Cuánto cuestan las campañas de email marketing?

emailLa respuesta es muy rápida y sencilla: si las haces de cualquier manera no cuestan nada, pero tampoco esperes grandes beneficios.

¿Eso significa que hay que gastarse dinero en una campaña de email marketing? No necesariamente, pero sí tendrás que invertir recursos humanos en crear tus campañas empezando con una estrategia clara y unos objetivos concretos.

Si estás pensando que las campañas de email marketing no son para ti, vuélvelo a pensar porque es una herramienta que no sólo los ecommerce están utilizando con éxito, sino también todo tipo de empresas de servicios.

Estos son mis pasos para la planificación de una campaña de email marketing, de manera resumida (cada punto daría para un artículo entero):

  • Definición de objetivos: podemos querer cosas muy diferentes de nuestra campaña, convertir suscriptores en clientes, fidelizar clientes consiguiendo repeticiones de compra, hacer una encuesta, promocionar un producto o servicio de terceros, etc.
  • Estrategia: el spam existe porque funciona, pero si no quieres estropear tu marca mejor que procures evitar cualquier consideración de spam. Esto significa que tu estrategia debe ser convencer por méritos propios, invitar a la acción, siempre en línea con el motivo por el que ese usuario se apuntó a tu newsletter. Piensa lo que vas a contar a tu usuario, por qué y cuándo.
  • Captación: si todavía no tienes una base de contactos amplio tu estrategia tendrá que empezar por aquí. Qué vas a dar a los usuarios a cambio de apuntarse (una guía gratuita, una prueba de producto o servicio, etc.) o que les vas a prometer. Y por supuesto tendrás que cumplir.
  • Imagen: no vale cualquier correo, tómate tu tiempo en elegir una plantilla que te guste y se adapte al contenido de tu campaña. Todos los servicios de email marketing disponen de buenas plantillas para elegir.
  • Contenido: el asunto es importante. Si dispones del nombre de pila del destinatario, es mejor usarlo. Utiliza tu marca para identificar el correo, evita las palabras típicas del spam como «oferta, descuento, has ganado» y cosas así. Y el contenido del correo piensa que debe aportar algo al usuario. Aunque hoy no pinche en ningún enlace o no compre, mañana puede hacerlo si le ha gustado lo que ha visto. De todas formas deberás hacer pruebas cambiando estos parámetros para saber qué es lo que mejor te funciona a ti.
  • Envíos (y pruebas): cambia el tipo de asunto de los mensajes, la estructura, el contenido, el tono, etc. Pero no lo hagas todo a la vez o no podrás saber a qué cambio se deben las diferencias de resultados si es que las hay. Algunos servicios de email marketing permiten hacer tests A/B que son útiles cuando tienes un volumen muy alto de suscriptores. Pero siempre puedes comparar cambiando cosas en cada envío.
  • Medición: si no mides no podrás mejorar, tanto si has obtenido buenos resultados como si no. Acuérdate de medir bien y comparar resultados entre envíos para poder mejorar la eficacia con cada campaña de email markering.

El precio del servicio como comentaba antes es lo mejor, para empezar no tienes que gastar dinero. Por ejemplo con MDirector tienes 5.000 envíos al mes sin coste.

Imagen cortesía de Freedigitalphotos.net