Prepárate para emprender en septiembre (VII): Elección de tecnología | Loogic Startups
Seleccionar página

Puedes seguir la serie completa en este enlace.

Todo negocio, especialmente online, necesita de la tecnología, ¿pero cuál y cuánta? Lo primero es tener claro si tu negocio es tecnológico o no. Simplificando, la respuesta es muy fácil, si vendes tecnología (producto o servicio), entonces eres una empresa tecnológica, si no vendes tecnología no lo eres.

Al comienzo la tecnología debe ser una herramienta, no un condicionante para el desarrollo de tu negocio, así que el objetivo debería ser elegir tecnología sencilla, rápida de implementar y de apender a usar, y barata. Si tienes éxito y la tecnología seleccionada no es escalable o se queda corta en funcionalidad significa que la has amortizado (calcula tu ROI) y por tanto puedes dar el siguiente paso y evolucionar la tecnología que utilizas de forma ordenada y sin haber desperdiciado recursos.

Evita los estereotipos sobre si una tecnología u otra (lenguajes de programación, herramientas, infraestructura, etc.) es adecuada o no para un determinado fin. Hay mucha ideología alrededor de los técnicos y eso puede llevarte a elegir una tecnología más cara o más complicada porque «es mejor». Pero si la tecnología es una herramienta para tu negocio, entonces no «es mejor» en sentido general, debe ser mejor para ti.

Elige en función de tus recursos (conocimientos, capacidades y dinero), y lo único importante es que los números muestren que es rentable en horas de trabajo y coste económico con respecto a los ingresos.

Sé que es una visión simplista, y que a muchos les parecerá que degrada la importancia de la tecnología, pero en un negocio lo que es realmente importante es vender, y nada más que vender.