Entrevistamos a Valle Fernández, fundadora de SMiD Cloud

smid

Sería interesante saber cuál ha sido el factor que más ha influido para que cada vez más emprendedores se lancen a la aventura de crear startups de hardware, cuando hace pocos años eran muchos menos y casi todo lo que se hacía a nivel de hardware provenía de las grandes empresas tecnológicas. Entre estos factores podríamos mencionar el abaratamiento de los costes de los componentes, por un lado gracias a la proliferación de iniciativas de hardware open source y también por la fabricación en China que es enormemente más económica que las opciones utilizadas anteriormente. También aquí hay que mencionar el crowdfunding donde hemos visto grandes casos de éxito de startups de hardware como los casos de Pebble, Oculus y Ouya, entre muchos otros.

Para conocer mejor este interesante mundo de las startups de hardware y en concreto el proyecto SMiD Cloud, hemos realizado la siguiente entrevista a su fundadora Valle Fernández:

¿Cómo surge la idea de crear SMiD Cloud?

La idea de crear SMiD Cloud y tratar de resolver un problema al que nos estamos enfrentando todos cada día surgió tras vivir de cerca dos casos de problemas serios con de pérdida de información. A una amiga le robaron el móvil y con él perdió todas las fotos de su hijo de los dos años anteriores, esto fue una faena para ella, ya que su hijo no iba a volver a tener 6 y 7 años nunca más, y no le quedaba ninguna foto de las vivencias de esos años. El otro fue el caso de una gestoría, se le infectó el ordenador en un caso de ransomware. Fue un fin de semana en el que se quedó sin toda la información de sus clientes, lo pasó fatal y finalmente, previo pago del correspondiente rescate, consiguió recuperarla.

Ante tal evidencia de que los dispositivos físicos no eran por sí solos lo más adecuado para confiar nuestra información digital irrepetible, y que la opción de utilizar la nube como almacenamiento solucionaría este problema (ya que los proveedores de nube se encargan de no perder tus ficheros), sólo quedaba resolver el tema de la privacidad de esos datos. Hay que tener siempre en cuenta que el hecho de entregar tu información en claro a un proveedor de nube significa que estás perdiendo el control sobre esa información y que confías su protección y discreción a otros; algo que en muchos casos no puedes hacer, por convencimiento personal o por temas legales.

Contaba además con el equipo adecuado, expertos en seguridad de la información y con ganas de lanzarse al reto de buscar una solución a problemas como este y nos pusimos a ello. Solicitamos el proyecto Neotec y así fue como empezó todo.

SMiD es un sencillo dispositivo que usa tecnologías de cifrado análogas a las que usan grandes organizaciones internacionales con necesidad de asegurar su información y prevenir accesos no autorizados. El uso correcto del cifrado es complejo y requiere experiencia. SMiD democratiza el uso de esta tecnología y la hace accesible a todos. La versión más pequeña, SMiD Pro, ha sido diseñada para que cualquiera pueda usarlo. Es la primera solución que permite una privacidad total en la nube para todos sus usuarios. El dispositivo es pequeño, ligero y no necesita ninguna instalación ni configuración. Se conecta a la red local y automáticamente protege toda la información que se le entrega y lo hace allí mismo, antes de que se suba a la nube. Lo que se envía es completamente ilegible para todos menos para el usuario de SMiD.

¿Cómo ha sido la acogida en el mercado de vuestro producto?

Estamos ahora implantando la estrategia de comercialización. SMiD es una tecnología escalable, lo que permite adaptarse a diferentes escenarios de uso. Hemos lanzado una campaña de preventa en Indiegogo de la versión más pequeña del dispositivo, SMiD Pro para particulares, en tres semanas hemos conseguido el 79% del objetivo que nos marcamos.

Hemos recibido solicitudes de este dispositivo desde Alemania, EEUU, Austria, Italia, Singapur, Australia,… Así como muestras de interés de posibles partners e inversores. Estamos muy contentos, aunque lo complicado en estas campañas es conseguir visibilidad, entran cientos de proyectos cada día, por eso es fundamental el apoyo de la toda la comunidad: seguidores, medios, otras empresas del sector, etc.

¿En qué consiste vuestro modelo de negocio?

Las versiones para empresa se comercializarán a través de partners, y el modelo de negocio será la compra de dispositivo y una cuota anual de mantenimiento y soporte técnico. Mantendremos la venta directa online de la versión SMiD Pro, para que incluso usuarios particulares puedan seguir disfrutando también de esta tecnología.

¿Por qué habéis recurrido al crowdfunding para financiaros?

Realmente hemos utilizado Indiegogo como campaña de preventa más que como crowdfunding, tratamos así de sondear el interés por un producto muy centrado en seguridad, para un público muy específico, en este entorno mucho más relacionados con productos de consumo general. Lanzar una campaña de este tipo supone mucho esfuerzo y trabajo, pero te permite tener rápido el feedback de potenciales clientes, partners e inversores. Esta información es muy valiosa y nos permitirá dar los próximos pasos de una manera mucho más eficaz.

¿Puedes contarnos vuestros planes de futuro?

Ahora nos toca centrarnos en la entrada al mercado, para ello es fundamental contar con los recursos y personas adecuadas. La empresa tiene que crecer, hacerse más fuerte y abordar esta nueva etapa que todos esperamos con ganas.