La burbuja de las startups

nasdaq

Hace 15 años del pinchazo de la burbuja de las puntocom. Se dice que el detonante de su pinchazo fue la quiebra de la empresa de comercio electrónico Boo.com, que tras gastar 188 millones de dólares, no fue capaz de demostrar que se podía generar negocio vendiendo ropa por Internet. A mi todo aquello me encontró haciendo mis primeros pinitos en Internet, aún estaba en la universidad y desde el aula de informática puse en marcha mi primera web. Si te interesa saber un poco más sobre todo lo que pasó en aquella época y sobre cómo afectó al incipiente mercado de las empresas de Internet en España, te recomiendo leer el libro burbuja.es

Todo apunta a que nuestro sector vive una situación bastante especial, que muchos podrían asemejar a la que se produce antes de una burbuja. Por ejemplo, a nivel internacional, ayer conocimos la noticia de la ronda de 1,2 billones de Uber y la semana pasada en España conocimos la ronda de 100 millones de Letgo. Estas dos noticias nos llevan a un escenario de valoraciones que comienza a dar la razón a los que hace unos meses empezaron a hablar de una nueva burbuja en el sector de las empresas de Internet, en este caso la que sería la burbuja de las startups.

Voy a ser sincero: no tengo ni idea de si estamos ante una nueva burbuja en nuestro sector, pero lo que si se es que empiezan a pasar cosas que hace pocos años no pasaban. Tenemos que ser más inteligentes a la hora de tomar decisiones en nuestras startups, porque, de producirse un pinchazo, estoy seguro de que en España saldremos peor parados que en USA. Esto es lo que sucedió en la burbuja.com a la que sobrevivieron las grandes empresas tecnológicas como Yahoo, Ebay, Google, Amazon, … pero que en España supuso la hecatombe de nuestro sector.

Si se pincha la burbuja habrá muchas empresas que se verán afectadas y las que mejores decisiones hayan tomado a la hora de financiarse, invertir, contratar, crecer, vender, … serán las menos perjudicadas. Por lo tanto, estemos o no ante una nueva burbuja, mi consejo es que realicemos un esfuerzo especial por crear valor, porque los primeros en caer serán los que más hayan sobrevalorado sus expectativas y se hayan basado en modelos de negocio poco sólidos. Lo mejor que podemos hacer en estos momentos es trabajar para crear valor para nuestros usuarios y clientes, porque, a diferencia de la anterior burbuja, lo que no va a suceder es que nos quedemos sin clientes. Si la burbuja se pincha se marcharán los inversores y no habrá financiación, pero los clientes seguirán ahí, porque Internet ya forma parte de la vida de la gente. Es una necesidad real de la que no van a poder prescindir.

Si tu negocio hasta ahora se ha basado en «levantar pasta», dudo mucho que puedas seguir adelante. Si tu foco estaba puesto en vender, entonces seguro que podrás continuar. Quizás te tengas que apretar el cinturón, seguramente tendrás que soltar lastre, probablemente pases malos momentos teniendo que hacer cosas que no te gustaría hacer, pero si sobrevives habrá valido la pena. Por suerte tenemos fantásticos casos de éxito de empresas que han logrado generar un gran valor en la empresa sin necesidad de contar con financiación externa y sufriendo las consecuencias de la burbuja.com. Destinia es uno de los mejores ejemplos: nació en 2001 cuando nadie quería oir hablar de invertir en empresas de Internet, nunca ha recurrido a inversores externos y ahora tiene presencia en más de 20 países, tiene más de 100 trabajadores y factura más de 100 millones de euros al año.

Y si, por el contrario, la burbuja no se pincha y todo sigue igual, entonces también te invito a seguir el mismo consejo, la austeridad siempre es una buena estrategia.

Los comentarios están cerrados.