El esfuerzo y el crecimiento profesional

esfuerzoReconozco que este es un artículo que puede resultar un tanto extraño pero dada la crisis, el paro, la huelga y demás noticias de actualidad, no puedo impedir a mi mente mirar hacia atrás y preguntarme cuándo y por qué decidí trabajar por mi cuenta, y qué hice hasta conseguirlo. Prometo que el próximo será de negocios o tecnología.

Este mes se han celebrado numerosos días del emprendedor en toda España aportando todo tipo de información para el que quisiera emprender. Nadie puede decir que no tiene información suficiente para lanzarse, ahora sólo queda evaluar las capacidades e ilusión de cada uno. Conozco algunas personas que emprendieron como freelances ofreciendo servicios de internet en tiempos de la burbuja y que en cuanto ésta se desinfló tuvieron claro que no era lo que querían, y que prefieren un sueldo con un horario más o menos estables.

Tal vez todos deberíamos probar los dos lados del trabajo y decidir cuál es el que se ajusta más a nuestro perfil. Probablemente esto haría que las empresas trataran mejor a sus empleados (las que no los tratan bien, que la empresa no es mala por definición), o tal vez empujaran a sus empleados a montarse por su cuenta para recibir sus servicios como outsorcing.

Lo que está claro es que el esfuerzo es necesario en el trabajo, y los que llegan a «jefe» en una empresa o por su cuenta es porque han realizado un esfuerzo. Y este esfuerzo no se reconoce en este soleado país, donde lo que prima es intentar trabajar lo menos posible, como si el trabajo fuera un beneficio para otro y no para uno mismo.

Cuando leo que el 18% de los españoles verán el mundial en sus puestos de trabajo pienso que tal vez deberían sustituir su posición por otros tantos que están sin trabajo a ver qué les parece. Así que entre el malestar general por la crisis, las huelgas y el mundial la productividad del español va a seguir bajando, y luego nos quejaremos de que «alguien» no ha hecho bien las cosas, pero ¿las has hecho bien tú?

Algún día contaré cuál fue mi primer trabajo remunerado, aunque sea como anécdota, pero para mostrar que el esfuerzo es necesario si se quiere progresar profesionalemente. Y yo no soy ningún ejemplo a seguir, yo soy uno del montón cuyo entorno se lo ha puesto fácil, pero lo tengas fácil o difícil, esfuérzate y crecerás profesionalmente.

Y para focalizar el esfuerzo en aquellas cosas que más necesitamos sugiero que de vez en cuando os planteeis un DAFO personal (en lo profesional). Aclara las ideas de lo que tenemos y de lo que debemos mejorar.

Una respuesta a “El esfuerzo y el crecimiento profesional”

  1. Es una cuestión de demora de la gratificación, la gente lo quiere, todo y ahora y si puede ser sin esfuerzo mejor. Luego pasa lo que pasa…

Los comentarios están cerrados.