Scytl, tecnología para unas elecciones con voto electrónico
Seleccionar página

Los sistemas de voto electrónico existen desde hace mucho tiempo. Sin embargo, plantean una serie de incertidumbres importantes en relación a la privacidad y anonimato. Scytl es una de las pocas empresas en España que ofrece un sistema de voto electrónico con todas las garantías de seguridad, confidencialidad y voto anónimo.

La seguridad y anonimato de los votos por vía electrónica se pueden garantizar. La duda que podría existir siempre es la posibilidad de coacción o la venta de votos, del mismo modo en que puede suceder en el sistema de votación tradicional con papel. La diferencia es que con el voto por internet existen mecanismos como la votación múltiple donde solamente el último voto emitido es válido, permitiendo votar de nuevo en caso de coacción. Personalmente no creo que eso sea un problema real, y probablemente el ciudadano de a pie tampoco lo considera un inconveniente.

De hecho, el voto electrónico por internet se utiliza más de lo que podamos creer, para elecciones en todo tipo de entidades, desde asociaciones y colectivos privados como partidos políticos, hasta en ayuntamientos para decidir sobre propuestas o distribución de una parte del gasto de los mismos.

La realidad es que el voto electrónico por internet está ampliamente extendido y ofrece todas las garantías necesarias de unas elecciones justas y democráticas. Esta tecnología se utiliza con éxito en países como Canadá, Francia, Suiza y Australia, entre otros.

El sistema de voto por internet se puede incorporar como canal de votación complementario al voto en papel y al voto por correo postal. El voto electrónico no produce ninguna duplicidad de votos con el voto presencial gracias a mecanismos de aviso. Cuando se emite el voto por vía electrónica, garantizando que el votante ya no aparezca en la lista de votantes que podrán votar presencialmente en los colegios electorales.

En cualquier caso, cuando pensamos en voto electrónico, enseguida pensamos en unas elecciones generales como las que acabamos de pasar, o las elecciones autonómicas o municipales. Son algo serio, y regular el voto electrónico para estas elecciones es un tema bastante delicado.

Existen multitud de ocasiones en las que se utiliza el voto electrónico online con unos resultados de total confianza y satisfacción. Hablamos de los procesos de participación ciudadana en muchas ciudades donde utilizan el sistema de voto online en plataformas de consulta ciudadana para permitir la participación en la toma de decisiones.

A nivel corporativo, asociaciones y colectivos de todo tipo han utilizado también el sistema de voto electrónico, aumentando enormemente la participación de sus miembros.

Todos los que pertenecemos a algún tipo de colectivo numeroso con derecho a voto de forma periódica deberíamos concienciarnos de los beneficios del voto online, la reducción de costes y la trazabilidad (transparencia) del proceso, que además genera una mayor confianza en las instituciones. Todavía recuerdo cuando me tocó de secretario en las elecciones de mi colegio profesional y cometí un error en la transcripción de los votos sobre el papel oficial. Con un voto electrónico no hay opción a ningún tipo de incidencia en el recuento, con la tranquilidad que esto supone para todas las partes.

Son numerosas las ventajas del voto online:

  • Comodidad de no desplazarse.
  • Accesibilidad: A todo el que tenga dificultades de movimiento le resulta más fácil votar desde casa.
  • Reduce los votos inválidos, porque las opciones que darían lugar a un voto nulo prácticamente desaparecen gracias al uso de la tecnología.
  • Reducción de costes de organización de las elecciones: El ahorro en personal y materiales es enorme. La estimación de ahorro económico está entorno al 50%.
  • Auditabilidad: el sistema permite proporciona los resultados de las elecciones de forma muy rápida, y permite una auditoría completa de todo el proceso para comprobar la fiabilidad completa de los votos emitidos y garantizar que no exista ningún error.