Proteger nuestros datos y ordenadores de los problemas eléctricos son un SAI (parte2)

En la primera parte ya hablamos de una de las funciones principales de un SAI (Sistema de alimentación Ininterrumpida) y en esta segunda parte vamos a hablar de la segunda de ellas.

Proporcionar energía eléctrica en caso de corte de suministro o apagón.

Un apagón o corte de luz es siempre una inconveniencia. Nos puede hacer perder desde un rato de trabajo (si somos precavidos y tenemos la costumbre de guardar cada poco tiempo) hasta varias horas.

Por otro lado el corte de energía repentino puede provocar problemas técnicos en nuestro sistema operativo que puede darnos bastantes problemas al volver a arrancar. En ocasiones puede llegar a necesitar ser reinstalado, perdiendo en este caso todos los programas que teníamos instalados, nuestras preferencias y configuraciones favoritas, etc… suponiendo una molestia y perdida de bastante tiempo.

Especialmente necesario resulta en lugares en que por el motivo que sea abundan los microcortes de corriente.

El SAI tiene una potencia nominal marcada generalmente en VA (voltioamperios). A nivel práctico están diseñado para que si al SAI están conectados equipos por esa cantidad exacta de VA la batería del SAI nos dará aproximadamente unos 10 min de autonomía, necesarios para evitar el corte repentino, guardar nuestro trabajo, cerrar el sistema operativo y apagar el ordenador de forma normal.

Si conectamos equipos que consumen mas potencia de la nominal del SAI la batería se consumirá más rápido y tendremos menos tiempo de duración. Y evidentemente al contrario si lo conectado consume menos, tendremos mas tiempo de autonomía.

La correspondencia entre VA y W (watios) que es la unidad de consumo que encontraremos generalmente en las placas de los aparatos a conectar es un tanto difícil de explicar y viene dada por la diferencia entre las características de la corriente continua y alterna.

Como norma general, aproximada y práctica hemos de tener en cuenta que el rendimiento real en watios que soporta el SAI es el 60% aproximadamente de su valor en VA.

Os dejamos sin embargo un par de enlaces con explicaciones mas detallas sobre este tema:

La confusión entre watios y Voltios-Amperios (voltiamperios).

Faq del fabricante de NEW SAI

Por lo general los fabricantes recomiendan:

  • No fiarse del valor de las placas de los aparatos eléctricos (ya que suelen tener un margen hacia arriba o reflejar la potencia necesaria en el arranque que siempre es algo mayor que la que consume durante su funcionamiento) y realizar una medida exacta del consumo de los aparatos a conectar al SAI que nos puede hacer un electricista con una pinza amperimétrica.
  • Dar un margen de crecimiento al SAI para conectar tener algo mas de autonomía o poder conectar algún equipo complementario del ordenador impresora, el router, un segundo monitor con el tiempo y mas hoy en día que abundan los discos duros externos.

Una respuesta a “Proteger nuestros datos y ordenadores de los problemas eléctricos son un SAI (parte2)”

Los comentarios están cerrados.