Emprendedores y notarios | Loogic Startups
Seleccionar página

circe

Artículo escrito por Luis Fernández Bravo, Notario de Puertollano (Ciudad Real).

¿Eres un emprendedor? Para la Ley española lo eres si desarrollas una actividad económica empresarial o profesional y, según el diccionario, emprender es “acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro”.

A estas alturas Google y Bing ya te han contado muchas cosas (¿demasiadas?) sobre el procedimiento CIRCE de constitución de sociedades, la limitación de responsabilidad del empresario individual, la SL y la SLU e incluso una figura nueva, la SUP (aquí y aquí) de la que las instituciones europeas hablan fenomenal, pero que no parece tener muchos amigos en España.

Quizá hasta te has hecho preguntas: ¿Cuándo el emprendedor se convierte en empresario? ¿Merece más o menos protección el empresario que el emprendedor que empieza? ¿Cuál es la diferencia entre el emprendedor de la ley de emprendedores, el empresario, el industrial del siglo XX y el comerciante del Código de Comercio del XIX?

El caso es ponerte una etiqueta que no necesitas. Tú sabes que eres uno de ellos porque tienes lo que distingue al emprendedor del que no lo es: un proyecto en la cabeza que solo tú eres capaz de ver completo. En realidad todos soñamos despiertos con un negocio o un producto diferente y con valor añadido. Lo que te diferencia de otros es la capacidad de convertir el “tal vez un día” en algo real.

Luego vienen las herramientas. Socios, algún Angel-business (no te olvides de los pactos parasociales). Una buena web, e-commerce y difusión en RRSS. Cuando el ahorro se quede corto, tendrás que elegir entre préstamo, cuenta de crédito o crowfunding. Para tus pagos, confirming o tal vez bitcoin. Si necesitas equipo tienes leasing, renting o leaseback. Y cuando hayas acabado de leer este post puede que haya otras herramientas nuevas que estarás dispuesto a usar si te dan ventaja. Igual hasta son invento tuyo.

Tu menor problema es constituir una SL. En cualquier notaría lo puedes hacer por vía telemática en una mañana, pero no dejes pasar la oportunidad de preguntar el resto de cosas en las que el notario te puede orientar, que para eso estamos.