Los creadores de tiendas online redoblan sus esfuerzos

ID-10024878

De marzo a junio se celebran muchos eventos, algunos de gran importancia y ya consolidados, relacionados con la empresa, el mundo digital y el comercio electrónico. Es difícil clasificar muchos de estos eventos, que nacieron hiperespecializados y se han ido abriendo a todo un sector desde distintas aproximaciones. Ya no son sólo eventos de marketing o sólo eventos de comercio electrónico.

Y esta es la época clave de las tiendas online para demostrar que son viables, que son un buen negocio y algunas, que son interesantes inversiones para los profesionales de las inversiones en startups. Pero sin llegar a ese extremo, se nota en las notas de prensa y en la actividad de marketing de los creadores de tienda online que también se reactivan en sus campañas para luchar por quedarse con el cliente que aún no tiene una tienda online y que se lo está pensando. Batallas de cifras de tiendas activas y otras métricas que buscan el impacto para demostrar cuál es el servicio más completo, más cómodo, más adecuado para los nuevos vendedores online.

En este terreno hay dos tendencias muy interesantes que quiero comentar. Una de las tendencias es la de las grandes aplicaciones para creación de tiendas online en la que ofrecen un servicio premium completo alojado y escalable para empresas con grandes comercios electrónicos. El origen de este servicio puede ser un software bajo licencia o un saas, pero el foco es el mismo: escalabilidad y adaptabilidad. Creo que un buen ejemplo es el caso de Shopify, cuyo servicio es apto para pequeños comerciantes y a la vez tiene una división para empresas que necesitan que la tecnología no sea una tarea de la que deban ocuparse.

Por otro lado está la del concepto de «páginas web con pagos integrados» que explota GoSpaces en México, que me parece un acierto enorme para quitarle el peso de la responsabilidad que supone el negocio online, sobre todo pensando en los nuevos vendedores que empiezan y necesitan una generación de confianza extra para comenzar sus negocios online. Pero también indica una tendencia en el concepto de venta online, ya no sólo vale (hace tiempo que ya no vale) simplemente ponerse a vender, sino que hay que aportar algo al usuario y potencial cliente. Primero hay que informar, instruir, enseñar, para luego vender.

Y todo esto en un mercado como el español que sigue creciendo en comercio electrónico, en compradores, sin duda impulsados por dos motivos, por las grandes marcas que de por si generan una gran confianza en los consumidores fieles, y por otra en el aumento de la oferta por parte de pequeñas tiendas que igualmente han generado una confianza previa con sus usuarios. Aquí entraríamos además en las experiencias y en la generación de confianza omnicanal, pero eso eso da para otro artículo.