Éxitos, fracasos y perseverancia

Por Fernando del Pozo, fundador de Internet Próxima.

Quiero dar un poco de ánimo con este artículo a todos aquellos que como yo os encontréis empezando un nuevo negocio en Internet.

Hay muchas formas de definir el éxito, para unos puede ser suficiente con trabajar en lo que más le gusta y ganar para vivir cómodamente. Para otros el éxito es hacerse muy rico y para otros simplemente el ayudar a solucionar problemas más allá de la recompensa económica. Se trata de un concepto muy relativo.

Tengamos uno u otro concepto del éxito, como todo en esta vida, tiene un camino. Un camino lleno de baches, baches pequeños que podremos salvar con mayor o menor dificultad y auténticas simas que nos pueden llevar a dejarlo todo. En nuestra mano está el atravesar ese camino y ser perseverantes, no abandonar en el primer bache.

Puedes ser un pequeño webmaster o un gran empresario que controla un grupo de empresas, los fracasos te afectarán de la misma forma. Ves que algo que has creado poniendo toda tu ilusión se viene abajo y te desanimas hasta el punto de no querer volver a intentarlo. Eso sin contar con las consecuencias económicas que pueda traer consigo, siempre relativas, el empresario puede perder millones de € y el webmaster unos cientos o miles y su dedicación. La sensación de fracaso es la misma.

Podría pensarse que un equipo o una empresa que acumula varios fracasos nunca tendrá éxito, nada más lejos. Los equipos que gestionan los proyectos de más éxito acumulan varios de estos fracasos. Hay excepciones, claro que sí. Pero yo a eso lo llamo “pelotazo”, han tenido suerte. Han pulsado la tecla correcta a la primera.

Pero no nos confiemos, torres más altas han caído. En los años 80 el fabricante de moda vaquera Lewis era el líder y Olivetti se inchaba a vender máquinas de escribir. Loquesea.com llegó a tener millones de usuarios por todo el mundo, 250 personas en plantilla y oficinas en varias ciudades.

¿Que hubiera pasado si algunas empresas no hubiesen sido perseverantes?

Carlos Blanco del Grupo Itnet se ha arruinado 2 veces, pero no solo eso, algunos de sus proyectos (blogs, portales) posteriores no han llegado a funcionar nunca.

Hipertextual, una de las redes de blogs más importante de habla hispana ha tenido varios fracasos en el lanzamiento de nuevos servicios y blogs.

Pero es que fallan todos, lo vemos cada día.

Microsoft acumula varios fracasos, el más gordo y reciente es Windows Vista ¿y que está haciendo? Desarrollando Windows 7. Tuvo que cerrar proyectos como su buscador de libros (Live Search Books) y el de documentos (Live Search Academic).

Yahoo! Fracasó hace pocos días con su intento de red social Yahoo! Mash. Google fracasó con Google Video. Telefonica fracasó con su buscador Noxtrum.

Todos fallamos y lo seguiremos haciendo. Unos baches se salvarán con menor esfuerzo que otros , pero no permitas que te impidan llegar al final del camino, tu propio éxito.

14 respuestas a “Éxitos, fracasos y perseverancia”

  1. A nosotros el haber fracasado con miweb2.com por falta de inversion, nos llevo a perfilunico.com nuestro primer pequeño exito, 1 millon de registrados en 1 año.
    Uno va aprendiendo mientras sigue emprendiendo.

  2. Fernando, excelente manera de decir las cosas…
    En especial para personas como yo que recién estamos intentando sumergirnos en el mundo de los negocios son buenas palabras para no zucumbir ante el primer fracaso.

  3. Fernando, creo que el éxito de un proyecto (o de cualquier cosa en la vida) viene dado por los objetivos que nos hemos puesto. Si estos concuerdan con el resultado, habremos tenido éxito. Si nuestros resultados son menores que nuestros objetivos desde este punto de vista habremos fracasado.
    Pero hay algo mas que el resultado de algo y es el proceso de ese algo. Si uno actúa en función de sus valores y con dignidad no hay por que sentirse mal despúes de un resultado que no le fue favorable. El éxito de haber actuado de la mejor manera posible, haber servido al mercado con lo mejor que uno puede dar y haber aprehendido, me parece que es un cimientos mas estable en los cuales un emprendedor se puede sustentar que cuando mis cimientos estan en base cuantitativa (económica, cantidad de usuarios) y que no podemos controlar.
    El actuar con tus valores, aceptar que no estabas a la altura de las consecuencias o simplemente aceptar que tu competidor lo hizo mejor, te va a dar la paz como para comenzar otra vez, sin recentimientos, en el camino de emprender.
    Por último, les quiero dejar un articulo de los chicos de tractis que a mí me gusta mucho sobre los negocios, los ideales, la visión y el proceso de un proyecto.
    Saludos

  4. Muy buen artículo. Es importante darse cuenta de que el éxito o fracaso es algo relativo. Eso te hará ver las cosas buenas cuando creas que has fracasado en algo.

  5. El fracaso no existen, sólo existen los resultados.

    El único activo que tenemos hoy que no teníamos ayer es la experiencia y esa experiencia viene dada por las cosas que hagamos.

    Cada cosa que emprendemos nos da experiencia y en ese sentido, siempre triunfamos!

  6. La experiencia de haber fracasado anteriormente como emprendedor, aumenta las posibilidades de éxito en el siguiente proyecto; pero si ayuda a no cometer los mismos errores aun en diferentes escenarios. Por ello casi siempre los fracasos ayudan más que los éxitos.
    Cuando uno triunfa no se plantea demasiado el porqué y los de su entorno menos (dicen que ha tenido suerte).
    Yo pienso que para fracasar y volver a intentarlo/empezar uno tiene que ser muy valiente!!

    Saludos y suerte ;)
    Dani

  7. Muy buen artículo. Me ha tocado sobre todo por vivirlo ahora, iniciando con mi primer proyecto. Creo que lo más importante que sacaría de estos 5 primeros meses es el aprendizaje de cada día y saber que funcione o no tu proyecto, será algo que contribuirá no solo a tu vida profesional, sino personal.

    Un humilde consejo, sobre todo para emprendedores pequeños, es buscar vender la idea a tu equipo, porque serán ellos los que te ayudarán a salir adelante cuando tengas días que no quieras continuar. Creer tú en tu proyecto, aceptar las críticas (por muy duras que sean) y siempre tener ganas de aprender.

  8. Los fracasos son experiencia. Con cada uno de los proyectos que no funcionan como uno quisiese siempre se consigue aprender algo nuevo. Nuevas y mejores tecnologías, diseños que no funcionan, formas de promocionarlos.

    Lo importante es aprender de esos errores y poner en práctica las soluciones en futuros proyectos o negocios.

    ¡Es cuestión de estadística!. A la decimoquinta vez seguro que llega el éxito. Y si no, que nos quiten lo bailao ;-).

  9. Que identificado me sentí al leer este post … me gusto lo de perseverante  y los fracasos + suman no – restan