La importancia del email marketing para gestionar los early adopters en startups | Loogic Startups
Seleccionar página

email-marketing-early-adopters

Artículo escrito por Rubén Calvo, Director de Marketing de MDirector.

Muchos responsables de startups se dejan nublar por la emergencia de determinadas herramientas de marketing digital quizá con demasiada proyección en medios tradicionales y olvidan la importancia que puede tener el email marketing para el desarrollo de su negocio, sobretodo en una fase embrionaria del proyecto.

Es curioso pero muchas startups parten de un posicionamiento digital semejante a un agujero negro. Es el caso de aquellas cuya página web, si es que disponen de ella, luce un hermoso letrero de “Coming soon” sin tener en cuenta el valor que puede tener incluir un simple formulario para recoger el email de los usuarios que están no sólo interesados sino, probablemente, ávidos de recibir inputs por parte de la empresa. Un pequeño formulario en el que se pide el nombre y el correo electrónico es la puerta a una estrategia que puede ser esencial en el éxito o fracaso de la nueva empresa.

Porque los early adopters son un público fundamental para el éxito de cualquier iniciativa, más si se trata de una startup y, por tanto, no se debería dejar pasar la oportunidad de gestionar un contacto adecuado con ellos.

Por eso, obtener sus direcciones de correo electrónico es el primer paso para desarrollar una campaña de email marketing que no se centre sólo en enviar un email solicitando que se registren en el momento previo al lanzamiento del producto sino que aproveche todas las fases desde la idea inicial hasta que se dispone de la primera versión mínima comercializable del producto.

Fases de una campaña de email marketing centrada en early adopters

Pero, ¿cómo debería ser una campaña de emailing de este tipo? ¿Qué elementos debe tener en cuenta? Para empezar, se podría plantear una estrategia basada en los siguientes puntos:

  1. Información básica del proyecto: Comenzar con un email de agradecimiento en el que se explique el estado del proyecto y los pasos que se esperan dar es una de las mejores maneras de seguir enganchando a quien nos ha facilitado la puerta de entrada a su inbox. Para ello debemos contarle la idea inicial, cómo hemos llegado hasta aquí y en qué situación estamos en este momento.
  2. Cuestionarios base sobre el producto: Posteriormente, no vendría nada mal involucrar al usuario en el propio desarrollo de nuestro producto. De esta manera, nos estará dando una información fundamental desde el punto de vista de cliente. Y, además, podremos comenzar a segmentar nuestra lista de contactos dependiendo de las acciones que realicen. Porque, ¿tiene sentido seguir enviando la cadena de emails a usuarios que ya no abren nuestros correos? Probablemente haya usuarios que sólo estén interesados en conocer el producto cuando se vaya a lanzar al mercado mientras que otros nos ofrezcan su valioso feedback en fases previas.
  3. Diseño en papel: Las aportaciones de los usuarios pueden ser muy importantes si les orientamos bien. Muchas veces estamos convencidos de que nuestro desarrollo va a ser un éxito porque tenemos datos del mercado pero ¿por qué no involucrar a usuarios interesados en esta etapa? Con ello estamos haciendo un verdadero test de mercado previo que nos permitirá ahorrar muchos costes.
  4. Vídeo explicativo: Una vez que tenemos todo preparado, nada mejor que pedir ayuda a la pequeña comunidad que estamos creando para que expandan nuestro mensaje. El apoyo de contenidos compartibles como pequeñas píldoras en vídeo junto a la sensación de exclusividad que podemos lanzarles puede ser de gran ayuda en la viralización del proyecto.
  5. Crowdsourcing: Y ya puestos, es probable que necesitemos capital para poder desarrollar al menos un prototipo de nuestro producto. Para ello, podemos optar por una campaña de crowdsourcing en la que el email marketing sea un eje central sobre el que construir nuestra propuesta.
  6. Prototipo: Una vez realizado el prototipo llega el momento de probarlo en el mercado. Nuestros early adopters están ahí esperando ver el producto en el que han participado de alguna manera. Y se lo debemos comunicar pero sin olvidarnos que sus aportaciones pueden hacer que este prototipo no sea ese producto mínimo comercializable que estamos buscando. Debemos seguir escuchando a nuestros usuarios, la voz de nuestro mercado.
  7. Landing page: Una vez que ya tengamos una versión parcial del producto que se pueda comercializar, lo ideal es generar una landing page en la que explicarlo al mismo tiempo que podemos incluir un nuevo formulario para captar nuevos usuarios en la nueva fase.

Enfocarse utilizando el email marketing en los usuarios más proclives a adoptar nuestro producto para crear un diálogo continuo con nuestros early adopters es una garantía de que, al menos, el producto llegará adaptado a las necesidades del mercado. Y, además, teniendo en cuenta que este perfil de usuario suelen ser personas influyentes en su entorno, tendremos en nuestras filas prescriptores de valor que nos pueden hacer más fácil el tránsito hacia el mercado principal donde contrastar definitivamente nuestra propuesta de valor.

mdirector_585

Sobre el autor: MDirector es la Plataforma de E-Marketing del Grupo Antevenio con la que empresas de todos los tamaños y sectores pueden gestionar sus campañas de Email, SMS y Social Marketing de forma profesional y sencilla.