De iPhones, Androides y negocios de gama alta

iphone_android

El iPhone lleva tanto tiempo con nosotros que es como de la familia. Y ahora los Android (sobre todo los diversos modelos de la marca HTC) todavía generan mucho ruido de novedad pero pronto nos acomodaremos a convivir con ellos también como de la familia.

Pienso que Microsoft debería dar un giro a su Windows Mobile para parecerse en cuanto al uso a los anteriores aunque sospecho que no cambiará con facilidad. Y tengo la sensación de que fabricantes como Nokia que se esfuerza por disponer de sistemas operativos innovadores tenderán a converger en tipología de uso con iPhone y Android. Nokia en realidad siempre ha innovado y es pionera en servicios para el móvil, y probablemente los otros han aprendido de ella. [Nota mental: ¿qué pasará con las nuevas Palm?]

Pero ¿de qué tipo de uso y funcionalidad estoy hablando? Pues de lo que los operadores llaman para nuestra desgracia «gama alta«.

Pero considerar gama alta a la conectividad permantente a internet y a disponer de información (del tipo que sea) cuando y donde quieras, que es lo que hacen los iPhone y los Android me parece avanzar muy despacio.

Es cierto que la gran mayoría de los usuarios no está pensando en disponer de las funcionalidades de estos terminales, ni siquiera saben cuáles son sus funcionalidades, y todos las innovaciones tecnológicas se introducen en el mercado poco a poco, pero que le pregunten a los iphoneros y androianos (o como se diga) si pueden vivir sin ellos.

Creo que los operadores amparándose en el concepto de gama alta, promueven el mantenimiento de esta exclusividad con el único fin de cobrar unas desorbitadas tarifas por el uso de los terminales, sosteniendo artificialmente las barreras de acceso. No aportan servicios nuevos ni de valor añadido, sino que cada vez torpedean más la libertad del usuario camuflando sus acciones de necesidades o peajes por estar dentro del club de la gama alta.

Innovan los fabricantes de terminales y los desarrolladores de aplicaciones para los terminales, pero el control del mercado lo siguen teniendo las operadoras de telecomunicaciones que limitan la universalidad de la innovación.

Estoy siendo muy crítico, que me perdonen los aludidos; el tema importante por el que escribo este artículo es la parte positiva de todo esto. Y es que hay un enorme recorrido para el negocio en el sector, no ya de las grandes empresas involucradas, sino en las pequeñas creadoras de aplicaciones y servicios con un coste bajo o moderado pero un gran valor añadido e innovación de servicio.

Veremos como despuntan empresas cuyo modelo de negocio será desarrollar aplicaciones móviles para estas nuevas generaciones de terminales con conexión permantente, sin contar que algún día como toda empresa debe tener su web en internet, deberán tener su aplicación móvil.

11 respuestas a “De iPhones, Androides y negocios de gama alta”

  1. El tema es que en España «esto» (léase las telecos) funcionan así.

    Actualmente todas (me extiendo a las de cable o adsl) juegan con el desconocimiento y las pocas ganas de reclamar de de los clientes. Y por ende, la legislación actual no ayuda demasiado.

    En este marco tenemos el caldo de cultivo ideal para que aparezcan «chiringuitos» de las telecos que dicen ofrecer tarifas superbaratas a precios de saldo. Algunas funcionan bien, pero lo cierto es que si usas el móvil a diario, lo barato puede salirte muy caro.

    Por supuesto es mi experiencia, he pasado por casi todas las operadoras, y al final las caras son de las que «te puedes fiar más». Eso si, soportando su penosa facturación y sus arrogantes (no todos) teleoperadores en algún lejano país.

    En España además, lo que prima a la hora de decantarse por un operador u otro, es el móvil más chulo. Creo que somos muy pocos los que realmente nos miramos las tarifas, condiciones… Muchísima gente «pasa» de si paga 10 o 20 euros fijos al mes, lo importante es que el móvil sera lo más astronómico posible.

    Saludos y perdón por el tocho.

  2. #6 Manuel: esa es la tercera versión del cacharro (yo tengo la primera, el N700 sin teléfono), una pasada (no sabía que fuera a salir el N900), pero es más grande y pesado. Se acerca más a un ultraminiordenadormultimedia con teléfono :)
    Desde luego Nokia tiene dispositivos que destacan

    #8 marcosrh ningún problema :)

  3. Estoy totalmente de acuerdo con lo que has escrito y me parece una reflexión muy interesante. Si no tienes inconveniente referenciaré este artículo en el resumen semanal de mi blog.

  4. Lo de las operadoras es impresentable.

    Abusos: lo de las tarifas y lo de la permanencia, sin comentarios.

    Engaños: ‘es que estos terminales están siempre conectados a Internet, necesita una tarifa de datos’, mentira, mi Android se conecta a Internet cuando yo quiero, no tengo ninguna tarifa de datos, me conecto cuando quiero por 3G o por WIFI y no tengo la necesidad de estar continuamente conectado a ‘la nube’.

    Poca claridad: No hay más que echar un vistazo a las tarifas de las operadoras principales, una locura.

    Servicios, cero: Que bonito seria una compañía que fidelizara a los clientes a base de buenos servicios, rebaja en las facturas, etc. y no a base de ofrecer un terminal y punto.

    En fin, un rollo, después de mucho mirar, me pille un HTC con android, lo liberé y ahora estoy con simyo, que por lo menos tengo la tarifa clara, ya veremos cuando tenga que llamar por algún motivo, cruzo los dedos para que no me haga falta.

    Perdón por el ladrillo.

  5. #3 Leo, tarifas de datos asequibles a velocidad de caracol tras un consumo irrisorio y tarifas de voz que si hablas más de 10 minutos diarios te funden…

    Luego está la parte en la que el operador no me ha permitido adquirir un iPhone y comprar un HTC Magic me ha costado 3 intentos y que me engañen (o mal informen según se mire) con las tarifas (hasta final de mes no sabré lo que pago, no han sido capaces de explicarme correctamente la tarifa que me han puesto). Esto tampoco facilita las cosas.

    Pero bueno, me quedo con la parte positiva del desarrollo de negocio sobre esos móviles.

  6. No se si me estoy perdiendo algún detalle, pero creo que hay operadores con tarifas planas muy interesantes y acordes con la utilización efectiva de terminales como los que citas. Claro que hay que mejorar, pero las infraestructuras no se contruyen solas, no se mantienen solas y la explotación de las redes requiere de un esfuerzo y saber hacer nada triviales.

  7. En el caso de Windows creo que llevan cometiendo un grave error al intentar trasladar un sistema operativo para PC a un terminal móvil. Lo que yo usé en su día era lento y poco fiable. Creo que tienen mucho trabajo por delante.

    Nosotros estamos en ese grupo de desarrolladores de aplicaciones para iPhone, y cada vez que un cliente plantea la posibilidad de hacer algo para Windows Mobile le hacemos desistir de ello con un No rotundo.

    No sé si en el futuro Windows hará algo interesante, ahora mismo es el presente, y lo que debemos hacer los desarrolladores es aprovechar el potencial de Apple, 65.000 aplicaciones, y más de 2.000 millones de descargas.