membership sites Loogic Startups
Seleccionar página
La era de las suscripciones y los membership sites de contenido

La era de las suscripciones y los membership sites de contenido

El software como servicio (SaaS) es tan antiguo que ni me acuerdo de cuándo empezó a popularizarse. En el inicio no se llamaba así. Se podría decir que los SaaS son la primera generación de servicios de suscripción online, al menos en el sector profesional.

El mundo del ocio ya aprovechaba las bondades del pago recurrente con su máximo exponente en los canales de televisión de pago.

Hoy en día, las aplicaciones, herramientas, software de escritorio que tradicionalmente se pagaba por licencias perpetuas y que de vez en cuando había que renovar para actualizar, han pasado a ser servicios de pago recurrente anual.

Incluso algunos plugins de WordPress, los más populares y dominantes de sus categorías se han pasado de la licencia perpetua (sin actualizaciones) a la licencia anual. Esto en parte ha sido debido a la piratería legal (este concepto tendría que explicarlo en otro artículo).

Muchos esperan el desembarco de Disney en los servicios de vídeo bajo demanda, para ver cómo se comporta la competencia del sector de suscripción recurrente en este sector.

Todo esto solo es una introducción, porque de lo que yo quería hablar hoy es de los membership sites o servicios de suscripción de contenido online que están proliferando a un ritmo… ¿de burbuja?

Esta es la cuestión sobre la que quiero reflexionar, ¿estamos ante una burbuja de servicios de suscripción de contenidos digitales? ¿Cuánto recorrido existe todavía hasta llegar a la saturación? ¿La superespecialización garantiza el éxito? ¿Cuántos suscriptores necesitamos para decir que un membership site tiene éxito?

Existe un caso particular de membership, en el que no sólo se incluye contenido sino también algunas tareas de servicio determinadas. En principio no me refiero a este tipo de suscripciones pues eso lo considero más cerca de los servicios de mantenimiento profesional con un valor añadido que un sitio de membresía de contenido puro.

Creo que hay dos cuestiones clave en relación a este modelo de negocio. La primera es hasta dónde puede escalar un servicio de suscripción de contenidos en cuanto a cantidad de contenido (depende de su caducidad) y de suscriptores. La segunda es cuál es el techo de suscriptores de un membership site, o lo que es lo mismo, cuál es LTV (Life Time Value), el valor que aporta cada cliente durante su tiempo de vida como tal.

Para mi son dos cuestiones estrechamente relacionadas, al menos cuando el contenido ofrecido de una manera u otra se puede considerar formación. En otro casos, como por ejemplo un pódcast de pago, el factor de la cantidad de contenido es una variable que afecta en menor medida una vez establecida, salvo que surja competencia para la misma temática.

La competencia entre membershio sites por el momento es inexistente, pues la verticalidad o especialización de nicho es tal que los públicos objetivo apenas se solapan. ¿Qué pasaría si comenzara a aparecer competencia y tuviéramos que elegir entre dos servicios de suscripción de contenido profesional equivalente?

En realidad ya existe competencia en el sector de la formación online con videocursos, pero en el momento que las plataformas se especializan en determinadas temáticas, la competencia solo es parcial. ¿Hasta cuándo la especialización de un membershio site será un factor a favor del éxito?

¿Cuántos servicios de suscripción pueden coexistir sobre cuidado de mascotas, o sobre cultivo en huerto urbano, sobre coleccionismo, sobre fotografía con el móvil, sobre… lo que se te ocurra?

He puesto ejemplos que en realidad son temáticas de ocio, pero igual puedo preguntar sobre membershio sites de formación para aprender SEO, marketing online, redes sociales, podcasting, gestión financiera en los negocios, etc.

Hace unos meses se publicaba este artículo (en inglés) en el que se mencionan 7 membership sites que facturan más de cien mil dólares anuales. Desde luego son buenos negocios, y cualquier emprendedor sabe que llegar a esas cifras de facturación desde cero no es fácil. Si estos ejemplos son la excepción y los que han logrado destacar sobre el resto, eso me hace pensar que el techo de este tipo de modelo está muy cerca.

¿Merece la pena plantearse un membership site de contenido?