Digitalización y uso de la tecnología | Loogic Startups

Tengo por ahí un vídeo de hace unos años de una charla en la que digo sin pestañear que no siempre se ha de usar la máxima cantidad de tecnología ni la más avanzada, sino al contrario solo la tecnología que nos es útil, porque la tecnología tiene un coste (en varios sentidos) y no debemos despreciarlo.

Esta semana he vuelto a ver en Twitter lo de que “la tecnología es una commodity” (que no es diferencial porque está al alcance de todos y de forma barata) y varias reacciones indicando que no es así.

Y de repente me he dado cuenta de que lo que yo decía sobre el uso de la tecnología significa que para mí no es una commodity. Ahora, trasladando la discusión a la digitalización, el énfasis constante del tema es que si no te digitalizas estás muerto empresarialmente hablando. Ahora bien, ¿la digitalización es lo mismo que tecnología? La pregunta tiene sentido, porque la tecnología como todo nuevo asusta, provoca rechazo (excepto en los early adopters) y es la excusa para las empresas que no se digitalizan: “no sé y es caro”.

Cuenta Futurizable que la digitalización es obligatoria pero dice también que es una actitud, una forma de vida, una forma de pensar que comienza con las personas, no con la tecnología. ¿Entonces en la empresa debemos usar más tecnología en la medida que nos digitalizamos o no? Para responder a esta pregunta vuelvo al principio: sólo si te es de ayuda.

Lo que ocurre es que si digitalizas tu pensamiento empresarial, acabarás por necesitar y por beneficiarte enormemente de la tecnología. Si estás en el camino estas 10 razones para la digitalización te terminarán de dar un empujón. A raíz de ese artículo enlazado he descubierto que una gran empresa de  servicios de auditoria, fiscales y de asesoramiento como KPMG  ha creado una división específica de gestoría y asesoría para pymes, autónomos y startups, y por donde han empezado es por digitalizar los servicios más usados y menos modernos de una empresa: contabilidad, impuestos y nóminas.

La pregunta obligada es ¿es útil para mi empresa un servicio de gestoría online, avanza en mi digitalización o es una herramienta sin más? La respuesta es que si lo que quieres es simplemente hacer la contabilidad o las nóminas, es posible que te apetezca darte un paseo hasta tu actual gestor para airearte con la excusa de levantarte de la silla. Pero si lo que quieres es agilidad, transparencia y análisis de información, autonomía para realizar consultas y toma de decisiones, necesitas este tipo de servicios apoyados en tecnología en tu empresa.

La frase anterior es aplicable a muchas herramientas de gestión para la empresa, de tipo comercial, de viajes, de recursos humanos… y el uso de la tecnología no es diferencial, lo diferencial es porqué la utilizas y qué valor añadido le sacas a su uso, es decir, si tu pensamiento de empresa es digital o no.

 

Te puede interesar: