Emprender solo, trabajar solo?

Por Pedro Alonso, emprendedor «en ciernes».

No voy a discutir si es mejor emprender solo o emprender acompañado, hay muchas opiniones al respecto. Fernando Trías en «El libro negro del emprendedor» dice que «Mejor solo que mal acompañado», perfecto, le hacemos caso. Ahora bien, son muchos cambios de golpe, paso de estar en la oficina rodeado de un montón de gente, en la que siempre puedes tomar un descanso de 5 minutos y hablar un poco con alguien, pedir un consejo, una opinión, o comentar la noticia del día con tu compañero de la mesa de al lado. Por último, están las reuniones, que aunque se hable de trabajo hay un contacto con personas e interacción social.

Siguiendo con la idea de emprender solo, parece una idea maravillosa, no hay «jefe», no hay «presión», no hay «horario», si parece que no sea un trabajo, pero tampoco hay compañeros de oficina. Mientras empleas 5 minutos en preparar el café solo vas a poder cambiar unas palabras con la cafetera. Cualquier duda o problema siempre será consultada en internet. No habrá nadie que te pueda decir: -Yo tuve ese problema también y lo resolví de la siguiente manera. ¿Y los días en los que quieres ir a comer con alguien? No es tan fácil como convencer a alguien de la oficina.

Este factor parece que es el que menos se tiene en cuenta cuando alguien decide emprender. Tiene mucho más peso el número de clientes que tengo, los contactos que me pueden proporcionar clientes, y si voy a conseguir un volumen de trabajo suficientemente grande para poder cubrir gastos y vivir. Que este tipo de cosas, más secundarias, que personalmente creo, tienen un impacto directo en nuestra calidad de vida y rendimiento laboral.

En cuanto a que formas hay para evitar este problema, no hay reglas fijas. Algunas ideas son:

1) Contactar con más gente que trabajen solos, o equipos pequeños y compartir un espacio de trabajo. Si ahora trabajas en casa, seguramente será más caro, pero una oficina tiene muchas ventajas: mayor productividad y separación con el hogar, espacio de reunión con clientes, y si además hay más gente no estarás todo el día solo. Si tenías una oficina para ti solo, además de poder tener más gente más cerca para poder hacer cosas, también será mas barato tener un despacho propio en una oficina compartida, que tener una oficina propia.

2) Practicar algún deporte con alguien más a mediodía. Esto requiere mayor esfuerzo, pero siempre va bien para desconectar de la jornada laboral por un rato y poder tomar la tarde de trabajo con otro ánimo.

3) Organizar en un periodo fijo del día las visitas que haya que hacer a gente que haga trabajos puntuales, o reuniones con clientes nos hará ser más productivos que tenerlas repartidas por todo el día, y al mismo tiempo no tendremos la sensación de haber estado todo el día sin relación alguna con el mundo exterior.

Por ultimo tener una vida social y actividades fuera del horario de trabajo es lo que mejor complementa nuestras vidas. Aunque algunas veces, especialmente cuando trabajas en una ciudad que no es la tuya, ?no haces muchas cosas con la gente del trabajo? ?Que hacéis los que trabajáis solos para no sentiros tan solos?

7 respuestas a “Emprender solo, trabajar solo?”

  1. Me parece bárbaro lo que comentás acá.

    Los puntos 1) y 2) los sigo a diario.

    Estoy contactado con gente que está en la misma situación, no son clientes, ni amigos, pero que al menos contactado con alguien para no pasar a ser un «bicho» que trabaja solo.

    Por otra parte, el deporte lo veo fundamental. 9.30 todos los Lunes, Miércoles y Viernes, partido de basketball.

    Un saludo y éxitos.

  2. Emprender solo al comienzo me parece que es importante.

    Cuando tengas claro que es emprender, que poco me gusta esta palabra, entonces puedes buscarte unos buenos socios.

  3. emprender sólo no significa estar solo… es montar una empresa sin más socios. puedes emprender solo y tener 10.000 trabajadores. no tiene nada q ver…

    ¿pq lo llaman emprendedor cuando quieren decir empresario?

  4. es mejor contratar a alguien que tener un socio, pero ese alguien tiene que ser bueno y para eso tiene que estar bien remunerado por tal motivo el emprendedor tendre ue tener una buena billetera …)

  5. Es mejor contratar a alguien para que te haga algo, que tener un socio para que te haga algo.

  6. Yo llevo ya 15 años trabajando solo, lo que no significa que trabaje en solitario. Un día me harté de ser yo quien sacaba las castañas del fuego a mi empresa y decidí hacerlo, pero para mi. No sólo me fui yo, sino que se vinieron conmigo los clientes.

    Para mi trabajar solo, significa que no tengo que dar explicaciones a nadie de los proyectos en los que me embarco y los que dejo de lado. Que no tengo que dar explicaciones de cuáles son mis horarios o mis hábitos de trabajo y sobre todo, que a la hora del reparto, siempre pillo la mejor tajada, para bien o para mal. Pero trabajar solo no significa que esté todo el día metido en casa delante de mi ordenador, sin hablar con nadie y sin relacionarme. Mis compañeros de trabajo son mis clientes o esos amigos que están ahí para echarte una mano (lo que es recíproco) cuando lo necesitas. Están los amigos con los que bajar a tomar café o el aperitivo. Está la siesta, que esa sí que es buena compañera y, por descontado, está Internet, fuente no sólo de información, sino también de amistad.

  7. Interesante reflexión. Yo también he pasado por eso que dices pero bueno, al final lo sustituyes con el chat, skype o lo que sea. Y, por supuesto, haciendo networking, reuniéndote habitualmente con gente de tu sector e intereses

    También está el otro lado, cuando en la oficina te sientes solo porque tus compañeros no son tales sino que están mas interesados en el trepismo o una filosofía de empresa que no te va, a veces motivo que te lanza a ir por tu cuenta.