ENISA. Se desatascan los fondos del 2013 y preparan el 2014

Artículo escrito por Iván García Berjano, CEO de Finanziapyme. Especialistas en financiación para empresas innovadoras y préstamos ENISA.

Los fondos empiezan a fluir

En el año 2012 se veía venir que con el cambio de gobierno justo al final del 2011 y sin presupuesto aprobado, nadie esperaba que los fondos llegaran a las empresas antes de septiembre, y este año sin excusas evidentes se ha alargado el proceso incluso un mes más, pero por fin en octubre empiezan las primeras empresas a recibir los 126 millones que se aprobaron para 2013. Nos ha costado, pero parece que el proceso ahora va muy ágil, aunque claro, sólo les quedan dos meses y medio para lo que históricamente tenían todo el año. Les toca currar duro al departamento jurídico.

2014: Menos presupuesto, pero más líneas de financiación.

Para el 2014 ya tenemos presupuesto asignado, 120 millones o al menos proyectados. Son 6 millones menos que este año, frenando los aumentos significativos de los últimos años ¿No será que se ha pasado la moda del emprendedor y ya no sale tan rentable la foto? Espero que no, hay que ser positivos y pensar que también desde ENISA van a gestionar la línea de Agenda Digital, una línea de 20 millones que procede de otro rincón de la administración pública, pero que gestionan todo el proceso de análisis y concesión. Eso sí, totalmente transparente para el emprendedor que sólo tiene que presentar su empresa a ENISA; ellos lo analizan y deciden bajo qué línea encaja mejor

La Agenda Digital puede ser síntoma de que ENISA se va haciendo un hueco como punto de referencia del impulso emprendedor para el sector público. Esperemos que más líneas y fondos se centren en ENISA, la centralización y estandarización de los procedimientos y análisis de fondos públicos para el emprendimiento en una institución que forma parte del ecosistema emprendedor, sólo puede redundar en beneficios para todos.

Sin embargo, tenemos una nota negativa en este sentido: la nueva línea de Agenda Digital exigirá aval bancario de entre el 5% y 25% del importe concedido dependiendo del rating de solvencia de la empresa. En mi opinión, se lo podrían ahorrar, ya que todos los que saben algo de emprendimiento pueden confirmar que un banco sólo soltará un aval si le depositas e inmovilizas esa misma cantidad en sus cuentas. ¿Resultado final? Cuando ENISA dé 100 con 25% de aval, realmente estará dando 75 al emprendedor y 25 al banco.

No tengo nada contra los bancos, pero el aval bancario sólo estorba y entorpece y no va servir para su verdadero propósito, reducir la morosidad. Bueno sí, en ese 25% que no le llega nunca al emprendedor.

Inversores y Crowdfunding.

Volvamos a las notas positivas que son muchas. Buena prueba de la misión de ENISA de ser eje del ecosistema emprendedor es la consolidación en 2013 de las iniciativas Spain Investor Summit y el Spain Co-investment Funds, ambos orientados a fomentar la colaboración pública-privada y especialmente a atraer inversores extranjeros. En esta línea, ENISA irá un paso más allá en 2014 con el “ENISA Market Place”, nombre provisional de una plataforma que facilitará la comunicación entre proyectos financiados por ENISA e inversores privados. Esta plataforma contará incluso con una sección de crowdfunding para estimular a la inversión colectiva con microinversiones.

Habrá que ver cuál será la forma que tomará esta plataforma online, pero si son los primeros pasos hacia el estímulo de un ecosistema con mayor número y volumen de inversiones en la etapa semilla, las generaciones futuras de emprendedores lo agradecerán. Un préstamo da aire a una empresa, pero fomentar el entorno y cultura de la inversión privada en etapa semilla de la empresa es el cimiento para una sociedad verdaderamente emprendedora.

2 respuestas a “ENISA. Se desatascan los fondos del 2013 y preparan el 2014”

  1. Tienes razón Pablo, pero ya es cuestión de días nada más. Seguro que el mismo lunes empiezan a comunicar de forma oficial y empezarán a firmar también los Enisa’s de la línea joven.

  2. No todas las líneas de financiación están funcionando. Por ejemplo, la de «Jóvenes Emprendedores» que sigue sin estar activa y pendiente de aprobación. Todas las empresas que dependen de ella no han recibido nada.