La economía colaborativa por las nubes

UBEREs difícil resistirse a hablar de la ronda de inversión de 1.200 millones de dólares en Uber a una valoración de 17.000 millones de dólares. Pero cuando llevas varios años defendiendo que el consumo colaborativo iba a revolucionar el mundo de los negocios, produce cierta satisfacción comprobar el gran desarrollo que está teniendo a nivel mundial.

En economía colaborativa nos encontramos en estos momentos con dos protagonistas, tanto Airbnb como Uber superan la valoración de los 10.000 millones de dólares y en ambos casos debería estar muy cerca su salida a bolsa para cerrar el ciclo como startup y entrar en la categoría de los grandes de Internet. Dos empresas que están haciendo de catalizadores en sectores como la vivienda y el transporte, con muchos problemas regulatorios por lo que supone estar desintermediando grandes sectores tradicionales, pero también con mucho dinero para poder deferenderse legalmente allá donde vaya siendo necesario. Ambas empresas tras el importante esfuerzo de crecimiento que están realizando para implantarse por todo el mundo tienen ahora el reto de «educar» a una parte de sus usuarios para que cumplan con la normativa legal a nivel de impuestos para que estas webs no supongan una competencia desleal para los sectores tradicionales a los que desintermedian.

Por otro lado es interesante pensar en cuáles serán los próximos sectores donde la economía colaborativa puede pegar fuerte y de primeras pienso que el mundo de la gastronomía y la restauración puede ser interesante en el momento en el que la gente comience a buscar experiencias diferentes y más económicas, en la línea de lo que ya ha hecho a nivel de alojamiento y transporte.

Otro sector que tiene muchas posibilidades es el de los servicios para el hogar, donde en España tenemos una empresa con un gran potencial, por lo bien que están ejecutando su modelo de negocio. Se trata de etece que tiene por delante el gran reto de demostrar a la sociedad que una parte del problema que tenemos con el paro se resuelve fomentando el autoempleo, donde todos seamos conscientes de que podemos ganarnos la vida ofreciendo servicios profesionales y dedicándonos a trabajar para ayudar a otras personas o empresas que pueden tener necesidades concretas y puntuales.

En Loogic seguiremos muy atentos a este interesante sector de la economía colaborativa que junto con el de las apps se ha convertido en el gran protagonista en el mundo de los negocios de Internet y que seguro seguirá dando noticias tan interesantes y llamativas como la que acabamos de comentar.