Facebook tiene recorrido para las empresas

facebookÚltimamente se está cuestionando la utilidad de Facebook para las empresas por su bajo nivel de impacto sobre los seguidores o fans de una página de empresa o producto.

El impacto de cada publicación en Facebook está entorno al 15% de los seguidores, un porcentaje que a la mayoría de las pequeñas empresas les resulta insuficiente para justificar la rentabilidad de la inversión que supone mantener al día una página en Facebook, ya sea de forma interna o de forma externalizada.

Sin embargo, hago varias reflexiones al respecto que me invitan a no desterrar a Facebook de un plan de marketing online y presencia en internet:

  • la mayoría del 85% de seguidores que no ve nuestras actualizaciones no quiere verlas, al menos no todos los días ni todas ellas. Esto es una realidad, las personas están en una red social por otras personas, no por las marcas. Si de paso se encuentran a las marcas con las que pueden interactuar, eso está bien, pero si sólo hubiera marcas en Facebook los usuarios no hubieran entrado.
  • las grandes empresas apuestan y seguirán apostando por Facebook: al menos eso es lo que piensan los invesores de empresas europeas como Facelift, que ha logrado una ronda de inversión de de 15 millones de dólares. Llevan un par de años en España y están actualizando su web y van a dedicar más recursos a nuestro mercado. Si es rentable para las medianas y grandes empresas, ¿por qué no lo puede ser para las pequeñas?
  • la publicidad dentro de Facebook, bien implementada, es más económica que en Google Adwords en precio por clic (CPC). Por cada ejemplo que tengamos de una empresa a la que no le sirve Facebook, hay otra a la que sí pero lo que no puede permitirse en Adwords, por efectividad, rendimiento o competencia. Lo que está claro es que si para Adwords contratas a un especialista, para Facebook también es mejor hacerlo.
  • cuando el objetivo era engordar la cifra de fans en Facebook nadie se quejaba de la efectividad de la red social y el precio a pagar por fan (si los captamos a base de publicidad, no hablo de comprar seguidores basura al peso) es económico. Ahora que todas las marcas tienen sus números cubierto y ya no se diferencian de la competencia en esos números no se sienten tan a gusto, pero no ha cambiado nada dentro de la red social.
  • la conversión de fans a clientes no es evidente, ni siquiera sencilla, pero si además se lo pones difícil a todos los que acceden a través de dispositivos móviles (un porcentaje muy elevado) porque tu web o tienda online no está preparada, no le puedes echar la culpa a Facebook.
  • Facebook de momento se hace grande a base de talonario, pero el día que decida tener un buscador interno decente (no bueno, simplemente decente), entablará una dura batalla a Google por el tráfico. Esto puede pasar o puede no pasar, pero igual que muchos están en G+ por si acaso, ahora mismo Facebook está más cerca del éxito que G+ para muchos sectores, marcas y empresas (de cualquier tamaño).
  • ¿has medido lo que hacen los usuarios que llegan a tu web desde Facebook? ¿lo has comparado con los que llegan a través de otros canales? Si la respuesta es «no», como en una gran mayoría de casos, no puedes descartar ningún canal hasta que no sepas qué quiere tu visitante.

Creo que podría seguir así un buen rato, pero ya os he dado suficientes argumentos para rebatir :) De momento, yo me quedo dentro de Facebook para empresas, grandes o pequeñas.