Entrevista a Miguel A. Díez fundador de Red Karaoke | Loogic Startups

Tras visitar sus oficinas y conocer en detalle cómo funciona Red Karaoke he pensado que a todos os puede interesar saber algo más sobre uno de los proyectos más interesantes que han surgido en la internet hispana en los últimos meses, así que aquí tenéis la entrevista a Miguel A. Díez Ferreira su fundador.

1) Como emprendedor de un proyecto relacionado con la música por internet cómo ves la evolución del modelo “cd” al modelo “itunes” y las recientes noticias de algunos grupos de música que regalan sus discos por internet? en general comentamos como ves el mercado de la música por internet y sobre todo el futuro inmediato.

El cambio que se está produciendo en el negocio de la música grabada es imparable e incuestionable. El modelo de venta de música a través de soportes físicos como el CD o el DVD va a seguir cayendo en picado durante los próximos años hasta su total desaparición, o hasta convertirse en una reliquia divertida como ocurre hoy con los vinilos. La sustitución del modelo analógico basado en soportes físicos por otros modelos online y/o digitales es inevitable. No lo digo yo, lo dicen los datos de ventas.

Van a convivir modelos de negocio digitales que poco tienen que ver con el modelo tradicional de venta de música. Por un lado tenemos tiendas online al estilo de iTunes donde la gente paga por bajarse una canción a su PC o a su móvil. Ese modelo convivirá con algunos ejemplos de distribución de música gratuitos que intentarán vivir de la publicidad. Por último, hay un tercer sistema tratando de buscar su hueco que es el pago por suscripción, en el que el usuario puede acceder a toda la música que quiera pagando una suscripción mensual. De momento lleva ventaja el modelo tipo iTunes, pero es difícil saber qué pasará en el futuro porque depende de múltiples factores.

Pero lo más curioso es que las empresas que hasta ahora lideraban y controlaban con mano firme el negocio de la música han dejado escapar el barco y ya tienen muy, muy complicado subirse a él. Su falta de visión y su intento desesperado por proteger su caduco modelo de negocio ha permitido la aparición de competidores de otros sectores, y ahora las ventas de música las lideran empresas como Apple (ordenadores), Nokia (móviles) o Amazon (comercio electrónico) entre otros. Y mientras, las discográficas ven caer su viejo negocio año tras año. Es algo parecido a lo que ocurre con los diarios o con las enciclopedias, pero con una diferencia fundamental: los diarios y enciclopedias tienen una marca y un prestigio, y al menos en muchos casos sí tienen una importante presencia en la Red. Pero las discográficas no, sus marcas son los artistas: nadie compra un disco porque sea de Warner, Emi o Universal. Así que no sólo no tienen una marca propia, sino que además han ido acumulando una mala imagen que aún dificultará más una hipotética entrada en el negocio digital.

Los grandes beneficiados de todo esto son, en mi opinión, los artistas. Por un lado están los consagrados que ya no necesitan a las discográficas porque ellos son una marca en sí mismos. Pueden permitirse vender sus discos sin intermediarios y controlar al 100% el proceso desde que se crea una canción hasta que se consume por el usuario, obteniendo muchos más beneficios que hasta ahora.

Pero también los nuevos valores, aquellos músicos y cantantes que aspiran a triunfar lo tienen más fácil. Ya no tienen que pasar el filtro de las discográficas, ya no dependen de las filias y fobias de unos ejecutivos empeñados en decidir qué música debe consumir el público. Ahora los artistas pueden darse a conocer con su propia página personal y a través de plataformas abiertas como Red Karaoke, MySpace o Youtube. Y gracias a las nuevas tecnologías pueden hacer producciones de gran calidad con muy pocos recursos.

Obviamente no todos conseguirán triunfar, pero con toda seguridad los que lo consigan serán los que cuentan con el favor del público, porque es el público el que decide con sus votos y con sus visitas quién merece triunfar y quién no. Todo ello, además, es probable que redunde en una mayor calidad de la música a largo plazo.

2) Por lo que me has contado para la puesta en marcha de Red Karaoke has tenido que dedicar mucho tiempo a temas relacionados con los derechos de autor, negociaciones con las discográficas, … para que todo fuera 100% legal. Nos podrías contar un poco cómo es todo ese mundillo y con qué escollos puede encontrarse un emprendedor que quiere poner en marcha un proyecto relacionado con la música por internet.

Es un mundo complejo y oscuro, es muy difícil de desentrañar. Tras 3 años dándole vueltas a esto, y tras reunirme con abogados especializados, tener charlas con expertos, reunirme y hablar decenas de veces con las entidades de gestión, las asociaciones y las editoriales discográficas, aún hay muchas cosas que no tengo claras. De hecho, hay muchos aspectos que no están legislados, o que están sujetos a interpretación, o que están en fase de cambio.

El mundo de los derechos de autor es hoy uno de los hándicaps más importantes a la hora de lanzar un proyecto online relacionado con la música. Por mucho que quieras ser legal, por mucho que quieras pagar todos los derechos, resulta muy complicado tener la certeza total de que estás haciendo las cosas bien. Nadie te puede dar esa seguridad, porque el número de actores que participan es enorme, y siempre se te puede escapar algún fleco.

Y si ya quieres salir de España la cosa se complica hasta el absurdo: aquí hay una SGAE, pero en EEUU hay 4 y cada una tiene sus propias normas, formatos, contratos, licencias y demás. Y además hay otros jugadores que quieren meter también la cuchara. Es un caos total en el que moverse resulta lento, pesado, complicado y caro.

Es un problema de la legislación vigente, o de la falta de ella. En un mundo online y digital en el que los bits son la medida, se utilizan textos legales del siglo XIX y XX que hoy en día ya no tienen sentido alguno. Es absolutamente necesario un cambio en la legislación de derechos de autor que aclare las cosas y facilite el desarrollo de los distintos modelos de negocio. No pido que con ese cambio nosotros paguemos menos derechos, lo que pido es mayor claridad y facilidad para poder pagar a los autores su parte, que es lo que siempre hemos pretendido. Al fin y al cabo lo que pedimos es seguridad jurídica y transparencia.

3) Supongo que es muy grande el trabajar en grandes empresas de medios y grandes portales de internet a trabajar en una pequeña startup donde todo depende del trabajo que hagas cada día. Nos podrías contar cómo ha sido ese salto al vacío, cómo es la gestión diaria de una pequeña empresa, qué responsabilidad sientes al tener trabajadores a tu cargo y nóminas que pagar a fin de mes.

El cambio es enorme en lo relativo a flexibilidad: somos muy rápidos y efectivos a la hora de tomar decisiones, lanzar novedades, etc.. La falta de recursos y de marca de una gran empresa la suplimos con flexibilidad, rapidez y muchas dosis de imaginación. Y de momento funciona.

Tratamos de pensar como si fuéramos una gran empresa y de actuar como tal de cara a afuera, pero internamente nos comportamos y funcionamos como la startup más pequeña del mundo: aún después de conseguida la financiación, controlamos el gasto como si cada euro fuera el último. Y el plan de negocio que nos hemos marcado es nuestra biblia: intentamos batirlo todos los meses mejorando los ingresos y reduciendo los costes.

Respecto a la responsabilidad, siento la misma que antes. Me sentía tan responsable trabajando para Yahoo, Terra o Vocento como ahora. Al fin y al cabo tienes un equipo y del trabajo con ellos depende que puedas pagar las nóminas o no, o que el proyecto tenga futuro o no. También en las grandes empresas, si lo haces mal, tu equipo acaba pagando el pato con despidos. Yo no he sentido un salto en el vacío: en la alta dirección, si lo haces mal, puedes acabar en la calle a velocidad de vértigo. En tu propia empresa al menos mantienes el control de todo lo que ocurre, así que yo personalmente me siento incluso más seguro que antes.

Otra diferencia importante con una gran empresa es que en una startup a todo el mundo le toca hacer de todo. Yo hago de comercial, abogado, trafficker, atiendo emails de los usuarios, escribo en el blog y mil cosas más.

4) Red Karaoke ya es un referente en la internet hispana y pronto podría serlo a nivel mundial. Pasar de una idea a un portal donde la gente puede cantar karaokes no debe ser sencillo, si además le sumamos todo lo que habéis logrado por medio de acuerdos para organizar concursos, la inversión de capital riesgo que habéis recibido, los artículos que os han publicado en medios de comunicación, …. todo eso no surge de la nada, cuentanos dónde crees que han estado las claves del éxito.

¡Gracias por lo de referente!

Nosotros creemos que el éxito se deriva del trabajo diario, y de una buena combinación de elementos: innovación constante como motor de la empresa, excelencia en la ejecución, mucha planificación y un gran equipo con mucha experiencia para ejecutar los planes. A partir de ahí todo es foco, foco, foco, y producto, producto, producto.

También ayuda pensar siempre en grande, comportarte como si fueras un gigante, pero actuar internamente como la empresa más pequeña y humilde del mundo.

Te puede interesar: