Aquí la explicación del cambio de marca de Bankimia a Credimarket | Loogic Startups

Recientemente la empresa Bankimia, de la que hemos hablado en muchas ocasiones en Loogic, ha decidido cambiar de marca y pasar a llamarse Credimarket. Para conocer bien este proceso, que seguro tiene en mente más de un emprendedor, os recomendamos la siguiente entrevista que hemos realizado a su CEO Francisco García Peñalver.

¿Por qué habéis decidido tomar una decisión tan arriesgada como el cambio de marca?

Porque consideramos que era el momento idóneo por varios motivos. Uno de los más destacados es que habíamos planeado realizar, los próximos años, una importante inversión en ‘branding’, algo que nos llevó a hacer una profunda reflexión sobre nuestro antiguo nombre.

El hecho de que nuestra anterior denominación guardase ciertas similitudes con los nombres de algunas empresas bancarias y financieras pesó mucho en la decisión del cambio. Por una parte, porque podía provocar un efecto adverso en los consumidores, que nos podían confundir con un banco y no lo somos. Por otra, la posibilidad de que estas mismas similitudes nos supusieran, a la larga, algún tipo de problema con los entes reguladores del sector.

Así que empezamos a reflexionar al respecto y a analizar diferentes opciones hasta quedarnos con CrediMarket, que es la que explica mejor lo que hacemos: juntar en un único sitio información sobre los productos de financiación que comercializan bancos y entidades en España, de una forma sencilla y clara, evitando tecnicismos.

Un espacio desde el cual ayudamos a las personas a localizar, comparar y contratar préstamos, hipotecas y tarjetas, en función de sus necesidades y su perfil. Además, es un nombre que, si en algún momento, optamos por la internacionalización, es entendible y asimilable en distintos idiomas.

¿Qué es lo más difícil que estáis teniendo que hacer para este proceso de cambio de marca?

La elección del nuevo nombre y el diseño de la nueva web han sido probablemente dos de los aspectos que nos han llevado una mayor inversión de tiempo y esfuerzo.

¿Puedes contarnos los riesgos que habéis evaluado en relación con esta decisión?

Principalmente, una posible pérdida de negocio. Pero finalmente, no ha sido tal, casi no lo hemos notado. Las herramientas de las que dispone Internet para redireccionar con el cambio de nombre han hecho que sea relativamente sencillo, han suavizado cualquier posible impacto. Además, también ha quedado mitigado debido a que la mayor parte de nuestro tráfico es comprado, por lo que la pérdida ha sido mucho menor de la que se podría esperar.

¿Cuál ha sido la mayor dificultad a la que te has tenido que enfrentar como emprendedor?

Probablemente, la soledad de los primeros tiempos. Batallar por una idea que crees que, de hacerse realidad, puede funcionar y puede hacerlo bien. Después, ya con el negocio creado, los dos o tres primeros años. Recuerdo como muy complicadas las dificultades por las que pasamos hasta que dimos con la tecla adecuada. Todo, además, en un contexto de crisis económica y con un cierre del grifo del crédito por parte de los bancos y cajas, algo que afectaba directamente nuestro ámbito de negocio y endurecía todavía más los inicios.

¿En qué va a cambiar Bankimia ahora que se va a llamar Credimarket?

Básicamente, vamos a hacer una inversión importante en marca y vamos a focalizar el negocio en los productos de financiación (préstamos, hipotecas y tarjetas), sector en el que somos expertos, en el que acumulamos alrededor de 10 años de experiencia. Pero nuestra esencia va a ser la misma: vamos a seguir trabajando duro para poder ofrecer a las personas que confían en nosotros el mejor servicio posible.

¿Puedes darnos datos actuales sobre la empresa?

CrediMarket lo formamos 190 personas. En 2016 facturamos más de 8 millones de euros, en beneficio. Desde 2014 somo líderes en generación de ‘leads’ en hipotecas, préstamos y tarjetas del mercado español. En 2016 atendimos cerca de 700.000 solicitudes, de préstamos e hipotecas.

¿En qué consisten vuestros planes de futuro?

A medio plazo, seguir con la inversión en ‘branding’ y con el desarrollo de tecnologías del negocio para facilitar a las personas la localización de productos de financiación adecuados a sus perfiles y necesidades. Más allá, estoy empezando a reflexionar la posibilidad de expandir nuestro negocio a otros países, internacionalizarlo. Pero es una idea incipiente.

Te puede interesar:

  • Luis Gosálbez anuncia el cierre de e-contratos Luis Gosálbez me avisa de la disolución de su empresa e-contratos, un servicio de facturación electrónica del que hablamos a principios de año y que ha atravesado por distintos […]
  • Dedícate a lo que mejor sabes hacerDedícate a lo que mejor sabes hacer Una reflexión para empezar la semana. Hace unos días saltó la noticia de que Wenceslao Casares había logrado para su nuevo proyecto empresarial una nueva inversión de 20 millones de […]
  • Han estado especulando los inversores de internet?Han estado especulando los inversores de internet? De quién era el dinero que ha invertido el capital riesgo en los últimos años en empresas de Internet? si era suyo bien, pero si era de los bancos, vamos listos. El dinero ni se crea ni se […]
  • Titanlux TV y los videoblogs corporativosTitanlux TV y los videoblogs corporativos Estamos ya muy acostumbrados a los blogs temáticos corporativos promovidos o patrocinados en exclusiva por una empresa o marca, en muchos casos blogs enfocados a una temática concreta […]