SmartMonkey utiliza la Inteligencia Artificial para mejorar la logística | Loogic Startups

smartmonkey

La logística de la última milla es uno de los temas de moda en el mundo de las startups en estos momentos. Entre las empresas que trabajan en estos temas hay algunas que han optado por mejorar el aspecto físico de la entrega, colocando buzones en lugares públicos, otras han recurrido a la economía colaborativa para disponer de mensajeros de forma más asequible y SmartMonkey recurre a las tecnologías de Inteligencia Artificial para su propuesta de valor. A continuación podéis leer la entrevista que hemos realizado a su fundador Xavier Ruiz Royo:

¿De dónde surge vuestro interés por la Inteligencia Artificial?

La primera vez que oímos hablar de la Inteligencia Artificial fue en la universidad. Allí fue dónde pusieron la semilla y la base teórica de esta tecnología. Con el tiempo fuimos ampliando el conocimiento en minería de datos, Machine Learning y procesamiento de lenguaje natural (PLN). Cada una de estas tecnologías compone una parte muy importante a la IA. Poder entender el funcionamiento de cada una de estas tecnologías te permite poder encontrar aplicaciones prácticas que solucionan problemas reales.

¿Cómo se os ocurrió la idea de utilizar la Inteligencia Artificial al mundo de la logística de última milla?

En la logística, como en muchos otros sectores, el principal problema es la calidad de los datos. Para poner un ejemplo real, es posible escribir una misma dirección postal de más de 40 maneras diferentes. ¿Cómo podemos ser capaces de intepretar estas 40 maneras diferentes para un mismo lugar? Utilizando PLN podemos llegar a interpretar todas las posibles direcciones, pero, ¿Y si el problema es la propia dirección? ¿Puede un sistema sugerir a un repartidor que la dirección a la que el cliente se quería referir es realmente otra?. El típico caso de error en la numeración de una calle, de 312 a 321 es perfectamente evitable. A partir de los hábitos de los clientes, podemos alertar de un error e intentar corregirlo antes de que el repartidor intente realizar la entrega. Mejoramos en calidad del servicio y minimizamos los costes al evitarnos una entrega fallida.

¿Por qué pensáis que la Inteligencia Artificial va a ser determinante para mejorar el sector de la logística?

La Inteligencia Artificial será clave para la mejora de los procesos que requieran una interacción humana. Nos referimos desde el momento en que el cliente realiza un pedido y activa toda la maquinaria de la cadena de suministro, hasta el momento en que el repartidor efectúa la entrega de ese paquete. Cada paso en la cadena es mejorable y aquellos pasos que requieran de una toma de decisiones requerirán de sistemas inteligentes que permitan predecir ciertos patrones de comportamiento y sugieran decisiones que permitan mejorar el resultado de las operaciones.

¿En qué consiste vuestra propuesta de valor para vuestros clientes?

Nuestra propuesta de valor se centra en añadir una capa de inteligencia artificial a la generación de rutas para empresas de logística última milla. En definitiva, aprender de las entregas anteriores para poder adaptar la planificación del día siguiente teniendo en cuenta todo tipo de variables. Por ejemplo: el tiempo necesario para entregar en un lugar determinado, o si un conductor es más rápido que otro. Todos estos pequeños detalles, que son totalmente imposibles de controlar por una persona humana, si pueden ser capturados y tratados por una máquina de manera que la planificación del día siguiente sea aún más ajustada. El resultado para las empresas de transporte es claro, más capacidad sin aumentar costes, más precisión en las entregas y mayor calidad del servicio.

¿Cómo veis los avances en Inteligencia Artificial que están haciendo empresas como Google, IBM y Apple?

Muy positivos, incluso diría que en ciertos aspectos dan miedo de lo que llegan a ser capaces de hacer, pero en mi opinión tienen un problema, la falta de aplicaciones claras. Por ejemplo, es posible utilizar Watson, la IA de IBM para tus propios proyectos. Sin duda es genial disponer de una herramienta así, pero todavía hay pocas aplicaciones reales. Sin duda lo primero es disponer de las herramientas, el segundo paso es poner a los emprendedores manos a obra para que encuentren aplicaciones prácticas de estas tecnologías. Para mi, desarrollar tecnología sin un fin claro es como aventurarse a descubrir las indias, puede que naufragues o que encuentres el mayor tesoro de la historia.

¿Pensáis que la Inteligencia Artificial traerá una nueva ola de startups al mercado?

Sin duda, nosotros somos un pequeño ejemplo pero para ello necesitamos más ingenieros y mejor preparados. Sería genial poder involucrar a la universidad en este proceso, ellos disponen del conocimiento y toda la sociedad se podría beneficiar de sus investigaciones. En mi opinión habrá muchas menos startups ya que estas requieren de una alta especialización que hace que sea mucho más difícil empezar un proyecto de estas características. De todas maneras, estoy convencido de que llegarán proyectos muy interesantes de muy alta tecnología y dónde la gran barrera de entrada será el conocimiento. Estoy convencido de que este tipo de empresas serán una inversión muy rentable.

Te puede interesar: