Probando 39ytú y la nutrición de precisión | Loogic Startups
Seleccionar página

Hace unas semanas os hablé de que estaba probando el suplemento alimenticio desarrollado por la empresa 39ytú con el objetivo de mejorar en lo relativo al tema digestivo.

En relación con este tema me ha gustado poder disponer de un análisis al respecto de mi situación en relación con la microbiota intestinal, ya que como estaba leyendo mucho sobre el tema me preocupaba que algo estuviese mal y yo no saberlo. Ahora estoy tranquilo porque sé que gozo de buena salud a ese respecto.

Por otro lado, en relación con la prueba del producto no puedo comentar mucho, ya que por alguna razón no soy capaz de apreciar bien los cambios que se producen en mi cuerpo cuando introduzco algún tipo de cambio. Por ejemplo cuando hace unos años dejé de tomar azúcar, coca-cola o leche, no noté nada en particular. Es cierto que este tipo de cambios se suelen notar más en el largo plazo y que muchas veces es más una cuestión de tener claro que es bueno para la salud, por lo que simplemente hay que hacerlo.

Ocurre lo mismo en relación con la alimentación habitual, cuando tienes claro que es mejor mantener una alimentación saludable, intentando evitar los alimentos procesados, comer cada vez más verduras y menos carne, son cosas que sabes que te ayudan a encontrarte mejor, igual que hacer deporte o no consumir drogas.

Por lo tanto en relación con 39ytú creo que es algo que vale la pena probar cuando sientes que tienes problemas relacionados con el sistema digestivo, sobre todo en relación con determinadas intolerancias alimenticias o problemáticas con la alimentación, como puede ser el tema del colesterol, la glucosa, …

A este respecto sobre los beneficios que tiene la nutrición de precisión, en concreto en lo relativo a la mejora de la microbiota intestinal, os recomiendo la información que la Cátedra de la UCM que está especializada en estos temas.

«La abundancia de microbiota que reside en el intestino humano, estimada en 1.014 microorganismos, desempeña un papel fundamental en el desarrollo del sistema nervioso entérico, la salud general no sólo del tracto gastrointestinal sino de todo el cuerpo humano a través de mecanismos que incluyen la activación del sistema inmunológico y la producción de ácidos grasos de cadena corta para promover la salud de las células del colon, así como las interacciones entre el cerebro y la médula espinal«