Modelos de negocio, de la teoría a la práctica | Loogic Startups

puzzleA veces pienso que uno de los motivos por los que me gusta impartir formación es un poco egoísta, porque siempre aprendo algo de los alumnos. Una de las cosas más interesantes de impartir formación en temas de gestión de empresas, tecnología y comercio electrónico es la cantidad de nuevos proyectos que se conocen, y algunos no tan nuevos, negocios físicos tradicionales que quieren pasar al online, y nuevos proyectos salidos de los MBA.

Hay dos cuestiones, que según la materia de la que se trate hay que enfocar de manera diferente, en las tengo que detenerme especialmente porque los alumnos o profesionales (sin distinción) se lanzan al vacío sin red. Se trata de estudiar el mercado para su producto o servicio y de la validación de su propuesta de valor.

Hay un riesgo enorme en asumir como ciertas las primeras hipótesis que nos planteamos sobre un nuevo producto o servicio, tanto en la parte del mercado como la del propio producto, que en realidad no es fácil separarlos. Yo siempre recurro al mismo ejemplo como argumento de que es necesaria una mínima validación previa del producto y un mínimo estudio del mercado que está dispuesto a adquirirlo: ¿conocéis alguna empresa que haya triunfado con el primer plan de negocio o el primer modelo de producto que se planteó en su inicio, sin tocarlo nada de nada? Yo no, y por eso la probabilidad que tenemos los demás de acertar a la primera tiene que ser a la fuerza bastante reducida.

Eso no quiere decir que la idea sea mala o que no se pueda llevar a cabo, pero es necesario estudiar nuestra propuesta no sólo desde nuestro punto de vista sino desde el punto de vista de nuestros clientes. A veces basta con preguntarse en voz alta, ¿por qué te voy a comprar a ti y no al de enfrente algo parecido? para buscar una respuesta adecuada que mejora nuestra propuesta de forma inmediata.

Otra pregunta fácil que ayuda mucho es ¿qué más me puedes dar sin aumentar tus costes? La creatividad que tenemos escondida puede llegar a aportar con estas respuestas la clave para que elproducto triunfe en el mercado.


Sé transparente y te lloverán los clientes

Te puede interesar: