¿Podemos aprender algo del liderazgo de Luis Aragonés?

Luis Aragones, la resiliencia de un líder¿Qué tiene que ver un equipo de fútbol con una empresa? Muy poco. O bastante, según se mire. En ambos casos se trata de gestionar y motivar a un grupo humano que comparte objetivos. ¿Y qué tiene que ver Luis Aragonés con un líder empresarial? Que los dos tienen que ser capaces de crear valor a través de las personas, y que su éxito depende de los resultados.

Hoy no queda nadie que no lo sepa: Luis Aragonés ha liderado a la selección española hasta la victoria en la Eurocopa. Se ha hablado de ello hasta la saciedad. Pero quizá faltaba extraer una lección práctica que fuese útil para otros entornos altamente competitivos. Eso es precisamente lo que ha hecho José Cabrera, ex vicepresidente de Sun Microsystems para Europa y experto en liderazgo empresarial e innovación, que se ha planteado la pregunta clave: ¿cuáles son las claves de liderazgo que han conducido a ese grupo humano a lograr, al fin, sus objetivos? Y ha intentado responderla en un interesante análisis.

El secreto está en la «resiliencia»

Cabrera lo tiene claro: la virtud principal de Aragonés ha sido su «resiliencia», definida como «la capacidad de sobreponerse a las dificultades, de superar la destrucción, de aprender de nuestros errores, de superar los obstáculos y salir fortalecidos y transformados de nuestras propias experiencias. La capacidad de construir y reconstruir la realidad que soñamos a pesar de las adversidades».

En su post, Cabrera identifica y desarrolla las cualidades que distinguen a Luis como líder, y que podemos aplicar en otros entornos de trabajo diferentes. Son las siguientes:

  • Visión compartida
  • El líder es el equipo
  • No hay jerarquías
  • Clima y motivación
  • Gestión del talento
  • Disciplina y transparencia
  • Gestión de expectativas
  • Liderazgo transformador
  • Gestión de la diversidad
  • Humildad y sabiduría
  • Hablar con los resultados

Si te interesa el liderazgo y la creación de valor a través de las personas, te recomiendo que leas el post «Luis Aragonés, la resiliencia de un líder» donde, por cierto, se predice la victoria de la selección española frente a Alemania horas antes del partido…

Innovar mezclando disciplinas diferentes

Aunque la mezcla deporte/liderazgo no es nueva, el mestizaje de disciplinas siempre puede aportarnos un soplo de aire fresco, una nueva visión sobre lo que ya conocemos. Y es que, tal y como señala el pensamiento lateral, uno de los caminos más fecundos para innovar, aprender cosas nuevas y mejorar nuestras prácticas es echar un vistazo -al menos de vez en cuando- a otras disciplinas y áreas de conocimiento teóricamente distantes. ¿Qué opinas tú? ¿Has descubierto alguna «mezcla» que dé resultados especialmente buenos o sorprendentes?

6 respuestas a “¿Podemos aprender algo del liderazgo de Luis Aragonés?”

  1. Sólo una cosa, si Casillas no llega a parar los penaltis y España no se clasifica, ahora todo el mundo lo estaría poniendo a parir y nadie lo consideraría un modelo de nada.

  2. Creo que vamos acercándonos a una buena síntesis: competencias técnicas + motivación. Quizá habría que añadir algún otro ingrediente como, por ejemplo, el «alineamiento» en los objetivos del grupo: que todos tengan claros cuáles son los objetivos y los compartan. Sin estas piezas, el equipo no funciona.
    Bueno, y quizá lo más importante (aunque sea obvio): hablar con los resultados. Parece que no hay éxito sin resultados… ¿Y si resulta que pierdes con Italia a los penaltis en cuartos?

  3. Discrepo bastante del posicionamiento de Miguel Angel. Ya que este caso en ningún momento hemos hablado de ningúna fábula o moraleja que nos ayude ha entender alguna teoria empresarial.

    El paralelismo consiste en el pontencial que tiene formar un grupo con un objetivo común, con una aportación por igual de cada componente y en definitiva originando una cohesión y un núcleo sólido.

    Es una base para tener éxito en cualquier sector, ya que siempre estamos hablando de personas.

    Ahora bien, si en este caso por mucha cohesión, los futblistas son mediocres jugando al futbol, seran superados por un equipo menos cohesionado como grupo colectvo pero mas preparado tecnicamente.

  4. La opinión pragmática de Miguel Ángel es totalmente respetable.

    Creo que talvez es por el carácter de cada uno, la manera como ve las cosas. Para algunos, el modo fábula es totalmente inadecuado para explicar o conceptualizar conceptos básicos de management.

    Un conocido mío me respondió una vez algo parecido a lo que opina Miguel Angel. Hablábamos de la fabula de Quien se ha Llevado mi Queso. Él me comentaba lo tonto que es el libro. No entendía la moraleja, puesto que su mentalidad es como la de los ratones, que al primer indicio de cambio, van en busca de más queso. Concluimos que sólo a las personas del tipo «enano que se queda lamentandose» esta fábula hace algún efecto. Al resto, es una tontería como cualquier otra. Este conocido mío es totalmente pragmático, y una fábula como esta no le aporta absolutamente nada.

    Yo, personalmente, creo que una dosis de fábula es positivo, puesto que te llega más profundo el mensaje. Una moraleja tipo fábula tiene hilo directo con tu subconsciente, mientras que un teorema científico tiene hilo directo con tu razocinio. Son igualmente importantes, pero de distinto calado.

    Saludos!
    Jordi

  5. Bueno, yo no estoy muy de acuerdo en simplificar el management con enanitos, quesos, y fábulas de buena suerte, creo que la teoría hay que conocerla más a fondo.
    En cuanto al paralelismo deporte-empresa estaría bien si las familias de los subcampeones se hubieran ido al paro por perder «competitividad».
    Creo que salirse de los paralelismos entre sectores ya es un exceso, es cierto que muchas veces no puedes analizar un problema de tu empresa si cierras el territorio en tu sector, muchas veces ves cosas en otros sectores que te abren la mente, pero con cuidado, muchas veces las reglas de la comercialización de bienes son nefastas para los servicios profesionales, etc. y detrás de los éxitos empresariales hay mucho trabajo y conocimiento.
    Un saludo.

  6. Estoy totalmente de acuerdo sobre el post de Luis Aragones. Se pueden sacar todos los paralelismo que uno quiera y exportar a la empresa. Siempre trabajamos con persona.

    De igual manera que se Felicito a Pepu Hernández exseleccionador de la selección Española de basquet por ganar el campeonato del mundo , a traves de haver cohesionado un grupo por encima de los nombres propios ( recordar que Pau no jugo la final por lesión )Luis ha hecho los mismo en la selección de Fútbol.

    Que importante es el trabajo colectivo y que todos los componentes de un grupo tengan el mismo grado de implicación.