Desarrollo exprés de aplicaciones para el negocio | Loogic Startups
Seleccionar página

flecha

Me ha costado resumir en el titular el tema de hoy, así que aquí está el largo más explicativo: «desarrollo exprés y low cost de aplicaciones que apoyen un neogocio (no aplicaciones para ser vendidas como negocio)». Para el que todavía tenga dudas, me refiero a tiendas online, aplicaciones de gestión, control de procesos, etc, aquellas aplicaciones que no se van a ofrecer como parte de nuestro negocio (venta o SaaS) sino que nos sirven para vender nuestros productos o servicios o gestionar nuestros procesos de negocio o clientes.

¿Por qué iba yo a querer una tienda online,  CRM a medida o cualquier otra herramienta en tiempo récord y a bajo coste? ¿Es compatible acortar los plazos de desarrollo con acortar el coste del mismo? Pues bien, aunque supongo que la mayoría de vosotros piensa que no es necesario ni recomendable, y que además no se puede, yo creo firmemente en este tipo de desarrollos.

Cuando hablo de montar una tienda online rápidamente en WordPress con un plugin surgen muchos detractores que acusan a esta solución de incompleta, poco profesional o poco útil. Tengo claro que no es para todos, así lo he dicho, pero me dan la razón muchos que han optado por esta vía y están más que satisfechos.

Lo mismo puede ocurrir con cualquier herramienta de gestión del negocio, no necesitamos la mejor ni la más grande, y casi siempre necesitamos algo que no nos aportan las herramientas estandarizadas. La solución es un desarrollo a medida, pero rápido y barato, salvo que seamos una gran empresa a la que nos sobra el dinero, y esto sí se puede hacer.

¿Cómo se puede conseguir un desarrollo rápido y barato adecuado en funcionalidad? Para empezar una vez que tengamos la funcionalidad definida de nuestra aplicación la reduciremos hasta en un 50% quitando lo no importante. Una vez hecho esto tenemos varias opciones que podemos combinar:

  • abrir nuestra mente y pensar que muchas aplicaciones que se diseñaron con un objetivo pueden servir para otro bien distinto de forma aceptable y satisfactoria aunque no sea óptima.
  • utilizar un CMS lo más sencillo posible (en código y gestión) para incorporarle nuestra funcionalidad. (No, ese no, he dicho lo más sencillo posible :)
  • utilizar un plugin funcional de una herramienta para convertirlo en standalone, que funcione sin la herramienta base
  • hacer un desarrollo desde cero que haga muy pocas cosas cubriendo sólo las partes de gestión más pesadas aunque no cubra el proceso completo, y olvidándonos del diseño (es una herramienta de gestión, no un escaparate).

Lo más complicado de todo esto es, si no somos programadores, es encontrar a quien lo haga. ¿Alguien quiere montar una factoría de software low cost?