Las Actividades Clave en el BMC (3) #005 [Loogic Podcast]

Las Actividades Clave en el Business Model Canvas. Continúo con la serie sobre el BMC. Puedes leer todos los post de la serie aquí, y suscribirte al pódcast en tu reproductor favorito (feed RSS) o en AppleGoogleSpotify.

Escucha»Loogic.com, startups e inversión» en Spreaker.

Dentro de los apartados del business model canvas relacionados con el producto o servicio, este de las actividades clave es para mi el más importante. A partir de las actividades clave determinaremos los recursos que necesitamos (siguiente cuadro por abajo), y los socios clave que debemos tener en cuenta (cuadro a la izquierda). También se ve afectado el cuadro de la estructura de costes (abajo del todo en este mismo lado).

De tal forma que de todos los apartados del lado izquierdo del canvas necesitamos comenzar por las actividades clave para obtener una buena panorámica de nuestra actividad en lo que se refiere al producto o servicio en sí mismo que ofrecemos.

La mejor forma de cumplimentarlo en escribir el proceso de producción y comercialización del producto. No te dejes llevar por la tentación de indicar solamente las actividades relacionadas con las ventas. Este cuadro se suele llenar de actividades de marketing, y cosas parecidas, pero no se trata de eso.

Este apartado no es para contener las actividades que son comunes a cualquier negocio, que también las puedes incorporar si quieres. De lo que se trata es de contenga las actividades específicas de tu negocio. Las que logran disponer de tu propuesta de valor para los clientes.

Las actividades clave son todas tangibles, son horas de trabajo que hay cuantificar. Si se trata de un producto incluye el diseño, la fabricación, el almacenamiento, la logística, etc. Si se trata de un servicio incluye la parametrización, la prestación (desglósala lo máximo que puedas para detectar costes ocultos), la elaboración de informes, etc.

Si las actividades clave no están bien definidas, nuestros recursos clave tampoco lo estarán, y eso afectará como mínimo a la estructura de costes. Y lo que es peor, puede afectar al apartado de socios clave. Si pinchamos en ese apartado, que lo veremos más adelante, todo el negocio puede fallar.

Así que tómate tu tiempo para definir con calma las actividades clave. Que el cuadro pequeño no te lleve a engaño. Yo lo hubiera hecho el doble de grande, y el de socios clave la mitad de lo que es.

Piensa que si la sección de actividades clave está al lado del eje central es por su importancia inmediata en relación al producto o servicio que ofreces.

Si no te cabe toda la información en el hueco disponible añade una nota y escríbelo fuera, pero no te contentes con rellenar el hueco. No se trata de rellenar huecos sino de pensar de forma organizada y detallada sobre tu negocio.

No eludas actividades clave por el simple hecho de que tú no las puedes desarrollar o no tienes conocimientos para llevarlas a cabo en ese momento. No pienses en ti sino en tu negocio.

Otra variable que te sugiero que tengas en cuenta es la temporalidad. Es decir, puede que determinadas actividades no sean necesarias a lo largo de todo el ciclo de vida de tu negocio. Algunas pueden estar presentes sólo al principio y otras solo al final, por ejemplo. Tenlas todas en cuenta y anótalas en este apartado, porque afectan al negocio aunque sea en distintas fases.

Te espero en el próximo contenido sobre los Recursos Clave.