Posibles modelos de crecimiento orgánico para emprendedores - Loogic Startups
Seleccionar página

No hay una fórmula ganadora para cuando un emprendedor o empresa se plantea un crecimiento orgánico. Es decir, que si tu empresa necesita crecer en recursos humanos, no hay una fórmula óptima. Todas tienen sus pros y sus contras.

Creo que todos nos debemos planetar cuál es la formula «menos mala», es decir, la que menos problemas nos va a ocasionar. Y hablo en tono negativo porque el crecimiento orgánico puede convertirse en un problema para determinadas startups. Y es que conozco muchos emprendedores preocupados por este tema. Y lo ven como un problema puesto que en el momento en que una startup tiene que crecer orgánicamente es cuando seguramente empiezan a notarse las carencias que todo emprendedor tiene en el camino que lo tiene que transformar a empresario.

Imaginemos que, contablemente, tu empresa tiene una situación financiera en la que tu pasivo exigible ha crecido en la parte más exigible. Tienes cash para invertir en tu negocio y no dejarlo en el banco rindiendo un mísero %. Llegados a ese punto, en el que te planteas ampliar tu organigrama, seguramente tienes asegurada una entrada de flujo de caja adecuada para afrontar uno o varios sueldos. Es decir, que en el pasivo más exigible de tu balance, hay suficientes recursos como para no estar «desperdiciando la oportunidad» de asignar ese pasivo favorable a nuevos recursos que amplien tu capacidad como empresa.

En ese caso, una de las opciones debería ser invertir en algo que genere valor para tu negocio. Y ese algo, en numerosas ocasiones, debería ser ampliar tu capacidad de trabajo, tu capacidad de producción, y por tanto, tu capacidad de facturación.

Soy de la opinión que en lo referente a incremento de plantilla para afrontar un crecimiento de la empresa, deberíamos tener claro todos el concepto de la Cadena de Valor, de Michael E. Porter, un clásico.

Cadena_de_valor

La cadena de valor (algunos le llaman banderola de Porter) es una representación gráfica de los procesos de tu negocio, los  procesos que realmente generan valor para tus clientes, y que por tanto, te permiten subsistir como empresa.

La cadena de valor se divide en:

  • Procesos básicos: los que forman parte del Core de tu negocio, los indispensables. En el gráfico que he sacado de la Wikipedia, lo véis en verde oscuro.
  • Procesos de apoyo: los que, indirectamente, ayudan a los procesos básicos. En el gráfico, de color verde claro.

Pues bien, si quieres ampliar tu organigrama, lo que todo emprendedor se debería plantear es:

¿dónde asigno recursos? ¿a procesos básicos, o a procesos de apoyo?

gestion-recursos-humanosLos primeros no son mejores que los segundos. Todos son importantes! plantéate cómo mejorarás más satisfactoriamente los procesos internos de tu empresa, con un administrativo, con un programador, con un marketer, con un SEO, o con una persona que venga 2 días a la semana a limpiar las ventanas de tus oficinas. Todo suma, y todo es priorizable.

Mi opinión es clara en empresas de servicios: Amplía personal en los procesos básicos de tu negocio, y externaliza en procesos de apoyo.

Para muchos emprendedores, el SEO es fundamental. Pero no sólo de SEO vive una empresa, como bien nos contó Jesús Encinar en Iniciador Barcelona. Si tienes una marca potente, y una buena reputación, posiblemente el SEO sea un proceso de apoyo.

Para muchos emprendedores, la gestión es algo residual. «Lo haré cuando tenga tiempo». Gestiones de seguimiento de presupuestos enviados, gestiones bancarias, gestiones con Hacienda Pública, o simplemente gestiones de cobro. ¡gestiones de cobro! lo consideran un proceso de apoyo, pero en realidad debería ser un proceso básico: COBRAR.

Mi consejo es que analices tu negocio, los procesos que realizas para generar valor, y te lances a nutrir de personal los procesos que mejor te convengan.

Me gusta usar el símil de que tu negocio es una silla. Seguramente sólo necesidas 4 patas para que sea una silla (4 procesos básicos). No necesitas más patas entre las 4 que tiene tu silla para que siga siendo una silla. Por tanto, en la silla de tu empresa, no necesitas más que 4 procesos básicos con personal interno. El resto de procesos seguramente los puedes externalizar.

¿Qué opinas tú?

________________________________
¿Quién soy?  Jordi Pérez, Consultor de branding y marketing interactivo, project planner de BrandeaStudio y en Opinablogs.com,  professor asociado en EADA, co-organizador de Iniciador_BCN e iWeekend_BCN.  Me podéis seguir y saber más sobre mí en twitter @jordi_perez o en mi blog www.jordiperez.cat

Fuente imagen