Restalo quiere que todos los restaurantes tengan su propia presencia en internet

ressbook

Interesante movimiento por parte de Restalo, la web de reservas de mesas en restaurantes, que lanza un nuevo servicio que a simple vista «canibaliza» su propio negocio por lo que les he preguntado cuál es su objetivo al respecto y esta es su respuesta: los restaurantes compiten directamente con sus webs, páginas de facebook, etc.. pero es una apuesta que hemos hecho para que el sector perciba a Restalo.es no sólo como una plataforma de reservas más que les cobra una comisión por cada reserva sino como un portal especializado el el sector que les ayuda a maximizar su propio tráfico, clientes, etc..

La competencia en el sector debe ser feroz, con importantes inversiones en Eltenedor, además de con otros muchos competidores como Restaurantes.com que también se están especializando en ofrecer cada vez más servicios online a los restaurantes. En esta situación es donde Restalo decide lanzar Ressbook una aplicación que permite a los propietarios de restaurantes gestionar todo el sistema de reservas de un restaurante desde cualquier ordenador o dispositivo móvil, con el objetivo de incrementar la ocupación e ingresos del los restaurantes, gestionar salones, bases de datos de clientes, realizar campañas de marketing o integrar un motor de reservas en las webs y páginas de Facebook de los restaurantes.

3 respuestas a “Restalo quiere que todos los restaurantes tengan su propia presencia en internet”

  1. Es un movimiento que tiene sentido de cara a tener toda la información de los restaurantes y poder automatizar las ofertas de Restalo cuando un restaurante esté bajo de reservas, por ejemplo.
    Valdrá la pena seguir la evolución del proyecto.

  2. Aclaración: cuando digo que la gente aún no mira mesa ni reserva a través de Internet me refiero a que no lo hacen -aún- de forma masiva.

  3. Estoy convencido de que en 5-10 años este sector va dar un vuelco importante. Crece muy poco a poco. Supongo que en parte debido al lento crecimiento de «early adopters», y lo que no son early adopters, es decir, que la gente aún no reserva ni mira mesa en plataformas online. Pero poco a poco eso va a cambiar. Y el que esté en la primera línea cuando se dé la salida, se lleva el gato al agua.

    Además, en España todo va muuuuuuuuuuy lento. Aún falta tiempo; menos, pero aún falta.