La importancia de Registrar Marcas en las Startups - Loogic Startups
Seleccionar página

Artículo realizado por Luis Naranjo, asociado en Protectia. Agencia de patentes y marcas.

Una marca es en esencia la promesa de una firma de proporcionar, de forma consistente a los consumidores, un conjunto específico de características, beneficios y servicios.

¨El nombre con que se identifica la razón social es un término diferente al de marca. Tan solo la marca registrada ofrece el derecho de uso en exclusiva de denominaciones para identificar determinados productos o servicios¨.

Habitualmente cuando los emprendedores inician su actividad son tantas las dificultades a sortear que se centran en resolver sus problemas financieros, logísticos, comerciales… y por inexperiencia o descuido no consideran la protección de su imagen, poniendo en riesgo este importante activo.

El ejemplo de Google y el valor de su imagen suele ayudar a centrarse rápidamente en este asunto, dada su popularidad, es fácil entender que sus marcas, (patentes, diseños y desarrollos) tienen una mayor trascendencia económica que el resto de sus activos juntos.

Utilicemos un par de supuestos prácticos para visualizar lo importante que es considerar este activo antes de iniciar un proyecto o desarrollo empresarial.

Supongamos que un grupo de jóvenes con talento crea una startup en la que invierten sus ahorros, tiempo y esfuerzo; logran un buen desarrollo, lo muestran en su web, llegan a conseguir cierta notoriedad y algunos buenos contactos estratégicos con los que generar ingresos.

1) Supongamos también que la personalidad jurídica que usan para materializar su proyecto se llamaba NYSUPROJECT S.L, y su primer exitoso desarrollo se conoce y comercializa como NYSU. Un buen día, reciben un correo electrónico certificado con un requerimiento en el que una sociedad llamada ¨NYSUPROJECT DESARROLLOS INFORMÁTICOS S.A.¨ y que desconocen les ¨invita¨, a través de sus abogados, a cesar el uso de la denominación NYSU con la que identifican sus productos y servicios, así como su dominio y razón social, por ser poseedores de varios derechos anterior de marca o emprenderán acciones legales en su contra. Lógicamente nuestros emprendedores lo tienen en cuenta, y deciden contactar con varias Agencias de Propiedad Industrial. Todos los profesionales consultados les aconsejan ceder, negociar un plazo para evitar una demanda y dejar de utilizar esa denominación lo antes posible. Les aclaran que el caso tiene difícil defensa por la existencia de un derecho consolidado anterior, y las consecuencias pueden ser nefastas.

No es difícil imaginar las consecuencias. El tiempo dedicado a darse a conocer perdido, además del esfuerzo de tener que cambiar de imagen, de razón social, publicidad, la Web, etc. etc. Si además pensamos en que sus clientes o potenciales usuarios pueden llegar a confundirse con quien les requiere sin poder impedirlo esto puede ser una locura.

2) Usando el mismo supuesto de nuestros jóvenes emprendedores, imaginemos que su plan de negocio funciona muy bien y una compañía importante decide absorberlos. Lógicamente emplean auditorias para cuantificar la empresa.

El auditor de las primeras cosas que solicita es listado de activos, todo Ok; pero ¿Y las marcas?, ¿Como valoro su imagen? sin registros no puedo. Craso error, ese valor no aparecerá en esta auditoría y tampoco podremos negociar una licencia.

Estas dos situaciones que pueden parecer extremistas o exageradas se dan habitualmente y pueden evitarse con un solo registro de marca.

Los costes de hacer un registro de marca, ya sea para proteger la imagen corporativa o para identificar productos o servicios son asequibles, es garantía de empezar con buen pie nuestro proyecto y, en cualquier caso, un dinero bien invertido en la adquisición de un importante activo intangible.

Por este motivo, antes de iniciar cualquier empresa se debe poner atención a la denominación con que la se la va a identificar y buscar asesoramiento al respecto antes de hacer una inversión. Sabido esto, conviene tener claros algunos sencillos conceptos muy útiles en la toma de decisiones acertadas al respecto:

En marcas, quien primero solicita gana, por eso antes de iniciar un registro es recomendable realizar una investigación previa en la que se detecten y evalúen que antecedentes existen. Esto se conoce como estudio de viabilidad de marca. La localización y evaluación por parte de profesionales de estos antecedentes es vital para evitar solicitudes que no tendrán éxito.

Las marcas se protegen para una actividad o producto concreto. Para clasificar estas actividades o productos se utiliza el denominado nomenclátor internacional de marcas donde están clasificados en 45 epígrafes todos los servicios y productos. Hay que poner especial cuidado en este punto. Debe enclavarse correctamente una marca en uno o varios de estos epígrafes para obtener una protección adecuada. Los conocimientos y experiencia de una Agencia de Propiedad Industrial será de gran ayuda en la elección de una correcta clasificación.

Las marcas pueden estar constituidas por una denominación, un grafismo característico o logotipo, o una combinación de ambas cosas. Las marcas mixtas, es decir, aquellas que combinan ambos elementos son especialmente recomendables en los casos en que la imagen corporativa o de producto está bien definida y se espera perduren en el tiempo.

Las marcas funcionan para cada país de forma independiente, por cada país un registro. Hay acuerdos internacionales que facilitan la internacionalización de una marca en un elevado número de países. Un agente de la Propiedad Industrial deberá orientar sobre la mejor vía para cada caso. En la Unión Europea existe un registro de marca que contempla a los 27 actuales miembros en bloque, lo que puede resultar una opción muy interesante.

En la mayoría de los países, incluido España, las marcas son concedidas por 10 años renovables por iguales periodos. Una agencia de patentes y marcas comunicará con tiempo suficiente dicha renovación al interesado.

Las marcas deben estar asociadas a un servicio de vigilancia frente a nuevas solicitudes. En la mayoría de países, en ausencia de oposiciones por parte de terceros, marcas idénticas o similares a otras ya existentes se conceden. Por este motivo es también fundamental contar con profesionales que brinden dicho servicio.


Te puede interesar: