Los CEO’s de las principales empresas del mundo son pesimistas frente a la crisis

PWC

Algo me dice que si esta encuesta se hiciera solo a los CE0’s de las empresas de internet el resultado no sería el mismo, pero como cada año, PwC ha presentado su Encuesta Global de CEO’s que viene a ser una buena manera de tomar el pulso al mundo de la empresa en general. Su presentación se realizó ayer en el World Economic Forum de Davos y hace la número 15, cobrando especial significado a nivel nacional, cuando están por llegar aún algunas reformas económicas importantes.

1.258 CEOs encuestados en todo el mundo muestran su criterio y visión ante un 2012 que se presenta lleno de desafíos pero también de oportunidades. Aunque el informe no es muy alentador, tengo que destacar las siguientes cifras:

Sólo el 15% de los CEOs globales cree que mejorará la economía, muy por debajo del 32% de CEOs españoles que opinan de igual modo. El 40% de los CEOs mundiales y el 30% de los españoles aseguran tener “mucha confianza” en el crecimiento de ingresos de sus empresas en 2012.

El 51% de los encuestados tiene previsto incrementar su plantilla en 2012. Sin embargo, las perspectivas de los CEOs españoles, aunque mejoran respecto a 2011 – un 60% espera mantener o aumentar su plantilla -, todavía un 34% apuntan a que seguirá la destrucción de empleo.

Parecen cifras contradictorias, pero el informe explica con detalle el porqué de esas previsiones de crecimiento de ingresos o mantenimiento de empleo a pesar de la mala opinión sobre la economía: los directivos piensan que las empresas han hecho los deberes y que se encuentran mejor preparadas que en 2008, al comienzo de la crisis, para afrontar este periodo de débil crecimiento.

Adaptar los modelos de negocio y la apertura a los mercados emergentes han sido claves para que las empresas encuentren el modo de superar la situación, aunque en el ámbito español preocupa especialmente el cambio del comportamiento en el gasto de los consumidores (74%) el aumento de la carga impositiva (66%) y la incapacidad de financiar el crecimiento (64%).