Criterios de elección de medios de pago para comercio online

Carro tienda online dineroLo más importante de tu tienda online es vender, así que necesitas cobrar de forma rápida y cómoda para el usuario. Por tanto, la elección de los medios de pago en tu comercio electrónico no es algo secundario y tienes que pensar qué es lo mejor para tu cliente, no para ti.

Si vas a vender en Europa te interesa consultar este artículo sobre medios de pago imprescindibles en Europa, ya que las costumbres por países y las opciones de pago en determinados países son muy locales y si queremos vender tenemos que adaptarnos al cliente.

La decisión de añadir un medio de pago a nuestra tienda tiene que estar conducida por algunos criterios prácticos como por ejemplo:

  • si complica la operativa cotidiana de gestión de tu ecommerce
  • supone un coste fijo aunque no se utilice
  • generar confusión o confianza en un cliente
  • qué recursos/esfuerzo supone implementarlo en tu tienda
  • qué porcentaje de clientes potenciales lo utiliza

Pero empecemos por lo más básico.

Los primeros medios de pago que tenemos que evaluar para nuestra tienda

  • Contra reembolso: el tradicional contra reembolso, la mayoría de las empresas de transporte lo gestionan. Debemos tener en cuenta el coste añadido (que podemos cobrarle al cliente o no), y las posibilidades de rechazo o no entrega del pedido, con los gastos que eso nos supone por el trabajo de la empresa de transporte. En general la mayoría de las tiendas online tiene bastante sentido ofrecerlo.
  • Paypal: el conocido servicio de cobros y pagos que nos permite cobrar mediante cuentas de la propia Paypal y mediante tarjetas bancarias. Fácil de implementar y muy utilizado por los compradores.
  • Tarjetas bancarias: en España no puedes prescindir de cobrar con tarjetas bancarias de crédito o de débito. Si te resulta complicado utilizar el TPVV (terminal de punto de venta virtual) de una entidad bancaria, (por los trámites que suelen tener o la integración técnica), siempre puedes echar mano del servicio de Paypal o de una empresa de las muchas que ofrecen pasarelas de pago para distintos sistemas incluidas las tarjetas bancarias.
  • Transferencia bancaria: aunque a algunos les resulta un poco incómodo por tener que comprobar la entrada del dinero de las transferencias, hay muchos clientes que prefieren este sistema. También tiene sus ventajas como que te ahorras las comisiones de las pasarelas de pago o que no hay posibilidad de sufrir una estafa, desde el punto de vista de la tienda, por devolución del importe cobrado.

Según el modelo de negocio es posible que necesitemos otras formas de cobrar al cliente como en el caso de venta por suscripción:

  • domiciliación bancaria: la normativa europea nos obliga a disponer del consentimiento por escrito y firmado por parte del cliente, pero pasado este trámite es bastante cómodo y las comisiones normalmente reducias.
  • pagos recurrentes contra la tarjeta bancaria: este sistema de cobro lo ofrecen pocos bancos y pasarelas de pago, pero cada vez más y si nuestro negocio es de suscripción merece la pena que lo implementemos para nuestro comercio electrónico.

Además de todo esto, tenemos que considerar si queremos vender a través de dispositivos móviles. Si nos esforzamos por tener la tienda online adaptada a dispositivos móviles, smartphones y tabletas, conviene que pongamos el mismo esfuerzo en las pasarelas de pago para que sean fáciles de usar en estos dispositivos.