Cuando la influencia da miedo

No se si sería gracioso o preocupante que a Michael Arrington, fundador de TechCrunch, empezaran a llamarlo «the DeadPooler». Lo cierto que al señor Arrington le encanta la palabra (mejor no traducirla porque suena un poco tétrica en español) y tiene la extraña habilidad de mencionarla con frecuencia cuando los…