StepsLife la app que guarda los recuerdos de los primeros años de los niños

Uno de los problemas que encuentran los padres cuando tienen un bebé es organizar y almacenar todo lo que pasa alrededor del recién llegado. Fotos, anécdotas, pensamientos, sentimientos, pasan por delante, pero se pierden en el tiempo. Para evitarlo Anna Cejudo, Pau Garcia-Milà y Ferran Cáceres han fundado StepsLife, un espacio pensado para que los padres, familiares y amigos más cercanos al bebé guarden todos sus recuerdos, vivencias y anécdotas.

El funcionamiento es sencillo. Enviando un correo electrónico o usando la aplicación para teléfonos móviles, los padres o cualquier persona que estos decidan pueden enviar “memorias” a la cuenta del bebé de forma privada, incluso desde antes que nazca. Estos mensajes, que pueden ir acompañados de fotos, videos o audio, son accesibles en cualquier momento y se pueden descargar para tenerlos almacenados en local. De esta forma se puede estar seguro que los datos nunca se pierden.

“Los estudios afirman que las familias publican unas 1000 fotos de sus hijos antes de que estos hagan cinco años, ¡imagina todas las que no se publican! Además, una foto es solo un instante y un video resume unos segundos, pero si nadie nos explica el contexto y lo que hay detrás, al final solo tenemos recuerdos incompletos”, apunta Anna Cejudo. La misma experiencia de Anna como emprendedora y madre joven ha servido para el desarrollo de la app y sus funcionalidades. Para proteger la intimidad y los datos de los menores se han adoptado medidas internas de acuerdo con la Ley Americana de Protección de la Privacidad de Niños en Línea (COPPA).

El uso de StepsLife es gratuito durante los primeros 90 días, pasando posteriormente a un pago anual de 29,99 euros para los early adopters. Incluye mensajes ilimitados y hasta 20GB de espacio adicional, la posibilidad de enviar momentos desde el correo electrónico, buscar por fecha y edad, invitar a familiares y amigos y acceder a las STEPScards, que marcan hitos en la vida del bebé. Todo ello con la posibilidad de cancelarlo en cualquier momento, pudiendo siempre descargar la información y almacenarla en un ordenador.

La empresa, que nació como un proyecto interno de IdeaFoster y después de una prueba inicial con un número reducido de familias se decidió que tuviera entidad propia, espera anunciar una primera ronda de inversión en las próximas semanas. Además, el proyecto ha sido elegido por Ogilvy para formar parte de su aceleradora Ogilvy Upcelerator.