Google Latitude, ipoki, tooio, … | Loogic Startups
Seleccionar página

Con el tiempo esto hará que la gente con inventiva evite el entorno Google por desconfianza. Lo dice Rodolfo Carpintier, el primero al que he leído sobre Google Latitude, aunque ahora todos debemos andar corriendo para escribir de lo nuevo que se acaba de sacar Google de la manga y que queramos o no queramos afecta poderosamente a dos proyectos que seguimos con mucho interés desde aquí: Ipoki y Tooio.

He comentado en varias ocasiones el «peligro» que tiene desarrollar aplicaciones usando API’s de Google porque suele pasar que llega el jefe y monta algo igual por lo que te deja tiritando. Eduardo Manchón me ha respondido en varias ocasiones aportando la opinión contraria, se pueden hacer grandes cosas complementarias a las que hace Google, en esta ocasión me voy a poner de su lado encontrar la parte positiva de esta noticia.

Google ha llegado a un nivel de dominancia que hace cada vez va a haber más gente que prefiera mantenerse al margen del gigante, al igual que sucedió en su día con Microsoft. Eso de que una gran corporación tenga todos los datos e información de una persona a mucha gente no le mola y tenderá a usar aplicaciones alternativas, entre ellas alternativas a Google Latitude que además acaba de nacer y no sabemos aún la adopción que tendrá por parte de los usuarios.

A mi donde Google me da miedo de verdad en lo que a competencia se refiere es en el mundo de contenidos más que en el de las aplicaciones. Porque el poder de Google está en el buscador y como ya hemos visto no se corta un pelo en acaparar la mitad de una página de resultados con contenidos propios (noticias, vídeos, información local, …). Hemos visto y seguiremos viendo como aplicaciones independientes la dan mil vueltas a servicios web de Google (Flickr, Twitter, Facebook, …), tanto Tooio como Ipoki pueden estar tranquilos (por ahora).

En cuanto al servicio de Google Latitude, yo por ahora no voy a usarlo, mi nivel de privacidad ya está demasiado comprometido por culta de Twitter.