Misión, visión y valores. La hoja de ruta para tu empresa.

felchaArtículo escrito por Marcela Larrad, Manager de RRHH en la aceleradora de startups Top Seeds Lab y mentora de StartupsMentor.

Pongamos el ejemplo de una empresa que empieza, con dos socios fundadores. Ambos tienen una idea que quieren poner en marcha, creen en su producto y saben cómo llegar a los clientes potenciales. Empiezan a vender bien el producto y necesitan ampliar el equipo comercial. Ponen en marcha un proceso de selección para buscar candidatos con perfil de ventas que les ayuden a conseguir los objetivos comerciales.

En las entrevistas, a la hora de contar su proyecto para atraer a los mejores candidatos, se encuentran con que no saben qué contar para que el proyecto parezca atractivo, más allá de las bondades del producto y el mercado potencial. Uno de los candidatos les pregunta quiénes son como empresa, hacia donde van, que valores los sustentan, cómo pretenden. Los dos socios tienen que improvisar su respuesta. Solo se habían preocupado de vender mucho, pero nunca se habían parado a pensar a definir y transmitir sus valores como empresa.

Aquí es donde entra la magia de la cultura corporativa. A parte de un logo atractivo y de una buena imagen de empresa, de un buen producto y una buena estrategia comercial, resulta fundamental establecer algunos parámetros como son la misión, la visión y los valores que articulen los pilares que fundamentan una empresa, hacia donde quiere ir y cómo pretende la empresa conseguirlo. Es importante crear un “destino a largo plazo” para nuestro negocio, que nos proporcione una hoja de ruta que nos lleve al éxito.

La visión de tu empresa debe ser un elemente constante y visible en los procesos de selección. Debe aparecer incluso en la descripción de la oferta de trabajo que publiques. Al hacerlo, le cuentas al mercado quién eres como organización, y por tanto qué tipo de perfiles quieres para tu equipo. Además puedes preguntarles a los candidatos que entrevistes de qué manera ayudarían a tu empresa a conseguir esta visión.

Tener claros estos conceptos podrá ayudar a una empresa a seleccionar talento con mejor criterio, tener una buena venta del proyecto para atraer talento y asegurarse que los miembros de la misma conocen los pilares que la sustentan y caminen todos dirigidos en una misma dirección hacia el éxito.

Básicamente, la misión describe el propósito general de la organización, cuál es nuestra labor o actividad en el mercado. Cuando vayamos a definir nuestra misión, deberemos hacer referencia a lo que hacemos, cuál es nuestro público objetivo y qué nos diferencia de la competencia.

A través de la visión de la compañía podemos definir las principales metas que la organización quiere conseguir, y es esencial que presenten un tono que pueda inspirar y motivar al equipo. La visión recogerá lo que la empresa quiere lograr y dónde pretende estar en el futuro.

Finalmente, los valores descansan sobre principios éticos que conformarán la cultura corporativa. De alguna manera, los valores pueden definir la personalidad de la compañía, cómo es y en qué cree.

En muchas ocasiones, la tarea de definir estos tres conceptos suelen pasarse por alto. Al margen del tamaño de nuestra empresa, tener clara la misión, visión y valores puede ayudarnos para tomar decisiones, marcar objetivos y saber dónde nos gustaría llegar. Aportará unidad al equipo y marcará el camino que todos los empleados conocen, comparten y persiguen para llegar al éxito.