La competencia y el Risk

Roberto Pérez fundador de Erasmoos.

Descubrí el Risk hace aproximadamente 6 años, casi tanto como el tiempo que llevo intentando desarrollar mis propios proyectos en internet, y desde entonces no he dejado de encontrar similitudes entre ellos.

El objetivo es ganar y el juego comienza con la elección de una misión que has de cumplir para conseguir la victoria. Eso implica que si tu «competencia» consigue su misión, tu pierdes.

El Risk es un juego de estrategia y por ello, de estrategas. Una de las cosas que hay que tener claras es que no sabemos cuando se va a acabar la partida. Puede que rápidamente lo tengas hecho, te quedes solo y ganes, o puede que se prolongue durante tanto tiempo que sea muy difícil decidir el ganador. Hay que ser paciente.

Algo muy importante al empezar es que tú tengas el primer turno. Si eso pasa, empezarás con ventaja. Es clave empezar la partida fuerte, con iniciativa, pero cuidado, si arriesgas demasiado los primeros turnos y pierdes, lo vas a tener muy difícil durante el resto de la partida. Es mejor ser cauto.

Uno de los elementos que no me terminan de convencer en el juego son los dados, la suerte. Y es que no todo es estrategia, es imposible controlar todos los movimientos. En el Risk, como en la empresa, como en la vida, también juega la suerte.

Tus rivales no conocen tu misión, y tienes que hacer todo lo posible para que no la adivinen, de lo contrario estás muerto. Hazles ver que te interesan otras misiones, es muy importante que conquistes muchos territorios aunque no interesen para tu objetivo final, esos territorios te van a dar muchos refuerzos. Intenta distraer a tus rivales, pasa algunos turnos, desconciértale.

Te enfrentas a ellos, has de saber que unas batallas las ganarás y otras las perderás. Ten cuidado, entre los rivales puede haber alianzas, tu mismo puedes hacerlas para conseguir ciertas misiones, pero no lo olvides: solo habrá un ganador. Hazte fuerte, consigue muchos efectivos y no te preocupes si los otros van ganando más batallas que tú. Recuerda que las partidas son muy largas, se cauto hasta que tengas suficientes refuerzos como para atacar y llevarte la partida.

Puede que las cosas se pongan feas y la partida se ponga cuesta arriba para ti. Kamchatka es un sitio remoto, desconocido, ubicado en algún lugar estratégico del mapa, el lugar preciso desde donde resistir.

13 Respuestas a “La competencia y el Risk”

  1. Bueno pues a mi si me parece un buen simil, cierto es que en el Risk hay un factor suerte importante (por los dados), pero a pesar de ello hace falta ser buen estratega para ganar. Buen Artículo, curioso cuando menos.

  2. No me parece buena analogía.
    El Risk es un juego de mesa con dados, no para estrategas, ya que la única estrategia que te lleva a la victoria es cobrar piezas, juntarlas todas y tirar para adelante arrasando con todos los territorios (¿competencia?) hasta conseguir tu misión.
    La única variable es la suerte en los dados.
    Me parece un símil de la manera de hacer negocios sucios, la clásica: suerte, mucho dinero y arrasar con la competencia a fuerza de talonario y publicidad.
    La analogía del Risk sólo potencia la visión de que el poderoso (el que tiene más fichas, más dinero) gana machacando al débil (La estrategia de Microsoft)

    Por suerte existen juegos sin dados como el Diplomacy, donde alguien inteligente y buen negociador gana la partida sin necesidad de dados y montones de fichas. ¿Y la suerte? como en la vida misma, acertar a atacar dónde el otro no se había percatado, suerte sin dados (¿Google?)

  3. Casualmente las similitudes entre emprender y jugar al Risk es una de mis conversaciones habituales. Además de lo comentado también tienen otro punto en común: ambos son tremendamente adictivos y entretenidos.

    Un saludo,

  4. Para retomar la conversación: tal vez el Risk les ganó la partida a los otros. Para mi es un claro ejemplo de la comparativa, todos los juegos tienen su cosa, pero sin duda el Risk ha sido el más famoso y seguramente el más vendido de todos ellos.

  5. Aún a riesgo de desviar la conversación: no son comparables.

    Cualquiera de los que comentas es bastante más complicado que el Risk. Además el Risk se introdujo en España mucho antes que los juegos que comentas.

  6. Nunca he entendido porque el risk es tan popular, con la de buenos juegos de estrategia que hay en el mercado (agricola, carcassone, colonos de catan…)!

  7. @jose luis, por suerte encontramos esa gran diferencia entre el Risk y la empresa que comentas. Digamos que en el Risk al final del juego hay un solo ganador, pero los otros rivales pueden quedarse con mejor o peor sabor de boca. Esta claro que en la empresa nunca hay un solo ganador, pero siempre hay uno que va por encima del resto. O si lo preferís, la empresa es una infinita partida de Risk :)

    @bolsa, no tengo blog pero puedes seguirme en twitter, http://twitter.com/rosele

  8. El risk es fantastico..hace años no juego pero si pones una buena partida de ajedrez es como la vida misma, estrategia, conocer que hacen, donde estan, observar debilidades, defender posiciones,….brutal

  9. Me ha gustado la analogía entre la competencia empresarial y el Risk, aunque, como hemos podido ver en posts anteriores, por ejemplo con billetes.com, a pesar de que la competencia sea muy fuerte el mercado se suele repartir entre muchas empresas.

    En el Risk sólo puede ganar uno, en los mercados pueden ganar muchos. El objetivo del Risk lo veo más enfocado a conseguir el monopolio.

    Me ha gustado el post. Por cierto, el Risk es uno de mis juegos favoritos.

  10. A mi me encantaba el Risk de pequeño. Tenia/tiene una geografía digamos… especial, pero es un juego divertido.

    Está bien el post, realmente hay mucha similitud entre montar una empresa y jugar una partida de Risk.

  11. Vaya tela el Risk. Yo jugaba de niño, pero le perdí la pista.
    Ahora juego al «Risk», de otra forma, la que comenta Roberto.
    Buenísimo artículo. Enhorabuena.

Los comentarios están cerrados.