Emprender como Kilian Jornet | Loogic Startups

En 2014 ya os puse como ejemplo de emprendedor a Kilian Jornet haciendo referencia a la forma en la que prepara sus expediciones en la montaña, lo cual me sirvió en su momento como inspiración para escribir el libro Emprender Ligero.

Hoy me gustaría volver a recurrir a Kilian pero en esta ocasión haciendo referencia a los aspectos de su personalidad que hacen que lo considere un ejemplo a seguir, para todos aquellos emprendedores que quieran desarrollar con éxito un nuevo negocio que ayude a mejorar la vida de las personas. Para ello os recomiendo ver este vídeo sobre uno de sus retos deportivos realizados en 2017:

Acepta el fracaso como parte del proceso: en el vídeo explica que se falla el 50% de las veces que se intenta conseguir algo, que no se puede vivir del pasado y que hay que seguir intentándolo cada día. Con este gran ejemplo de perseverancia entendemos la importancia del fracaso como parte del aprendizaje y la relevancia de no desistir cuando surgen los primeros inconvenientes. El éxito está al final del camino, en su caso tras ascender 7 montañas en Noruega, en 23 horas y recorriendo 77 kilómetros con 9.000 metros de desnivel positivo. En el caso de los emprendedores cada uno marca dónde se encuentra su éxito, mejor ir marcando objetivos cada cierto tiempo porque como en el caso de esta aventura tras lograr una cima hay que afrontar la siguiente.

Se marca objetivos ambiciosos: con su proyecto personal Summits of my life pretende batir el record de velocidad en la ascensión de las montañas más altas del mundo. Un deportista que ya ha logrado los mayores éxitos en las dos especialidades deportivas que practica, no puede acomodarse y vivir de las rentas obtenidas. Del mismo modo un emprendedor que quiera lograr el éxito con su negocio debe pensar a lo grande y marcarse objetivos ambiciosos, porque de no hacerlo corre el riesgo de volverse insignificante en su mercado y ser sobrepasado por su competencia.

Lo tiene todo calculado y lo mide con precisión: en los vídeos de sus expediciones en la montaña y de sus carreras se ve muchas veces a Kilian diseñando las rutas a realizar, midiendo minuciosamente las distancias y los tiempos, además de pesando todo su material para ir lo más ligero posible. Esta obsesión por las métricas también es una de las características que diferencian a los grandes emprendedores de aquellos que van a la deriva con sus proyectos. En la montaña tener todo muy bien medido y el máximo de factores controlados resulta fundamental para evitar riesgos, del mismo modo a la hora de crear empresas tenemos que medir toda nuestra actividad porque de no hacerlo estaremos asumiendo el riesgo de la pérdida de control en nuestros negocios.

Optimiza al máximo los recursos: uno de los aspectos que marcan la diferencia entre Kilian Jornet y sus competidores es su capacidad para optimizar los recursos en carrera, sobre todo su capacidad para no necesitar comer ni beber durante largas distancias. De esta forma puede permitirse ir más ligero al no tener que cargar con mucha comida y bebida, además de que pierde menos tiempo en los avituallamientos y reduce riesgos de que al comer en carrera pueda sufrir una indigestión. En el mundo del emprendimiento también resulta de gran importancia ser capaz de maximizar los resultados, realizando la mínima inversión posible, más ahora que estamos viendo las consecuencias que tiene haber “dopado” muchas startups con grandes rondas de inversión, que no son capaces de rentabilizar y les obligan a realizar importantes recortes a nivel de personal, o incluso acabar quebrando por no contar con un modelo de negocio sólido.

Mide sus entrenamientos en km verticales no horizontales: este es otro ejemplo de la importancia del esfuerzo cuando se quieren lograr objetivos ambiciosos en la vida. Si nos fijamos en los datos que publica cada año en su blog veremos que la principal métrica que utiliza para sus entrenamientos son los kilómetros ascendidos en la vertical, en lugar de los recorridos en la horizotal, que son los que miden la mayoría de corredores. En el mundo del emprendimiento también hemos vivido años donde nos hemos decantado por la métrica más cómoda, la de las visitas a nuestra web o descargas de nuestra app, pero todos sabemos que las métricas más importantes en una empresa son el negocio generado y la rentabilidad obtenida. Por esto tenemos que tener todos claro que ni el deporte ni en las empresas se puede vivir del aire durante mucho tiempo y menos aún de las rentas.

Es humilde y no se deja llevar por la fama: de Kilian Jornet también destaca poderosamente su humildad, es difícil encontrar un deportista español que haya logrado tantas victorias a nivel internacional y que sin embargo tenga tan claro la poca importancia que tiene la fama, hasta el punto que en muchas ocasiones parece huir incluso con todo lo que tenga que ver con medios de comunicación masiva, sobre los cuales no tiene control y que incluso en algunas ocasiones pueden jugarle malas pasadas. Lo mismo sucede con las startups, tanto emprendedor deseoso de fama al aparecer en los grandes medios de comunicación, que por otro lado tienen la facilidad para publicar cualquier cosa que encuentren o sospechen sobre una empresa, lo cual en muchas ocasiones puede ser mentira y sin duda perjudicar considerablemente a la empresa.

Aprovecha el poder de su marca personal: en contraposición con el punto anterior, nos encontramos con que Kilian hace un fantástico uso de sus propios canales online, sobre todo en las redes sociales, donde tiene por completo el control y puede marcar su propia estrategia. Del mismo modo en las redes sociales tenemos que trabajar para ser los propietarios de nuestra propia audiencia, para no depender de los medios de comunicación y tener una independencia que será fundamental para hacer llegar nuestro mensaje directamente a aquellas personas con las que queremos vincularnos a nivel de negocio.

Hoy que finaliza el año es un buen momento para tomar como referencia a aquellas personas auténticas que han decidido dedicar su vida a aquello que les apasiona, aunque esto suponga un gran sacrificio a nivel personal, pero sabiendo que la recompensa vale la pena. Para 2017 espero poder aplicar personalmente esta forma de afrontar la vida y os animo también a vosotros emprendedores a trabajar en ello. FELIZ 2017 y mucho ÉXITO.

Te puede interesar:

  • Las dificultades del emprendedor para enfocarLas dificultades del emprendedor para enfocar Foco es la palabra de moda, quizás siempre ha sido el consejo principal que se daba a un emprendedor que está poniendo en marcha un proyecto, incluso cuando el proyecto ya tiene rodaje se […]
  • Blog de la semana: Hábitos Vitales Aprovechando que hace unos días me hicieron una entrevista en este blog os recomiendo Hábitos Vitales dedicado a la productividad personal. Eric edita el blog Hábitos Vitales desde […]
  • Mi Balance de 2013 y objetivos para 2014Mi Balance de 2013 y objetivos para 2014 Recuerdo que la primera vez que oí lo de "trabajar el doble para ganar la mitad" me hizo gracia por la ocurrencia y porque aún no estábamos sufriendo de lleno el azote de la crisis. 2013 […]
  • Mi balance de 2014 y objetivos para 2015Mi balance de 2014 y objetivos para 2015 Este final de año no estoy teniendo mucho tiempo para reflexionar sobre cómo ha sido 2014 y cómo me gustaría que fuese 2015, estoy demasiado ocupado organizando el evento Smart Money y […]