Hosting cloud dedicado, una forma diferente de disponer de cloud

hosting-cloud-dedicado

La mayoría de los proveedores de hosting ofrecen servicios de cloud público donde los recursos de la nube son compartidos con otros usuarios. Para necesidades más altas de seguridad y rendimiento existe el cloud privado, con recursos sólo para ti, que además de la privacidad garantiza que tus recursos son tuyos y sólo tuyos. Hoy traemos el hosting cloud dedicado, que es como un cloud privado (los recursos son tuyos y personalizables) pero sigue estando en la nube.

Artículo escrito por Oscar Montero, CEO de Digital Valley.

El hosting cloud dedicado es un tipo de cloud donde los recursos de hardware, computación y almacenamiento no se comparten con otros usuarios, de manera que se puede lograr un mejor rendimiento, mayor estabilidad, flexibilidad, privacidad y personalización.

¿Para quién es un cloud dedicado?

Hay varios ejemplos:

  • Proveedores de hosting o distribuidores que ofrecen VPS, servidores dedicados o servidores cloud.
  • Cualquier empresa que gaste más de 400 euros al mes en hosting.
  • Empresa que requieren gran capacidad de computación (desarrolladores, webs con mucho tráfico…) o consolidación.

Con uno de nuestros cloud dedicado de 128 GB de RAM y 12 cores intel Xeon a un precio de 395 €/mes cualquier proveedor de hosting puede trocear y administrar (con OpenStack o VMware) el nodo en múltiples servidores cloud. Un hoster puede crear fácilmente hasta 48 servidores de 2 GB de RAM. Los procesadores intel xeon EC5 equivalen, de forma conservadora, a 8 vCPU (virtual CPU) en las ofertas de cloud público. No hay más que hacer números para ver el ahorro de costes si se compara con el coste en dedicados. Ademas, el aumento de valor es significativo: alta disponibilidad, recursos dedicados, libertad al asignar recursos, auto-aprovisionamiento, almacenamiento redundante en cabina NetApp, plataforma OpenStack, etc.

Para empresas que pagan más de 400 euros en hosting al mes o que requieren gran cantidad de recursos, el cloud dedicado es perfecto para consolidar servidores, escalar con facilidad y mantener el nivel de rendimiento que pueden obtener con servidores dedicados pero a un precio más económico y con las ventajas del cloud computing. Por eso decimos que en cloud dedicado eliminamos las desventajas del cloud público y mantenemos sus beneficios.

¿Cuales son los beneficios?

Mejor rendimiento y predicción.

En un cloud público como AWS los recursos de hardware computación, almacenamiento, etc, son compartidos con otros usuarios, de manera que, puede ser díficil predecir el comportamiento o el rendimiento de un servidor ya que otros clientes están usando los mismos recursos. Esos mismos recursos al no estar dedicados y garantizados para un cliente, habrá ocasiones en que los usuarios de un mismo nodo cuando usen a fondo sus recursos verán comprometido el rendimiento de sus servidores, bien sea por el lado de la CPU, la RAM, el acceso a la red, los IOPS del disco, etc.

En la industria del hosting hay un termino que describe este fenómeno: sobre-suscripción. ¿En qué consiste la sobre-suscripción? Es el acto por el cual se vende a los clientes mas recursos de los que actualmente se dispone asumiendo que el uso medio de los clientes será igual o menor a la capacidad real disponible.

Por ejemplo, cuando se habla de Virtual CPU (vCPU) contratada, ¿cuántas CPUs reales físicas se asignan a un cliente? En muchos proveedores de cloud publico esta información es confusa, o, cuando menos, no es una terminología de fácil comparación si medimos con recursos dedicado. En un cloud público es difícil que una vCPU se asigne a una CPU física real sino, más bien, a una capacidad limitada de ella. Ademas, esas vCPU se sobre-suscriben, de manera que si todos los usuarios emplearan de forma concurrente su máximo de vCPU contratada, lo más normal es que los clientes en un mismo nodo sufriesen una perdida de rendimiento, que es, precisamente, lo que atestiguan muchos clientes de estos cloud públicos.
En un cloud dedicado cada cliente obtiene sus propios recursos físicos reales, incluso discos propios en cabina si el cliente lo desea.

Ahorro.
Como decíamos más arriba, calcule el coste de servidores dedicados, VPS o servidores cloud para conseguir el mismo grado de equipamiento y ventajas que en nuestro nodo dedicado de 128 GB de RAM y 12 Cores Intel Xeon EC5 en la infraestructura de data centers que disponemos (Telecity en Amsterdan e Interxion en Madrid). Verifique todas las características de un servidor cloud dedicado como el nuestro y compare el valor de su oferta actual: elcloud dedicado gana.

Privacidad y seguridad.

Muchas empresas están revisando sus planes de migración al cloud público debido a los últimos acontecimientos de espionaje industrial masivo. Al menos están considerando la opción del cloud híbrido. No es de extrañar. En un cloud dedicado se puede seleccionar discos propios donde almacenar su información.

Personalización y flexibilidad.

En las ofertas de cloud público las instancias o servidores a elegir suelen estar pre-configuradas con los recursos que el proveedor selecciona. Tal hypervisor, tanta CPU, tanta RAM, etc. Tampoco hay manera de seleccionar la velocidad de acceso al disco o su efectiva garantía. Estas opciones pertenecían al mundo de la infraestructura dedicada. Con las ventajas del cloud público parece que estas opciones tan importantes se descuidan cuando, precisamente, son elecciones fundamentales que determinar el rendimiento, la estabilidad y fiabilidad de la plataforma. No deberíamos dejarlas en manos de terceros.

Por ello el cloud dedicado se presenta como una opción intermedia entre el cloud publico y el cloud privado (alojado en la sede del cliente). El cloud dedicado es una elección que toma la gran ventaja del cloud publico, esto es, la de no tener que mantener y soportar el coste de una infraestructura propia pero sin las pegas asociadas a no poder controlar los recursos privados.

Una respuesta a “Hosting cloud dedicado, una forma diferente de disponer de cloud”

  1. Está bien, aunque no sé menciona el hecho de que precisamente la responsabilidad de la disponibilidad en una «nube» publica recae sobre el proveedor, si tiene un fallo de hardware.. quiero que mis virtuales vuelvan a la vida en otro nodo. En el caso de dedicar un solo físico para… veinte virtuales, quince o diez, da lo mismo. ¿Que pasa si falla el «hierro»? es uno de los contras que siempre han tenido los dedicados y en los que la virtualización gana claramente si se hace bien.

    Efectivamente crecer por instancias es más caro pero también hay que tener en cuenta este detalle, la avaricia del proveedor haciendo «sobre suscripción» aunque alguien que paga por tener una garantía de IOPS es porque se pueden medir y se pagan bien. No hay sobre suscripción que valga en un entorno medible por el que pagas por el rendimiento de los recursos. Si no es así es TIMO.

    Interesante pero es vender un servidor dedicado ;) con algo más de glamour…