Dropshipping, la forma de entrar en el duro mercado online | Loogic Startups

Poner en marcha una tienda online es fácil, muy fácil; vender online no es nada fácil, es complicado, muy complicado. Esta debería ser la primera frase que hay que tener en cuenta cuando nos embarcamos en un proyecto de comercio electrónico, sea vendiendo directamente o mediante el sistema de dropshipping. Después yo enseguida añadiría que tener una tienda online es apasionante, y cuando conseguimos tener éxito, de los negocios más gratificantes.

La clave del comercio electrónico no es la tecnología, como muchos erróneamente piensan. He visto innumerables proyectos de tiendas online con o sin dropshipping que se afanan en disponer de la mejor tecnología con todo un catálogo de funcionalidades que al final no les sirven para nada porque no venden.

El comercio electrónico es un negocio, y como tal, lo primero en cualquier negocio es vender. Si tenemos claro ese objetivo, las probabilidades de éxito aumentan exponencialmente. ¿Pero cuál es la clave para vender? Mi respuesta es que la clave para vender son las personas, la atención al cliente, pensar en tu tienda online como si fueras un cliente recién llegado: ¿qué espera, qué necesita, qué le puedo ofrecer a ese visitante para convertirlo en cliente?

Una de las formas de comenzar en el sector del comercio electrónico es el dropshipping, sistema por el cual no disponemos en stock de los productos que vendermos, sino que somos intermediarios entre el cliente y el proveedor que dispone del stock, y es quien se encarga de realizar los envíos a los clientes en nuestro nombre. Para tener en cuenta todo lo importante al respecto te recomiendo el manual de dropshipping que ha elaborado el servicio de creación de tiendas online Shopify.

El dropshipping tiene la ventaja incontestable de que no necesitamos hacer inversión en la compra de stock, pero a cambio debemos tener en cuenta que hay que reforzar el trabajo en los siguientes puntos:

  • Actualización del catálogo de productos para asegurarnos de que el proveedor tiene stock de todo lo que tenemos a la venta en dropshipping.
  • Personalización del catálogo para diferenciarlo de otras tiendas online que también utilizan el sistema de dropshipping con el mismo proveedor.
  • Comunicación con el cliente para informarle con precisión del proceso de compra y entrega de los productos.
  • Soporte al cliente en caso de incidencias, que incluye una atención especial y activa a la comunicación con el proveedor para poder solucionar las incidencias de forma rápida y satisfactoria para el cliente.

Uno de los frenos más importantes a la hora de poner en marcha una tienda online mediante el sistema de dropshipping es encontrar un proveedor adecuado. Para resolver este inconveniente lo mejor es seguir los consejos que nos ofrece la guía anteriormente mencionada sobre cómo encontrar proveedores de dropshipping. Puedo repetirme yo por aquí, pero ese es uno de los capítulos que más me gustan de la guía y por lo que he querido compartirlo.

Ahora sólo te queda trabajar duro y con ilusión. Felices ventas.