Oh My Chic es un ejemplo de ecommerce que abre tienda offline - Loogic Startups

ohmychic moda

Oh My Chic es una de las startups que ha formado parte del programa de pre-aceleración de la EOI llamado Coworking Redepyme EOI donde he estado colaborando como formador y mentor. Me ha parecido hablaros de este proyecto para que podáis conocer un ejemplo de una tienda online que decide montar un negocio offline con una tienda a pie de calle. A continuación puedes leer la entrevista que le he realizado a Irene Muñoz, fundadora de la startup Oh My Chic:

Oh My Chic es una comunidad de diseñadores de moda made in spain ¿Qué tiene de especial la moda española y cómo son sus diseñadores?

Tenemos grandes talentos en España y nuestra moda es un referente internacional. Estos días lo hemos podido comprobar en la MFShow, una pasarela donde prometedores diseñadores españoles muestras sus creaciones. Es impresionante la capacidad creativa y de ejecución que tienen.

El problema es que el mercado de la moda es muy competitivo causado por dos grandes extremos: las tradicionales firmas de lujo y las grandes marcas de moda Low-Cost. Esto ha hecho que los diseñadores de moda españoles tengan dificultades para acceder al mercado y que cada vez se fabrique menos en España, cerrando muchos talleres con gran tradición. Ahora la tendencia está cambiando, los consumidores demandan prendas de calidad y aprecian la fabricación española.

¿Qué motiva a una Ingeniera Informática a dedicarse al mundo de la moda?

Como amante de la moda cada vez me era más complicado encontrar moda de calidad, fabricada responsablemente a precios accesibles. Cuando analicé el mercado y consulté con amigas y compañeras de trabajo detecté que todas buscábamos lo mismo: prendas diferentes, originales, de calidad y a precios que nos pudiéramos permitir. Por eso decidí dejar mi trabajo para dar el gran paso de emprender y así montar una plataforma donde reunir diseñadores de moda made in spain para que cualquiera les pudiéramos descubrir fácilmente.

¿En qué momento y por qué decide una tienda online dar el salto al mundo real?

Comenzamos con el escaparate virtual (ohmychic.es) en Diciembre de 2014. Para promocionarle y para promocionar a nuestros diseñadores además de acciones on-line en nuestras redes y blog también realizamos acciones off-line, organizando grandes eventos, en lugares emblemáticos como el casino de Gran Vía o Platea Madrid. La idea gustó y fueron los propios diseñadores quienes cansados de los pop-ups o tiendas multimarca nos pidieron un lugar donde vender sus productos y ganar imagen de marca y por eso y con su feedback dimos el siguiente gran paso: La Boutique Oh My Chic! donde cada diseñador gana imagen de marca a la vez que se venden sus productos. Por tanto ahora, ofrecemos una promoción integral:

On-line: A través de nuestra web, nuestras redes y blog
Off-line: A través de nuestros eventos, de nuestra boutique y showroom

ohmychic tienda

¿Qué dificultades te has encontrado a la hora de montar una tienda a pie de calle para tu negocio en Internet?

Principalmente los grandes costes, inversión y tiempo que conlleva. Pero a su vez es de donde más información se recoge, escuchamos a los clientes y eso es de gran ayuda para los diseñadores.

¿Crees existen sinergias entre un negocio online y una tienda offline?

Por supuesto. La información, comentarios y recomendaciones que los consumidores ven en internet y en las redes sociales tienen un gran peso en la toma de decisiones, es lo que se conoce como el Zero Moment of Truth. Después, este tipo de moda necesita de una tienda offline, porque así los consumidores pueden apreciar la calidad de las telas y de su fabricación y pueden probarse esas prendas que han visto en internet y que si no tuvieran un lugar físico donde verlas probablemente no las comprarían.

¿Qué es lo más satisfactorio que te ha ocurrido al frente de Oh My Chic?

Lo más satisfactorio es saber que realmente Oh My Chic! está cumpliendo su misión de ayuda y apoyo a los diseñadores de moda. Su agradecimiento hace que seamos felices y sigamos esforzándonos al máximo con ilusión. Personalmente también estoy muy agradecida a mi equipo, gente maravillosa, dispuestos a darlo todo en una startup a sabiendas de todas las dificultades que supone. Puede sonar muy “cursi”, pero todo esto hace que sea muy feliz y me de fuerzas para luchar incansablemente a diario.


Te puede interesar: