Sostenibilidad en la empresa: claves para que tu negocio sea sostenible | Loogic Startups
Seleccionar página

El pasado miércoles 5 de junio se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente. Una jornada establecida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y que se celebra desde 1974 con el objetivo de concienciar a la población mundial sobre temas ambientales para que el medio ambiente sea sostenible. Una responsabilidad que recae tanto en los ciudadanos como en los empresarios, agentes activos del desarrollo sustentable y equitativo. En el ámbito empresarial, cada vez son más los emprendedores que apuestan por proyectos nacidos con la única finalidad de alcanzar la sostenibilidad. Unas ideas sostenibles que ayudan a que el planeta sea un lugar mejor para todas las personas.

A pesar de la concienciación de los empresarios, las empresas españolas siguen estando muy lejos de cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcados por las Naciones Unidas. Al menos así lo recoge el segundo informe del Observatorio de los ODS, elaborado por la Cátedra Liderazgos y Gobernanza Democrática de la escuela de negocios ESADE en colaboración con la Fundación La Caixa. Lo que no saben muchas empresas es que la incorporación de los ODS a sus estrategias les garantiza un mejor posicionamiento, entre otros muchos beneficios, como ha demostrado Kaiser Kraft, que se ha convertido en una de las empresas más sostenibles en el ámbito empresarial. De hecho, sólo hace falta acceder a la web www.kaiserkraft.es para comprobar su compromiso con la naturaleza, las personas y el medio ambiente.

El camino para que un negocio sea sostenible es realmente sencillo, ya que basta con tomar como ejemplo el proceso que ha seguido Kaiser Kraft para situarse como una de las empresas más sostenibles. Lo primero que hay que tener en cuenta es que la sostenibilidad es una responsabilidad que todas las empresas tienen que aceptar y aplicar, tanto en los grandes proyectos como en las tareas diarias, aunque siempre reflexionando sobre las consecuencias de esas acciones para el medio ambiente y el bienestar social. Una vez asumida esta responsabilidad, se pueden dar pequeños pasos en diferentes áreas del negocio para mejorar la sostenibilidad y, al mismo tiempo, generar valor añadido. 

En la estrategia de compras hay que apostar por proveedores eficientes y sostenibles que sean conscientes de las expectativas de los negocios respecto a la sostenibilidad. Por ejemplo, Kaiser Kraft lleva a cabo un procedimiento de valoración conocido como EcoVadis, con el que evalúa periódicamente a los proveedores basándose en aspectos como el comportamiento responsable o la consciencia ambiental. De esta forma, con el paso del tiempo pueden elegir a aquellos mejores para los objetivos propuestos. En el ámbito de la logística es importante que utilizar todos los huecos posibles para reducir las dimensiones de los envíos y, por tanto, se movilizan menos vehículos para transportar la carga. Una apuesta por la sostenibilidad que también debe trasladarse a la estrategia de marketing, donde hay que reducir la cantidad de publicidad impresa y apostar por los medios digitales.

La sostenibilidad se tiene que convertir en un estilo de vida dentro del negocio. Empleados, proveedores, clientes y socios logísticos tienen que aportar su granito de arena para defender al medio ambiente y orientar la empresa hacia la sostenibilidad. Para conseguirlo es imprescindible crear una política ambiental con directrices ecológicas que se traslade a todos los ámbitos del negocio. Por ejemplo, Kaiser Kraft compensa a los empleados más comprometidos con un día de vacaciones extraordinarias, reforzando la cultura de trabajo dentro de la empresa.