Los 12 errores más graves en webs y tiendas online (con ejemplos reales) (segunda parte) - Loogic Startups

Artículo escrito por Miguel Ángel García del Valle Lajas, director de MarketingPro.

Después de ver los seis primeros errores de webs y tiendas online, aquí tenemos la segunda parte.

  • 7.- No dar confianza
  • Puedes tener un producto maravilloso, precios competitivos y una web espectacular, pero si el usuario no confía en tu empresa, estás muerto. Para dar confianza no basta con poner sellos estilo Confianza Online o Ekomi, influyen muchos factores: Calidad del diseño, usabilidad, información, atención al cliente, presentación de la empresa, testimonios, premios, apariciones en prensa, etc.

    7legisdaliaUno de los factores que muchos olvidan, es que las personas estamos programadas para confiar en otras personas (no en empresas o webs “sin cara”), por lo que dar un toque personal a la web puede ser clave para generar confianza.
    En este sentido, un error de principiante es incluir fotos de stock, en lugar de fotos reales de los trabajadores, como hacen por ejemplo en Legisdalia.

  • 8. No realizar segmentación adecuada
  • La web de una empresa tiene que atender a muchos perfiles diferentes: Clientes potenciales, clientes actuales, partners y afiliados, inversores, trabajadores y candidatos, etc. Además, la mayoría de negocios tienen distintos segmentos de clientes y muchas veces es más efectivo contar con argumentos de venta distintos para cada segmento.

    8iberdrolaEs un arte conseguir una web que atienda las necesidades de todos esos públicos sin convertirse en un popurri difícil de navegar. Por suerte, hay cada vez más herramientas que nos ayudan a ello: Software de personalización web, páginas de inicio segmentadas, landing pages, analítica web y heatmaps, encuestas online, tests de usabilidad, etc.

    Un ejemplo de segmentación que parece mal enfocada es la web de Iberdrola, que se centra casi exclusivamente en los inversores y tiene solo un pequeño enlace para los clientes (aparte de otros problemas de usabilidad, como el slider interactivo que resulta poco intuitivo)

  • 9. No dar la información adecuada
  • 9hostinetEl usuario que llega a tu web normalmente no conoce tus productos y llega lleno de dudas. Si tu web no aclara esas dudas, puedes tener 2 problemas: Recibir cientos de preguntas (lo que va a aumentar tus costes de atención al cliente) y/o que la mayoría se vayan sin molestarse en preguntar (lo que te va a hacer perder ventas y clientes).
    Un ejemplo es Hostinet, que apoya su oferta comercial en hosting ilimitado, pero no explica qué quiere decir con ilimitado (y para despistar más aún, ponen un asterisco*, que invita a pensar que habrá una explicación más abajo, pero no se incluye ninguna).

    N.B editorial: La empresa ha actualizado su web recientemente y ahora sí incluye la indicación que faltaba.

  • 10.- No ofrecer incentivos
  • 10lanoaSi pides a los usuarios que hagan algo, pero no les das motivos para hacerlo, muy pocos lo harán. Es pura lógica, pero los diseñadores de muchas webs parecen no entenderlo.

    Por ejemplo, muchas webs (como por ejemplo Lanoa) ponen simplemente un formulario de “suscríbete a nuestro newsletter”, pero no dan ningún incentivo a los usuarios para suscribirse, ni siquiera explican qué tipo de información les enviarán.

  • 11. No optimizar las llamadas a la acción
  • 11bebabeLas webs existen para un objetivo (que los visitantes completen una venta, que rellenen un formulario de solicitud de información, etc.). Si no cuentas con enlaces o botones que guíen adecuadamente al usuario hacia la acción que quieres que completen, habrá menos usuarios que la completarán (lo que significa menos ingresos para tu negocio). 

    Un ejemplo es el checkout de Bebabe, que no guía de manera adecuada al usuario. Una vez llegan a esta página, el siguiente paso natural es completar el pedido, por lo que ese botón debería destacar por encima de todo (no tener el mismo tamaño y color que los demás botones). Además el texto resulta confuso, porque dice “cerrar mi pedido” (que podría ser interpretado como “cancelar pedido”), sería mucho mejor “confirmar pedido”, “realizar pedido” o algo similar.

  • 12. Textos poco optimizados
  • 12alvarezLos textos son probablemente el elemento menos optimizado en las webs. Por alguna razón, las empresas dedican mucho tiempo y dinero al diseño de su web, pero luego no dedican apenas nada a redactar textos optimizados para vender (y mucho menos a probar con distintos textos para comprobar qué funciona mejor, que sería lo recomendable). Y los textos son aún peores si metemos el factor SEO, que impulsa a muchos negocios a llenar sus textos de palabras clave sin ningún criterio ni interés para los usuarios.

    Es como si le dijeras a un vendedor que no importa los argumentos que utilice para convencer al potencial cliente, que lo único que importa es que se vista bien y que además tiene que repetir unas ciertas palabras, aunque no tengan sentido en la conversación. 

    Un ejemplo lo tenemos en Álvarez con un texto muy largo (muy pocos se detendrán a leerlo) que se podría resumir y darle algo de estructura, con lo que resultaría mucho más efectivo.

Si quieres mejorar tu web con el equipo de MarketingPro puedes solicitar información sin compromiso con el siguiente formulario, o indicarles que vas de nuestra parte:


Te puede interesar: