Dopplr y la arquitectura distribuida

Por Javier Hernández de Nestoria.

Este Martes tuve la suerte de asistir a la fiesta Where Next? que organizaron los chicos de Dopplr en Londres junto a la revista Monocle. Fue una excelente oportunidad para conocer de cerca las impresiones de todo el equipo de Dopplr acerca del presente y futuro de la compañía, con oficinas en Londres (Desarrollo) y Helsinki (Negocio).

Comenzó Lisa Sounio, CEO de Dopplr, hablando del potencial que tiene la nueva ronda de inversión para el crecimiento que proyectan. Junto a la propia revista Monocle se unen personas clave del mundo de la tecnología. Insistió en el interés de todo su equipo por ofrecer un servicio para viajeros frecuentes en el que el sistema ofrezca no solo información sino una plataforma que, de forma inteligente, nos ofrezca servicios de valor añadido para hacer de un viaje una mejor experiencia. Martín Varsavsky, también inversor, explicó en una divertida charla los diferentes tipos de pasajeros que te puedes encontrar en un avión y el por qué de la importancia que para él tiene Dopplr . Dentro de esos servicios añadidos, comentó que lo más agradable de un viaje es poder realizarlo con un amigo, algo que Dopplr le ofrece al conocer en cada momento si coincide con alguno de ellos.

Por ultimo hablaron Matt Biddulph y Matt Jones, CTO y responsable del diseño de la web. Ambos hablaron de su ultimo proyecto y el por qué del hecho de buscar explicaciones de lugares como Black Rock City o Mandelieu, en Francia.  Analizando su algoritmo, detectaron actividad extraordinariamente alta en lugares donde el resto de año se mantiene razonablemente baja o nula. ¿Qué ocurría? En Mandelieu, se van a definir las bases futuras de la World Wide Web (W3C) por un pequeño grupo de expertos que se reunen allí y Black Rock City es una ciudad del estado de Nevada (EE.UU) que en realidad no existe. Se crea sólo durante una semana de Agosto para el Burning Man un evento, según ellos, dificil de explicar.

Después de la charla, llegó el lunch donde resulta bastante enriquecedor coincidir con Marko Attishari, ex Nokia y ahora pro Blyk, operador móvil para jóvenes de entre 16 y 24 años que ya opera en UK y que en breve apunta a España. Modelo de negocio super interesante y con el que dicen superar en más de un 20% los ratios de conversion de campañas de marketing tradicional u online. Casi nada. Pasaba por allí también Todd Wood que nos ilustró con su flamante BlackBerry Bold la inoperancia de los pulgares y el por qué de centrar es base a ellos (sí, a los pulgares) primero el diseño del teclado QWERTY y luego la ruedita central.

Luego puse mi granito de arena y les expliqué a los Matts de Dopplr que me gusta que mis amigos sepán dónde voy o estoy pero no tanto que cierta gente con la no me puedo sentir tan cómodo sepa dónde estoy en cada momento. Es esa cuestión, el diferencial social y de negocio, dónde puede residir una de sus claves. ¿Quizás exista en el futuro la posibilidad de ocultar ciertos viajes y solo guardarlos para tener un tracking de tu propia agenda?

En cualquier caso, todas estas reflexiones son muy interesantes. El hecho de la irrupción de sites como Dopplr refrendan el interés por un mundo virtual. Pero no nos confundamos, es un mundo virtual cada vez más enfocado a darnos una clara utilidad en la vida real. Vemos cada vez más aplicaciones para el mundo real que giran en torno a un eje común. La localización. Ejemplos como Dopplr o Nestoria son claros sintomas de que los usuarios nos demandan ejemplos útiles que mejoren nuestro modo de vida. Google Maps ofrece sus mapas, Dopplr los viajes, Nestoria propiedades, Geonames lugares o Ipoki tu situación.Todo de manera gratuita. Servicios que no se serían posibles (o costarían una fortuna) si no fuera porque por la arquitectura distribuida. Información libre y disponible que mejora todo estos productos.

Es cierto que la apertura y distribución de dicha arquitectura (famosas APIs) tiene muchísimos beneficios y que el Open Source ha hecho de Internet un lugar más completo pero tambíen vemos que la privacidad adquiere una notoriedad que deberá ser tomada en cuenta a largo plazo y que generará interesantes debates en el futuro ya que no hay soluciones claras al respecto.

Y por último y hablando de sexos, nos comentaron que no hay un patron de viaje que diferencie a los hombres y mujeres. Viajamos todos por igual. Supongo que un vuelo transatlantico lo cogemos todos con la misma ‘alegría’.

Los comentarios están cerrados.