Líneas de financiación imprescindibles para las empresas - Loogic Startups
Seleccionar página

H2020

Cuando una empresa empieza a funcionar, uno de los mayores quebraderos de cabeza de los emprendedores suele ser la manera de buscar financiación para el proyecto. Dentro de la financiación pública (en Europa hay más de 90.000 millones de euros al año) hay líneas de financiación para planes de negocio en menor medida y para proyectos de innovación en la mayoría de las ocasiones.

Diego Soro, CEO de Fundera detalla las líneas de financiación más importantes del panorama europeo, así como el mejor modo de acceder a ellas. Puede resultarte muy útil descubrirlas, sobre todo, dependiendo del tipo de empresa que tengas.

Una de las principales líneas es la que ofrece Enisa. Oferta préstamos participativos, donde no se piden garantías (la garantía es la rentabilidad del proyecto) y que por lo tanto requiere en primer lugar un compromiso de inversión por parte de la propia empresa. Además, tiene varios instrumentos, desde la línea más pequeña de jóvenes emprendedores (hasta 75.000 euros) y también líneas mayores. Otra que ofrece préstamos participativos sin garantías es Caixa Capital Risc, dónde se ofrecen líneas Micro con créditos de hasta 100.000 euros. La diferencia es que en este caso son convertibles si hay una ronda posterior.

Dentro de los programas de financiación más recientes, la Comisión Europea da un giro hacia pymes y startups, poniendo en marcha el Instrumento PYME, un programa financiero destinado únicamente a este tipo de empresas. Esta es una de las líneas de financiación más interesantes, pero también de las más competitivas. Afortunadamente hay convocatorias cada tres meses aproximadamente.
Horizonte Pyme también tiene como objetivo financiar buenos proyectos y darles la oportunidad en España, es algo tremendamente útil para las pymes nacionales, que reciben la segunda oportunidad gracias al programa. En este caso, se espera una convocatoria antes del verano de 2016.

Desde hace tiempo, el organismo que financia el desarrollo de tecnología en empresas españolas, el CDTI, lanzó un programa para financiar empresas de reciente creación (menos de 4 años, en este caso de Neotec) que tuvieran como núcleo el desarrollo de alguna tecnología innovadora. Este instrumento ha ido cambiando y evolucionando a lo largo de los años, pero la última convocatoria financiaba con hasta 250.000 euros de subvención a fondo perdido empresas de esa índole.

El principal problema de estas líneas para empresas con poco recorrido es que el CDTI, una vez presentado los proyectos, hace una evaluación financiera de la empresa, y suele solicitar garantías (por norma general). Es un programa mucho más recomendable para empresas que ya tienen un recorrido.

También el Ministerio de Economía lanza su convocatoria tradicional. Esta tiene como objetivo financiar la contratación de tecnólogos en empresas. El plan Emplea cubre la contratación de hasta 4 tecnólogos durante tres años, incluyendo el salario bruto y los costes de seguridad social en un préstamo al Euribor, sin garantías. Es una línea muy demandada con una convocatoria que suele abrir a principios de cada año y su presupuesto ronda los 70 millones de euros.

El Ministerio de Industria tiene también su propio programa con el objetivo de financiar proyectos a través del programa AEESD para el desarrollo experimental de temáticas determinadas. El año pasado la financiación se destinó a “industrias del futuro”, que incluían proyectos en internet, componentes y sistemas electrónicos, computación en la nube y tratamiento masivo de datos; así como ciberseguridad y confianza. Suelen ser convocatorias cerradas que suelen abrir en el primer semestre del año, donde se financia casi el 100% del presupuesto de un proyecto de I+D+I con un 20% de subvención.

Cuando hablamos de proyectos europeos hablamos de Eurostars. Un programa para financiar proyectos de cooperación europeos entre un mínimo de dos empresas europeas para la creación de un producto innovador orientado al mercado. Se presentan proyectos a nivel internacional, si son aprobados, cada país financia a la empresa que corresponda. En el caso de España el responsable es el CDTI, que aporta alrededor de un 50% del presupuesto del proyecto en una subvención a fondo perdido. Es una línea menos conocida que otras, y con menos presupuesto, pero también de más fácil acceso al ser menos competitiva.

En RETOS, se financian proyectos de desarrollo experimental, aquellos enfocados al diseño de nuevos productos o servicios, que finalicen en un prototipo o en un elemento demostrador del mismo. Dentro del programa RETOS, se pretende canalizar la innovación generada por las universidades y centros tecnológicos a través de empresas, de manera que éstas las orienten al mercado. Como mínimo debe haber una empresa y un centro de investigación con un presupuesto mínimo de medio millón de euros. Es una convocatoria con un presupuesto muy grande, de unos 500 millones de euros que abre a principios de cada año.

Y muchos se preguntarán, ¿qué ocurre con la financiación para el sector cultural o turístico? Actualmente hay una línea de financiación anual, que sale en el primer trimestre de cada año y que tiene como objetivo promover productos y servicios culturales innovadores mediante la aplicación de nuevas tecnologías, impulsando la creación y difusión de la oferta cultural. El programa subvenciona proyectos a fondo perdido, generalmente con importes de entre 20 y 40.000 euros a proyectos que mediante las nuevas tecnologías apoyen a las industrias culturales, con un fondo pequeño de alrededor de dos millones de euros.

Finalmente, y en lo que respecta al sector turístico, cobra relevancia la convocatoria Emprendetur, para proyectos de innovación en este ámbito. Dentro de esta línea, aparece “Emprendetur Jóvenes Emprendedores” que ofrece préstamos con 5 años de amortización y 2 de carencia, sin necesidad de aportar garantías.

A menudo es complicado localizar un listado completo de líneas de financiación. Con el que te hemos mostrado cualquier empresa puede obtener unos ingresos importantes, algo que en general los emprendedores desconocen y puede ser de vital importancia.