecnologías, o que simplemente quieren huir de soluciones demasiado sofisticadas como las ofrecidas por los GDSs en el terreno del Corporate Travel.

¿Qué opinión tienes respecto a la fuerza que está tomando el consumo colaborativo en el negocio del turismo?

Vemos con mucho interés el crecimiento que está teniendo el consumo colaborativo en el sector turístico. Empresas como AirBnb han logrado crear un marketplace que antes no existía, respondiendo a una necesidad que evidentemente se presenta de ambos lados, tanto del viajero que busca estar en un ambiente familiar o experimentar la convivencia con un local, como del anfitrión que quiere aprovechar de un espacio libre para ganar un dinero de vez en cuando. Creo que estamos apenas al principio, ya que el crecimiento de modelos de negocio basados en la sharing economy es visible en muchos sectores, cómplice la combinación de algunas circunstancias económicas y sociales como la crisis de empleos en muchos países europeos y la tendencia hacia un turismo más de experiencias e inmersión en la cultura de otro país, y menos de consumo o de tour operador.

¿Nos puedes contar cuál es tu estrategia de futuro para Lastroom?

Actualmente LastRoom for Business funciona como un booking tool de Hoteles solamente. Nuestro plan para los próximos meses es integrar el módulo de los aviones, con el fin de tener un producto más completo y que pueda competir con las herramientas de travel management existentes, manteniendo sin embargo nuestro enfoque en el segmento de las PyMes. Para ello, acabamos de firmar un acuerdo de partnership con Amadeus, el que nos va a proveer de contenido en aerolíneas tanto tradicionales como de bajo costo en todo el mundo.

Easycronos la app para pedir cita

Easycronos la app para pedir cita

easycronos

Parece existir un consenso en el mercado sobre la relevancia que tomará la red de cara a las reservas o citas en todo tipo de negocios, no solo en restaurantes que es lo que hasta ahora ha dado mejores resultados. En este contexto existen startups que han apostado por un modelo de negocio basado en web, como son Bucmi y Pidecita, pero también comienzan a surgir opciones para hacerlo desde una app como es el caso de Easycronos.

Easycronos es una app para Smartphone que permite a los usuarios la realización de reservas u obtención de citas previas en múltiples sectores, facilitando la gestión integrada de su agenda con todas las citas y reservas que pueda tener. Acciones que en el pasado eran engorrosas, complicadas o simplemente imposibles, como la anulación de una cita con el dentista o el cambio de fecha para la revisión de nuestro coche, son ahora más sencillas y al alcance de cualquier persona gracias a esta app.

Para los negocios Easycronos ofrece una solución que ofrece un conjunto de utilidades para la gestión de las citas, los clientes, los recursos disponibles, listas de espera, lo que les ayuda a maximizar el uso de sus recursos y con ello sus ingresos.

Te va a ir bien

Como continuación al artículo “Te la vas a pegar“, que escribí aquí el año pasado, me gustaría transmitiros algunas opiniones sobre lo que pienso que sí que funciona y os puede ayudar a la hora de poner en marcha una startup:

Te va a ir bien:

Si sales a vender desde el primer día: resulta difícil si aún no tienes tu producto desarrollado, pero puedes salir a vender tu idea a quienes serán tus futuros socios, inversores, equipo e incluso clientes. Además, por suerte, ahora tenemos el crowdfunding que nos permite empezar a vender una idea antes de que se haya hecho realidad.

Si minimizas los gastos y maximizas los ingresos: este debe ser tu mantra desde el primer hasta el último día en el desarrollo de tu empresa. Se trata de una austeridad aplicada a la gestión que me parece fundamental si queremos llegar a buen puerto y sobre todo que nos ayudará a tomar mejores decisiones en el desarrollo de nuestro proyecto.

Si validas tu modelo a nivel internacional: es duro decirlo pero creo que en estos momentos el mercado español no está en condiciones de servirnos como laboratorio donde probar si un modelo de negocio es válido. En España la gente simplemente no compra o no lo lo hace lo suficiente como para que podamos saber si nuestra idea es buena. Ahora me parece fundamental que para validar un modelo de negocio usemos dos países, el mercado España simplemente no es suficiente para tomar una decisión.

Si incorporas inversores cuando ya facturas: me atrevería a decir que uno de los mayores errores que cometen los emprendedores es buscar los inversores a destiempo, la mayoría lo hacen demasiado pronto y acaban perdiendo el tiempo porque no los consiguen o teniendo los inversores que no necesitan. En una startup la financiación se necesita para crecer, si aún no sabes cómo vas a hacer para crecer entonces todo el dinero de inversores que gastes será un desperdicio. Y sí, se puede crear una empresa sin financiación, así que es cuestión de ponerse manos a la obra y esperar a que llegue el momento propicio para dar entra a los inversores.

Si contratas despacio y despides rápido: esto a los asalariados no les va a gustar nada pero es fundamental para asegurar la viabilidad de la mayoría de las startups. El mayor coste en una empresa de este tipo son los sueldos, sobre todo si hemos aplicado sueldos adecuados a las personas que forman parte del equipo. Por lo tanto tienen que ser las decisiones más y mejor meditadas que tomemos como emprendedores. Cambiar de proveedor es fácil, despedir os puedo asegurar que es de las cosas más difíciles a las que tiene que enfrentarse un emprendedor.

Si tu prioridad es el foco: las grandes startups del momento tienen un común denominador, sólo hacen una cosa y la hacen lo mejor posible. Es el momento de decidir qué es lo que va a hacer tu startup y llevarlo hasta las máximas consecuencias. Si necesitas inspiración piensa en Whatsapp, sólo sirve para una cosa y lo hace de manera excepcional.

Si pasas de la competencia: tu mayor compentencia eres tú mismo. No conozco a ningún emprendedor que haya triunfado por obsesionarse por su competencia, sin embargo si que conozco unos cuantos emprendedores que han fracasado con sus proyectos por dedicarle demasiada atención a su compentencia y sobre todo por tomar decisiones en función de la estrategia desarrollada por sus competidores.

Si te obsesionas con los detalles: esta es una de las virtudes que más admiro de los emprendedores, no descansar hasta tener el producto perfecto del que sentirse orgullosos. Probablamente el mejor ejemplo de esto sea Steve Jobs del que siempre tendremos mucho que aprender y la obsesión por los detalles para mi es una de las fundamentales.

Si le das tiempo al tiempo: es muy común que las startups se adelanten a su tiempo y tengan que dedicar una cantidad ingente de recursos para lograr que su idea cuaje en el mercado. Emprender es una carrera de larga distancia y tienes que estar preparado para ello, no puedes quedarte sin aliento a medio camino porque entonces todos los esfuerzos iniciales habrán sido en vano. Y no hablo de dinero, hablo de energía y de ilusión, cárgate bien de ambas cosas porque el éxito puede tardar muchos años en llegar.

Si dejas de leer consejos y te pones a trabajar: el único consejo que realmente debería darte en estos momentos es que te pongas ahora mismo a trabajar, cada minuto cuenta y la gente, aunque aún no lo sabe, está esperando a que le vendas la idea que tienes en la cabeza y que no puede esperar más tiempo para salir al mercado.

Prepara tu plan de empresa antes de septiembre

Prepara tu plan de empresa antes de septiembre

plan-de-empresa

Javier y yo siempre hemos aprovechado el verano, sobre todo el mes de agosto, para planificar o desarrollar nuevas iniciativas. Es raro que todavía no he leído las versiones de este año de los artículos de marketing diciendo que es ahora cuando más hay que trabajar para poder enfilar septiembre con seguridad.

No descubro nada nuevo, la baja actividad de trabajo de esta época nos permite disponer de más tiempo para pensar y planificar sin las presión del día a día, y con ideas frescas favorecidas por unas vacaciones, entendiendo vacaciones al menos como ruptura de la rutina del trabajo y visita a otros lugares aunque la mayoría de los autónomos y empresarios es incapaz de desconectar del todo :)

Desde Loogic queremos apoyar las nuevas iniciativas de empresa y negocios que ahora se están fraguando y por eso hemos acordado con plandempresa una reducción del precio de la aplicación online para la ayuda en la construcción de modelos de negocio y planes de empresa.

Sus puntos fuertes son:

  • aplicación en español
  • valoración automática de riesgo
  • permite la colaboración online
  • cumple con los estándares de las entidades financiadoras

Marketplace de Loogic, selección de productos y servicios para la empresa

De vez en cuando publicamos algunas ofertas o promociones de empresas dirigidas a todos los lectores de Loogic. Alguien comentó de broma que nos íbamos a parecer a una empresa de cupones descuento. No se trata de eso, sino de canalizar nuestra selección de productos y servicios de terceros de acuerdo a nuestra experiencia con ellos.

Si nos lees habitualmente te habrás dado cuenta que nos gusta hablar bien de los proyectos, pero no por peloteo o porque nos paguen, sino porque nos parecen interesantes, útiles, y en muchos casos los hemos probado con resultados satisfactorios.

En la cuneta se quedan sin publicar todos los meses decenas de proyectos o empresas que no nos parecen interesantes ni útiles para nuestro público, para ti. Y con todos aquellos que nos parece que dan un buen servicio y puede ser útil para otros nos gusta colaborar.

Como digo siempre, en general no hay servicios buenos ni malos sino adecuados o no a unas necesidades concretas. Con esta filosofía hemos creado el Marketplace de Loogic, con nuestra selección de productos y servicios, algunos con ventajas como descuentos.

De momento los hemos dividido en los siguientes apartados:

  • Hosting
  • Comercio electrónico
  • Aplicaciones
  • Formación
  • Negocio
  • Servicios

Tenemos algunas colaboraciones más en preparación que iremos publicando. Si son adecuadas para tu negocio, eres libre de aprovecharlas.

App Rotator, la app para visualizar contenidos propios en un monitor TV

App Rotator, la app para visualizar contenidos propios en un monitor TV

approtatorApp Rotator, una aplicación para dispositivos móviles con sistema operativo Android que se distribuye de forma gratuita y que permite visualizar contenidos propios en un monitor TV. Una app que está pensada para aquellos usuarios o empresas que quieren dar visibilidad a determinados contenidos digitales por ejemplo en espacios como una la sala de espera o en la recepción de un negocio. Gracias a App Rotator se pueden crear listas de reproducción, compuestas de apps, webs, vídeos, fotos o publicidad y difundirlas a través de un monitor de televisión. La aplicación ha sido concebida para crear, diseñar y administrar presentaciones dinámicas a partir de listas de reproducción personalizadas. Sólo hay que conectar un tablet (o tableta) o un stick HDMI (mini PC) al televisor o a un monitor HDMI y empezar a crear una programación propia.

No soy invertible, a mucha honra

No soy invertible, a mucha honra

Artículo realizado por Gonzalo Carriazo, Gerente de Inversiones en UNIR Emprende

gonzaloBueno, lo primero que he hecho ha sido asegurarme de que la palabra invertible estaba en el diccionario de la RAE… y sí, lo está. Yo acabé Teleco sin saber si era una palabra o un palabrejo, después de etiquetar con ella a decenas y decenas de matrices. En fin, ya podemos respirar aliviados. Una vez dicho esto, empiezo con lo que quería contar. Tras desaparecer las matrices de mi vida, no volví a escuchar esa palabra hasta que que leí a Luis Martín Cabiedes hablar de las startups “invertibles”. Con el nuevo sesgo que para entonces caracterizaba mi vida, que no es otro que el del venture capital, la verdad es que no se me ocurrió pensar en matrices, sino que entendí perfectamente qué es lo que quería decir: se refería con ello a aquellas startups que, debido a sus proyecciones de negocio, son susceptibles de recibir financiación de un capital riesgo o similar.

Han pasado los meses desde entonces, incluso años, y la expresión parece que ha hecho fortuna (no sé si Luis pensó algún día que acuñaría una nueva fórmula), de tal manera que la escucho o leo en multitud de foros de emprendedores. Y no solo eso, sino que son muchas las ocasiones en las que yo mismo he tenido que explicar a un voluntarioso emprendedor que su proyecto no era invertible, y que debía buscar financiación en otro lugar. La cara que se les queda no suele ser buena: digamos que a nadie le gusta que le digan que no es “algo”, que supuestamente debe ser bueno ya que da acceso a un océano de dinero… Pues bien, ha llegado el momento de decir que “no soy invertible, ¡y a mucha honra!”.

¿Es mejor ser invertible? Pues, muy a lo gallego, debo decir que depende. Depende, básicamente, de ti mismo, de lo que quieras para tu vida. Para empezar, lo mejor, de verdad, es que tu negocio sea rentable; dicho en plata: que dé dinero. Y después, ¿quieres montar un negocio, online o físico o lo que sea, que pueda crecer durante años hasta ser un negocio sólido, que te permita en algún momento vivir holgadamente, crear empleo, y que te reporte una satisfacción profesional y personal suficiente, y que si quieres puedas en el futuro dejárselo en herencia a tus hijos? Si eso te parece aceptable… es más, si te parece un sueño maravilloso, la verdad es que ser invertible o no debe darte exactamente igual. No necesitas crecer desaforadamente, ni a toda velocidad, ni ofrecer una rentabilidad desmesurada, ni nada parecido. Quieres crear un negocio, generar riqueza… lo normal, como tantas pymes en este país.

Para la gran mayoría de la gente esto es más que suficiente; es más incluso de lo que muchos desearían. Y está muy bien. Repito: está más que bien. Significa luchar por construir algo nuevo, dar trabajo a la gente, crear riqueza para tu país… en resumidas cuentas, eso es emprender.

Sin embargo hay gente a la que eso no le llena. Desde el principio quieren crecer muy deprisa, lanzar algo que sea muy grande. Algo que se dispare como un cohete y que puedan vender en pocos años, para hacerse ricos y jubilarse, o incluso para volver a empezar con otra empresa, o para lo que sea. Estos proyectos son igualmente buenos, pero además sí son invertibles para un capital riesgo. ¿Por qué? Porque la naturaleza del negocio implica crecer mucho y muy deprisa, de tal manera que puede proporcionar la altísima rentabilidad que un venture capital necesita para que le salgan las cuentas. Encima el emprendedor no busca dejárselo a las generaciones venideras sino venderlo, con lo que su alineación con los inversores es total.

Pero, tal como lo estoy contando, puede dar la impresión de que estos últimos son como los billetes de quinientos, que es muy difícil encontrarlos. Y era verdad… hasta que llegó Internet. Internet posibilita estos gigantes meteóricos, ya que permite la escalabilidad de los negocios, incluso de aquellos que tienen un margen más bajo o no tienen barreras de entrada. Los estamos viendo todos los días: primero fue Yahoo, Amazon, Google… luego Facebook, y Twitter, y Groupon… Y en medio muchas otras, no tan grandes pero en cualquier caso enormes, con millones de clientes, facturando varios millones de euros a los pocos años. Y cada vez se construyen más rápido (Instagram, por ejemplo). En España también hay ejemplos: Groupalia, sin ir más lejos, esperaba facturar 100 millones de dólares en 2011, con un año y medio de vida. Antes el capital riesgo invertía en negocios con una barrera de entrada muy clara (una tecnología, una patente, etc.), pero ahora no hace falta, ya que sin esa barrera, pero creciendo rápido, se puede llegar a todo el planeta… gracias a Internet. Y eso nos gusta. Nos gusta, sí, pero no es mejor ni peor que el negocio para toda la vida. Es simplemente distinto, e implica habitualmente un planteamiento vital también distinto.

Pero entonces, ¿qué hace que negocios-para-toda-la-vida vengan ahora a buscar dinero al venture capital? ¿Por qué hay que decir a tanta gente que su idea no es invertible, y dejarlos en algunos casos con esa cara de frustración? Hay dos factores importantes. Uno, que no existe otro tipo de financiación. Antes uno construía su negocio, y para dar los primeros pasos pedía dinero al banco. Ahora pedir dinero al banco puede significar dar tus últimos pasos… y en cualquier caso es francamente difícil que lo consigas. Y en segundo lugar, también muy relevante, que este tipo de negocios vertiginosos está de moda, y parece que si montas algo que no va a tener trillones de visitas en dos semanas, ni millones de facturación en un año, no eres nadie. Y no es verdad; es más, la verdad es justo todo lo contrario: los negocios-para-toda-la-vida sois muy importantes, fundamentales, y si queremos sacar este país adelante, cruciales.

Y no quiero que se me entienda mal: los otros, los que sí explotan como cohetes, lo normal es que estén liderados por unos fuera de serie, fenómenos, dispuestos a toda clase de sacrificios para montar un negocio increíble en cuestión de meses. Para conseguirlo hace falta una ejecución tan sumamente perfecta que solo está al alcance de gente muy buena. Y querer hacerlo para ganar mucho dinero muy deprisa no solo es perfectamente lícito, sino que está muy bien. Es más, se está demostrando que la gente que lo consigue se vuelca más tarde en ayudar a otros a hacer lo mismo (los famosos business angels), con lo que se genera un ecosistema muy beneficioso. Lo único que quiero decir con este post es que esta no es la única manera de emprender, que se puede emprender de una forma más modesta, sin cientos de miles de euros de los venture capital, con facturaciones que no crecen al 75% anual… y sin necesidad de salir en TechCrunch ni de tener miles de tweets hablando de ti.

Ojo, que quizá tengas algo de suerte y des con la piedra filosofal de tu sector, y después de muchos años de duro trabajo acabes montando una gran multinacional… ¡fíjate en Zara!

2,1 millones de euros de inversión en Neventum la web profesional de los eventos

2,1 millones de euros de inversión en Neventum la web profesional de los eventos

neventum

365.000 empresas exponen cada mes en una feria de negocios y el 25% del presupuesto global de marketing de las empresas lo dedican a participar en eventos. En este contexto es donde se desarrolla Neventum, el portal profesional para las empresas que organizan y comunican a través de eventos. Una web que en 2012 ayudó a 35.000 empresas a encontrar proveedores de stands en 986 ciudades, lo que le ha permitido facturar 240.000 euros a lo largo del pasado año.

Con estas cifras Neventum ha logrado un importante apoyo por parte de Family Offices catalanes y de la aceleradora Mola.com que han invertido 2,1 millones de euros con el objetivo de ayudar a la empresa a duplicar su facturación en un año y lograr 100.000 usuarios activos generando contenido de manera periódica a través de su web.

Neventum permite a cualquier usuario la posibilidad de interactuar con el contenido, generar sus propio contenido y promocionar sus empresas o eventos, desde un pequeño fabricante de tejidos en Sao Paulo que quiere promocionar sus productos en una feria en la que expondrá en México a un organizador ferial de Beijing que cotiza en Bolsa y organiza 72 ferias de negocios al año. El portal ya cuenta con 2.000 nuevos usuarios cada mes que comienzan para publicar sus novedades, sus servicios o eventos.

Página 1 de 1012345...10...Última »