Mi error emprendedor | Loogic Startups
Seleccionar página

A modo de confesión y emulando a Mario Dehter paso a relataros el que creo que ha sido mi principal error o problema como emprendedor.

Ahora que creo que ya no me falta ambición y teniendo muy claro que mi enfoque emprendedor ha de estar en internet (mis circunstancias personales y financieras pondrían muy difícil iniciar un negocio con grandes barreras de entrada). Mirando mi entorno y sobre todo conociendo de primera mano la experiencia y resultados de muchos otros emprendedores, creo que con frecuencia me he equivocado a la hora de elegir los proyectos a poner en marcha.

Tengo un problema, solo me apetece participar en proyectos en aquellos temas que me resultan interesantes personalmente. Primero fue la ciencia, más tarde la tecnología, finalmente las finanzas, qué será lo siguiente? Se puede triunfar en esas temáticas? si, pero solo si eres el mejor, el más rápido, el más ambicioso, el más listo y debe ser que yo no doy ese perfil.

Porqué se me ocurrió montar blogs sobre mapas, seguridad informática, second life, … en lugar de hacerlo sobre moda, música o viajes? este es un claro ejemplo de lo que me pasa, me empeño en hacer cosas «raras» que me gustan a mi pero que no gustan al gran público. Y suerte que no se me ha ocurrido montar blogs sobre mis otras aficiones como la educación ambiental y el senderismo.

Mientras los emprendedores de mi entorno montaban sitios de clasificados, redes sociales generalistas y portales de juegos en flash, yo me empeñaba en montar negocios en los que el publico objetivo es más bien pequeño. He pensado mucho en cambiar esa tendencia, pero solo se me ocurren negocios que giran entorno a mis intereses, me cuesta mucho desarrollar ideas entorno a mercados o temáticas que no me son afines.

Cómo puedo cambiar esa tendencia? conozco muchos emprendedores que se atreven con todo, que cuando piensan en proyectos miran el negocio, no su interés. Emprendedores que saben detectar los mercados y las temáticas donde les lloverá el tráfico y los ingresos. En fin, ahí seguiremos; últimamente estoy muy ilusionado con las novedades que vamos a presentar tanto en Loogic como en Tecnoblogs. Más trabajar y menos pensar.